Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 1 2005 Internacional 27 Los espías británicos leen a Shakespeare El MI 6 organizó varias sesiones centradas en piezas del dramaturgo b Los servicios secretos británicos están introduciendo reformas para mejorar su eficacia, después del fiasco sobre las armas de destrucción masiva de Irak. Shakespeare les está echando una mano EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. ¿Cómo tener más influencia en las personas que uno tiene alrededor? ¿Cómo influir en ellas con mayor efectividad? La respuesta está en Julio César de William Shakespeare, o al menos eso considera la dirección de los servicios secretos británicos, que acaba de organizar una sesión de trabajo para parte de su plantilla sobre los personajes de Marco Antonio, Casio, Bruto y Julio César. La pieza de teatro enseña que para influir en los demás no basta la lógica sino que hace falta la inteligencia emocional. La iniciativa se inscribe en las medidas que están adoptando los servicios de espionaje del Reino Unido para mejorar su eficacia y salvar el descrédito que ha supuesto su información de que el régimen de Sadam Husein contaba con armas de destrucción masiva, dispuestas a ser usadas en un breve plazo de tiempo. El informe Butler presentado en julio estableció que los trabajos de inteligencia habían sido seriamente defectuosos basados en fuentes de poca confianza y aconsejó una serie de cambios. El Príncipe de Gales pide a sus hijos que visiten Auschwitz b El diario The Sun aseguró que el príncipe Carlos, que públicamente rechazó pronunciarse sobre la controversia, estaba incandescente de rabia E. J. B. LONDRES. El daño ocasionado a la Monarquía británica por la ocurrencia del príncipe Enrique de acudir disfrazado de nazi a una fiesta no se ha hecho esperar, y ayer algunos medios, como The Guardian, reiteraban su deseo de un advenimiento de la República, reabriendo un debate que cíclicamente se plantea con cada serio traspiés de la familia de Isabel II. La residencia del heredero de la Corona y sus dos hijos, consiguió ayer capear el temporal sin necesidad de una disculpa personal y pública del menor de los príncipes, por más que muchas instancias calificaban de insuficiente el comunicado emitido nada más conocerse la publicación de la polémica fotografía, en la que se veía al tercero en la sucesión del Trono con una casaca del Afrika Korps y un brazalete con la esvástica nazi. El Príncipe de Gales intentó aplacar la indignación de medios, partidos de la oposición y organizaciones judías internacionales solicitando a sus hijos que acudan al campo de concentración de Auschwitz, no el próximo día 27, cuando habrá una ceremonia en conmemoración de los 60 años de la liberación de este, sino posteriormente en visita privada y de la mano de alguna fundación judía. Un hombre de negocios en el MI 6 Una de esas reformas ha sido el anuncio esta semana de crear en el MI 6 (espionaje exterior) dos nuevos puestos directivos, uno dedicado a controlar la calidad de la información que se procesa y la validez de los informes que se elaboran, y otro- -alguien procedente del mundo de los negocios del sector privado- -a velar por la eficiencia de la organización. Pero no todo es cuestión de organigrama. La mejora también puede venir por el teatro, sobre todo si se tiene en cuenta que el trabajo de espía tiene mucho que ver con el arte de la representación. Por eso el GCHQ, la gran central dedicada a las escuchas, que junto con el MI 6, el MI 5 (espionaje interior) y el DIS (inteligencia militar) constituye los servicios secretos británicos, ha organizado varias sesiones para sus empleados centradas en piezas de Shakespeare, la última sobre Julio César Según el conocido director teatral Richard Olivier, promotor de la experiencia, a la que asistieron doscientos agentes, la obra enseña a valorar la inteligencia emocional. Normalmente se confía a la lógica el deseo de influir en los demás, pero eso lleva su tiempo y en ocasiones no funciona. Nosotros sugerimos que ese tiempo se puede acortar si a la energía mental se añade la energía emocional. Uno puede atrancarse en el nivel lógico y en el uso de argumentos asegura Olivier, que pone como ejemplo a seguir el personaje Un hombre contempla el edificio de los servicios secretos británicos a orillas del Támesis en Londres AP Reproches a Guillermo La iniciativa se inscribe en las medidas que está adoptando el MI 6 para mejorar su eficacia de Marco Antonio, cuyo triunfo sobre sus rivales se debe a una inteligencia emocional que le permite entender las necesidades de los que le rodean. Por el contrario, Bruto, que confia en la lógica del honor y en el intelecto, se ve llevado a la muerte. De la C a la R E. J. B. LONDRES. El MI 6 contará con nuevo alto directivo que tendrá por sobrenombre R Aunque las obras de Shakespeare sean ahora libros de cabecera de los espías británicos, no se trata del reparto de sillones de una real academia de la lengua. R responde a report y su función en la cúpula del MI 6 será la de controlar la calidad de los informes, con la posibilidad de vetarlos si considera que la información de las fuentes no está suficientemente contrastada o el manejo de la información no ha sido el adecuado. Precisamente en ambos estadios falló el MI 6 en relación a las armas de destrucción masiva de Irak, asunto que partió de una única fuente y además poco fiable y fue trabajado sin rigor en las oficinas centrales. Las reformas en los servicios secretos se emprenden sin ceses ni dimisiones, a diferencia de lo ocurrido con la CIA norteamericana. Además, el C del MI 6- -el chief su máxima autoridad- -es desde el verano John Scarlett, el anterior jefe del Comité Conjunto de Inteligencia, y último responsable de trasladar al Gobierno el polémico informe sobre el riesgo que representabande las armas de Sadam Husein. Así lo publicó ayer The Sun, que aseguraba que el príncipe Carlos, que públicamente rechazó pronunciarse sobre la controversia, estaba incandescente de rabia por la metedura de pata de su hijo de 20 años y por la falta de madurez del príncipe Guillermo, de 22, por no haber advertido a su hermano de la inconveniencia del disfraz cuando acudieron juntos a alquilar sus trajes a una tienda de Londres. Según este periódico, el padre ha pedido a ambos que vean La lista de Schindler la película de Spielberg sobre el Holocausto nazi. En defensa del príncipe Enrique acudió ayer la duquesa de York, Sarah Ferguson, que reclamó que se dé por concluida la polémica, porque su protagonista ya ha pedido perdón. Enrique es un excelente joven. Ahora necesita que se le apoye afirmó. Lo que sobre todo necesita el segundo hijo de la fallecida Lady Diana, según el testimonio de algunos amigos suyos, es que se separe de determinadas compañías que ríen sus gracias sin atreverse a corregirle