Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 1 2005 Sociedad 49 COMUNICACIÓN El Gobierno valenciano regula el sector audiovisual y las concesiones digitales La nueva ley contempla un máximo de cuatro licencias televisivas por cada comarca y el número de cadenas autonómicas digitales está aún abierto b La ley, que se aprobará esta pri- Preparados para el apagón analógico de 2010 VALENCIA. La Ley del Audiovisual de la Comunidad Valenciana también aclara que no se va a construir una red autonómica de repetidores, la llamada Retevisión valenciana y recoge que todas las televisiones de ámbito autonómico emitirán por la red de Punt 2. Las televisiones digitales, desde el momento en que dispongan de licencia, podrán emitir en analógico sin esperar a que se produzca el apagón analógico previsto para el año 2010. Sin embargo, aquellas televisiones locales que no obtengan licencia para la emisión en digital, no podrán seguir emitiendo. La intención del Gobierno valenciano es que se queden fuera de la legalidad el menor número de televisiones locales, por lo que González Pons ve con buenos ojos la importante alianza que se está produciendo La Comunidad Valenciana será la última autonomía en ordenar el sector audiovisual, ya que agotará el plazo para la concesión de licencias digitales para poder aprobar antes la ley. Las nuevas televisiones podrían comenzar a emitir a partir de agosto. Otros contenidos de la Ley Se fija la emisión de contenidos agresivos o sexuales de 22 a 6 horas y la pornografía y los especialmente violentos a partir de las doce de la noche. Hay una garantía de reserva para producciones valencianas, que obliga a las televisiones a reservar el 20 de su programación anual a producciones valencianas, de las que un 4 deberá ser de producción independiente. Medidas restrictivas para el uso de técnicas publicitarias dirigidas a menores que abusen de su vulnerabilidad. Para los canales de pago se establecerá la obligación de disponer de sistemas de bloqueo de contenidos que puedan herir la sensibilidad de los niños. La televenta debe emitirse sólo tras el cierre de la emisión. no tienen licencia y que también será regulado) el anteproyecto contempla una cuidadosa ordenación del sector. La Comunidad ha sido así dividida en comarcas, de modo que, en cada una de ellas, se podrán obtener cuatro licencias (una municipal y tres privadas) mavera en las Cortes Valencianas, hace hincapié en la protección de los derechos de los telespectadores, especialmente de los niños MANUEL CONEJOS VALENCIA. El portavoz del Gobierno valenciano, Esteban González Pons, presentó ayer el anteproyecto de ley del Audiovisual Valenciano, que será aprobada por las Cortes Valencianas el próximo mes de abril. Esta ley tiene por principal objeto regular el confuso sector audiovisual de la Comunidad antes de julio, cuando finaliza el plazo para autorizar las concesiones de las televisiones digitales y evitar las brechas informativas que existen entre los ciudadanos por su diferente capacidad de acceso a la información audiovisual indicó. Una cuidadosa ordenación Para evitar que se repita en el ámbito televisivo el actual desbarajuste de las emisoras de radio de FM (donde el 70 Este número sólo tendrá una excepción en Valencia ciudad y su área metropolitana, donde se ampliarán hasta ocho las licencias televisivas (dos públicas y seis privadas) ya que se consideran dos zonas diferentes. Por lo que respecta a las televisiones de ámbito autonómico, aún no se ha decidido si los cuatro canales del múltiplex autonómico serán de concesión privada y se reservarán espacios adicionales para Canal 9 y Punt 2- -como sucede en Cataluña- o bien se incluirá a ambos canales públicos y sólo serán privados dos de estos canales de ámbito autonómico. De este modo, la Generalitat actualizará y legalizará el desordenado espectro televisivo. El anteproyecto contempla la creación del Consejo del Audiovisual como órgano independiente encargado de velar por los derechos de los telespectadores. Estará compuesto por las administraciones públicas y representantes del sector y tendrá capacidad sancionadora. Entre otras competencias, se encargará de la adopción de normas de autorregulación, sobre todo en el ámbito de la programación.