Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 SÁBADO 15 1 2005 ABC Cultura y espectáculos La Junta de Andalucía quiere arrebatar el legado de Juan Ramón a sus herederos La familia del poeta denuncia una iniciativa para trasladar 20.000 documentos del Archivo Nacional b El hecho de que la Junta ignore los derechos testamentarios ha provocado la presentación de un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Superior andaluz SOFIA SOLANO MADRID. Carmen Hernández- Pinzón, sobrina nieta de Juan Ramón Jiménez, está seriamente enfadada. No contrariada, ni molesta. No. Va más allá: su estado de ánimo alcanza una irritación que nace de sentirse ignorada estando emparentada con el poeta, ya que es hija de Francisco HernándezPinzón Jiménez, sobrino carnal del autor de Platero y yo y su albacea testamentario. Una familia que es heredera del legado del poeta con el que la Junta de Andalucía está dispuesta a hacer y deshacer a su gusto sin tener en cuenta a los legítimos herederos, personas que, además, dice Hernández- Pinzón, han colaborado siempre. Como muestra, depositar en el Museo de Moguer- -lugar natal de Juan Ramón- -bienes de su propiedad que ofrecen al disfrute del público; deseo que, también, les llevó a depositar casi veinte mil manuscritos del escritor en el Archivo Histórico Nacional con el fin de que los investigadores tengan fácil acceso a ellos. Que la Junta intente manejar estos bienes a los que, eso sí, declara en una resolución de noviembre de 2004, como de interés cultural no constituye ningún consuelo para los propietarios que han contemplado como, a pesar de sus esfuerzos, la figura del poeta se desdibujaba en el tiempo. Mienten como bellacos La sobrina nieta acusa a la resolución de la Junta de mala fe, de mentir como bellacos, porque el testamento está muy claro y no responde a lo que asegura la Junta, y de usurpar una propiedad privada Estas palabras las provoca, por ejemplo, el párrafo de la resolución ya citada: La declaración de los lugares vinculados con Juan Ramón Jiménez como Bien de Interés Cultural tiene por objeto la protección legal de los inmuebles relacionados con la vida y obra del poeta en el municipio de Moguer, Huelva. Asimismo, se incluyen en la declaración los bienes muebles que forman parte esencial de la historia del poeta, adscritos a la colección de la Casa Museo de Zenobia y Juan Ramón, tal como dispusieron los titulares en su testamento, y de los que también forman parte los manuscritos y documentos depositados en la actualidad en el Archivo Histórico Nacional, que en el futuro serán ubicados, junto al resto del legado, en Moguer Imagen de Juan Ramón Jiménez, poeta del que en 2006 se conmemorará el cincuentenario de su premio Nobel Ni que decir tiene que los Hernández- Pinzón no se han quedado con los brazos cruzados- -sensaciones de atropello aparte- y han puesto el asunto en manos de Daniel Niño Herrera. El abogado presentó el 4 de diciembre pasado un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Explica a ABC que en un principio se interpone la formalización a la Sala que recaba el expe- ABC Carmen Calvo quiere reunir los archivos privados, lo contrario de lo que hace con los archivos nacionales afirma Carmen Hernández- Pinzón, sobrina nieta del poeta diente a la Junta, que lo remite a la Sala. Ésta pone a disposición del recurrente el expediente para que lo examine y formalice el recurso en un plazo de veinte días. Posteriormente, el recurso se envía a la Junta, que lo contesta ¿En qué se fundamentará previsiblemente el recurso? -En la indefensión manifiesta que supone para los herederos de Juan Ra-