Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 1 2005 Internacional 33 Luis Gómez- Guillamón JEFE DEL CONTINGENTE AÉREO ESPAÑOL DESPLEGADO EN INDONESIA LA SEMANA INTERNACIONAL El Ejército, para ayudar siempre está dispuesto TEXTO LAURA L. LÓPEZ. ENVIADA ESPECIAL RETRATO DEL SUICIDA ADOLESCENTE La paz entre palestinos e israelíes está tan lejos como siempre. Los unos parecen no desearla. Los otros, no saben lograrla. Muchos jóvenes van a optar por el terrorismo SEBASTIÁN BASCO PEKANBARU (INDONESIA) Piloto de F- 18 y destinado en la Jefatura de Movilidad Aérea de Zaragoza, el teniente coronel Luis Gómez- Guillamón manda el contingente español en Indonesia, que está a punto de empezar su misión en la operación de ayuda humanitaria más grande de la historia reciente. Las ganas son muchas- -dice- -y de haber podido, habrían despegado los aviones ya. -El contingente español ha ido a parar a más de 800 kilómetros de Banda Aceh, ¿no es demasiado? -En la Fuerza Aérea tenemos la capacidad de movernos a cualquier sitio, de actuar desde lejos de la zona afectada. Ahora mismo tenemos capacidad para transportar entre 3.000 y 4.000 kilos de carga en cada vuelo a cualquier punto de Sumatra, y disponemos de tres aviones con los podemos hacer seis salidas diarias. Además, Pekanbaru tiene una situación muy cómoda para volar a Banda Aceh y a Medan, así como a las islas Níes o Sibolva. ¿En qué va a consistir el trabajo? -Normalmente saldremos de Pekanbaru con ayuda humanitaria para trasladarla a otras bases. El avión va a ir con la tripulación completa y personal del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA) porque existe el inconveniente de que en algunos aeropuertos hay que cargar y descargar a mano, porque no hay cuñas ni transferidores de carga. Puede que alguna vez salgamos de vacío de aquí para liberar carga de Medan, que hay mucha, y llevarla a otro sitio. ¿Cuenta con personal suficiente para mantener ese ritmo alto de actividad? -Cada avión viene con doble tripulación para que no haya problemas por largos periodos de actividad. Es decir, si un avión viene de una misión muy larga, tenemos otra tripulación para la siguiente, de forma que el avión pueda tener una actividad continua. ¿Cómo se siente el Ejército haciendo un trabajo propio de una ONG en una zona de catástrofe? -No importa. El Ejército, para ayudar siempre está dispuesto. Yo me encuentro contento y Bono entrega al teniente coronel Guillamón, el pasado lunes en Getafe, la bandera que acompaña al contingente en Indonesia con ganas, pregunte por ahí, y verá como el resto del contingente también está deseando empezar. Hoy (por ayer) y el domingo, prepararemos el destacamento y empezará la revisión de aviones y comunicaciones porque la base de Pekanbaru está fuera de servicio los fines de semana. Pero por ellos, si hubieran podido salir hoy, hubieran salido ya. -Yakarta ya ha dicho que sólo permitirá a las tropas extranjeras estar en Indonesia hasta marzo. ¿Están encontrando algún tipo de rechazo desde su llegada a la isla? -Al revés, se han volcado con nosotros. Las autoridades aéreas nos dan todas las facilidades, todo lo que pedimos. En cuanto a la población, hemos tenido poca oportunidad de relacionarnos todavía, pero en todo caso sólo hemos encontrado agradecimiento y amabilidad. EFE No tengo alerta de amenazas. Vamos a actuar de una base aérea a otra, que están aseguradas, y no correremos riesgos -En Aceh se han restringido todos movimientos de extranjeros por motivos de seguridad, ¿tienen recomendación de tomar alguna precaución? -No tengo ninguna alerta de amenaza. Además, nosotros vamos a actuar de una base aérea a otra, que están aseguradas, y por tanto no vamos a correr ningún riesgo. -En febrero llega el Galicia con 250 militares más, ¿su misión va a ser distinta o se van a complementar? -El buque viene con ingenieros para la reconstrucción y con un hospital para el contingente y de ayuda la población. Traerá dos helicópteros, con lo que estaremos enlazados a través del aeropuerto de Sibolva, que está a mitad de camino, para cualquier carga o persona que tengamos que recoger. ¿Cómo van a organizar el día a día? -Habrá que madrugar, a las 7 de la mañana estaremos todos en la base, y los aviones realizarán una o dos salidas diarias en función de la carga a transportar. Se operará normalmente con luz de día. El personal que no esté en vuelo se ocupará de tareas de mantenimiento y de preparación de la carga, y a descansar para empezar de nuevo. ivo en el campo de refugiados de Baqa a, muy cerca de Amman. A unos 20 kilómetros. Es el más poblado del mundo fuera de Palestina. Somos más de 150.000, pero la mitad no estamos registrados. Bueno, mi familia y yo, sí. Tengo dieciséis años y he nacido aquí, en Jordania. Somos cinco hermanos. Yo soy el pequeño. Mis padres huyeron de Jerusalén en 1967, en mitad de aquella guerra tan corta. Los padres de mi padre habían huido de la ciudad de Gaza en 1949. También había guerra entonces. Los padres de mi madre huyeron de Jaffa el mismo año, creo. Siempre estamos en guerra con los judíos. Siempre estamos huyendo. Arreglo motos, o cocinas, o grifos, pero no me pagan gran cosa. No he ido mucho a la escuela. No me gusta. Pero sé leer muy bien y estoy aprendiendo el Corán de memoria, también la tradición y los dichos del Profeta. Me enseña un buen maestro, muy piadoso. De todas formas, no seré un hombre docto. Ni siquiera seré un hombre. Voy a morir joven, ¿sabes? Me marcharé a Palestina. Voy a volver. Muy pronto. Quiero ser un mártir. Quiero morir matando a veinte judíos. Cuando Alá me vea llegar a su presencia seré digno a sus ojos. Su morada está llena de luz. Nada ni nadie hay más grande que Él. Nada mejor que dar la vida por mi país. Por Palestina. Nos necesita. A todos, si hace falta. No podemos combatir a los judíos con las manos desnudas. No tenemos tanques, ni aviones, ni ejército... pero si cada uno de nosotros mata a diez, o a tres, o a un solo judío, ya no hará falta arrojarlos al mar y se los podrán comer los perros, porque somos más que ellos. Y hay dinamita para todos. Balas para todos. No creo en Arafat. En ningún político. Occidente está lleno de políticos y ninguno hace nada por nosotros. Todos son amigos de Israel. Todos están de su lado. El mundo árabe está lleno de políticos. Qué más da. Es igual. Nadie mueve un dedo. Palestina también está llena de políticos y ninguno de ellos hace nada por Palestina. Mendigan comida y ayuda médica por Europa. Pero no hacen nada por Palestina. Con ellos, nunca existirá. Sólo en nuestros sueños. Tenemos una bandera que ondea en la municipalidad de Baqa a. Tenemos un himno y ellos lo cantan. Pero no tenemos un Estado. Los políticos no nos lo van a dar. Ni los de hoy ni los de mañana. Simplemente hablan y seguirán así. Sólo el combate. Los combatientes daremos un Estado a los palestinos. Nuestra sangre lo hará brotar. Será muy fácil. Algunos de mis compañeros se han marchado ya. Conozco gente allí. Los hermanos se reconocen siempre. Haces el juramento con ellos. Lo graban siempre en un vídeo. Mi padre estaría orgulloso si aún viviera. Pero murió. Te dan la dinamita y tocas la gloria, tocas el paraíso... en un mercado, en un restaurante, en un autobús. Es igual. Así nos lo contó, más o menos. En Amman. Era febrero de 2003. Estados Unidos estaba a punto de invadir Irak. Era muy joven. Tawfik no tenía cara de terrorista. ¿Qué cara tienen los terroristas? V