Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 16 1 2005 Nacional 17 EL DESAFÍO DEL PLAN IBARRETXE Montilla tranquiliza a Esquerra porque no hay pacto con el PP, sino sólo diálogo Los republicanos esperan esta semana un gesto claro de definición de los socialistas b El número tres de la Generalitat, ERC pide al PSOE que reconduzca una situación que pone en peligro su apoyo parlamentario quien explicó que mientras con el PP hablaremos exclusivamente de los grandes temas del Estado para los que es imprescindible su participación con los republicanos hablaremos de esto pero también de otras cuestiones Por si quedaba alguna duda, el ministro de Industria aseguró que los socialistas mantienen su deseo de pactar buena parte de la agenda del Gobierno con ellos En este contexto, intentó restar importancia a la creación de una comisión bilateral con el PP y negó que tenga por objeto excluir al resto de las fuerzas políticas. Una comisión de todos sería minusvalorar la relación preferente que tenemos con nuestros socios concluyó. El portavoz parlamentario de ERC, Joan Ridao, reclamó al PSOE que reconduzca la situación después de un pacto con el PP que pone en peligro el apoyo de los republicanos al Gobierno. Ridao tachó de injerencia y tutela inaceptable la comisión de seguimiento de las reformas estatutarias, en la que los republicanos ven sombra de la reedición de la nefasta LOAPA Joan Saura, advierte que Cataluña no admitirá tutelas en la reforma del Estatuto y rechaza el acuerdo suscrito por los socialistas IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El ministro de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla, intentó ayer calmar los ánimos de sus socios catalanes, y muy especialmente de Esquerra, asegurando que los republicanos siguen siendo el socio prioritario del Gobierno del PSOE. Montilla afirmó que la creación de una comisión bilateral PP- PSOE no presupone un acuerdo entre ambos partidos sino que empieza el diálogo y se felicitó por el hecho de que los populares hayan cambiado de postura y estén dispuestos a debatir la reforma de la Constitución. Al margen de las declaraciones públicas, el ministro socialista y hombre puente entre ERC y el PSOE multiplicó entre la noche del viernes y la mañana del sábado sus contactos con varios dirigentes de la cúpula republicana, con Josep Lluís Carod- Rovira a la cabeza, para evitar una ruptura definitiva, después de que el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, pactara con el líder del PP, Mariano Rajoy, la creación de una comisión bilateral de seguimiento de las reformas institucionales. En este contexto, la dirección republicana optó ayer por una reacción medida reclamando al PSOE que reconduzca su acuerdo con el PP, a la espera de un gesto claro que opte por el pacto con los populares o con ERC que debería producirse durante la próxima semana, según confirmaron fuentes de Esquerra. Unas expectativas que ayer no se vieron satisfechas por las declaraciones de Zapatero en San Sebastián, en las que los republicanos esperaban atisbar algún signo de rectificación. En juego está tanto el principal apoyo parlamentario del Gobierno como la estabilidad del ejecutivo tripartito en la Generalitat. Críticas de la Generalitat En términos similares se expresó el número tres de la Generalitat y líder de ICV, Joan Saura, responsable en el Gobierno catalán de la reforma estatutaria. Saura advirtió que Cataluña no aceptará ni tutelas ni censuras en la redacción del nuevo Estatuto que provengan de la comisión que crearán PP y PSOE para velar por el modelo de Estado. El consejero del gobierno de Pasqual Maragall advirtió que el acuerdo de los dos partidos estatales no me gusta mucho y recordó que la definición del modelo de Estado no es patrimonio de dos partidos José Montilla durante una rueda de prensa convocada ayer en Barcelona es un freno sino un revulsivo para que los cambios se hagan por consenso argumentó Montilla tras recordar que este partido es imprescindible para sacar adelante las reformas en la Carta Magna propuestas por el PSOE. El lí- EFE der socialista garantizó además a sus aliados parlamentarios que tienen y tendrán información de primera mano para evitar fracturas. Con Esquerra hay y seguirá habiendo una relación preferente aseguró Montilla, Mas pide a Maragall un frente catalán contra el acuerdo I. A. BARCELONA. El líder de CiU, Artur Mas, reclamó ayer al presidente de la Generalitat, el socialista Pasqual Maragall, que lidere un frente común en Cataluña para evitar que la comisión PP- PSOE limite las aspiraciones catalanas tanto en la mejora del autogobierno como de la financiación autonómica. Mas se mostró convencido de que el pacto alcanzado el viernes por Zapatero y Mariano Rajoy no sólo va contra el País Vasco, sino también contra Cataluña y consideró incompatible ese acuerdo con el cumplimiento de la promesa reiterada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que aceptaría el nuevo Estatuto catalán tal y como lo aprobara el Parlamento de esta comunidad. del nuevo Estatuto catalán la tendrá el PP Además, destacó además la incompatibilidad del acuerdo PSOE- PP y el Pacto del Tinell, que excluye explícitamente pactos estables con los populares. Derecha atrincherada El viernes se dio un paso adelante hacia la reforma de la Carta Magna aseguró el ministro tras afirmar que la derecha española se había atrincherado en una posición tremendista frente a las reformas institucionales avaladas por los socialistas. Esta situación hay que verla en positivo insistió el dirigente de los socialistas catalanes ante el rechazo que el acuerdo entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy ha provocado en Cataluña, y muy especialmente en Esquerra, socios de gobierno del PSC en la Generalitat y principal apoyo parlamentario del Ejecutivo del PSOE. La inclusión del PP en el diálogo no Pediré una reunión con Maragall para convencerle de que la Generalitat y los partidos catalanes tienen que cerrar filas en Cataluña y no dejarse intimidar por la comisión PP- PSOE, anunció Mas. El líder de CiU no quiso avanzar cual será la reacción de CiU si Maragall rechaza esa pretensión, pero advirtió que cuadros de Convergència reclamaron ya ayer, durante la celebración del consejo nacional del partido, que la federación nacionalista abandone la ponencia de reforma del Estatuto catalán hasta que los socialistas den marcha atrás en este pacto Mas rechazó las explicaciones dadas ayer por el ministro de Industria, José Montilla, y advirtió que Zapatero puede comprometer su nombre, pero no nos puede decir que la clave Duran: Diálogo con todos En un tono más conciliador, aunque igualmente preocupado, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Duran Lleida, reclamó Zapatero que abra una ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios en el Congreso y advirtió que el talante no debería agotarse hablando sólo con el líder del PP, Mariano Rajoy. Duran, que trasladó esta petición a Zapatero en una conversación telefónica el mismo viernes, pidió al presidente del Gobierno que escuche y dialogue con el resto de fuerzas parlamentarias. El líder de Unió insistió en la gravedad del acuerdo sellado por Zapatero y Rajoy y advirtió de que, cuando los dos partidos se ponen de acuerdo, Cataluña puede empezar a temblar