Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional SÁBADO 15 1 2005 ABC La cadena CBS muestra a los caídos en Irak A. ARMADA NUEVA YORK. Vamos a hacer lo que la familia nos pida que hagamos Ésas fueron las directrices que aplicó Pete Schneider, teniente coronel de la Guardia Nacional de Luisiana, al permitir que la cadena de televisión CBS grabara la llegada a la base de Belle Chasse de los féretros con los cadáveres de seis soldados muertos hace una semana en Irak. Schneider desobedeció la orden del Pentágono de velar a la Prensa el arribo de caídos en el frente iraquí, medida que algunos comentaristas han vinculado a lecciones aprendidas en Vietnam: la frecuencia de imágenes de muertos propios en el campo de batalla asiático minó la confianza de los electores en la Casa Blanca. Dan Rather, periodista estrella de la cadena CBS, fue el encargado de dar entrada al reportaje. En cerca de dos años de guerra, 1.353 hombres y mujeres del Ejército han dado sus vidas. En todo este tiempo, por instrucciones del Pentágono, al pueblo americano se le ha permitido raramente ver lo que vimos hoy dijo. Una guardia de honor acompaña el féretro de un soldado muerto en Irak en la ceremonia retransmitida por la CBS AP Un informe de la CIA cree que Irak puede convertirse en escuela de terroristas El estudio advierte del peligro de un ataque químico contra Estados Unidos mejor de las hipótesis, es probable que guerrilleros islámicos que no hayan muerto en Irak se dispersen por varios países o santuarios se afirma ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. En el lenguaje político contemporáneo se desliza de Pascuas a Ramos una figura denominada profecía autocumplida cuando los vaticinios son atizados de tal manera que acaban convirtiéndose en realidad. El presidente Bush aseguró en más de una ocasión que la guerra de Irak era el frente central en la guerra contra el terrorismo aunque su ex zar antiterrorista, Richard Clarke, acusó a su antiguo jefe de desviar la atención de los verdaderos artífices del 11- S para derrocar a Sadam, que no tenía nada que ver con aquellos ataques. El New York Times difundió ayer extractos del último informe elaborado por las principales agencias de espionaje de EE. UU. que dan la razón al presidente: la invasión de Irak, así como otras posibles guerras, podrían proporcionar reclutamiento, campos de entrenamiento, habilidades técnicas y pericia en las artes del lenguaje a una nueva clase de terroristas que se están profesionalizando y para quienes la violencia política comienza a convertirse en un fin en sí misma El Consejo Nacional de Inteligencia (un think- tank de la CIA) proyecta su lectura geopolítica del mundo sobre un arco de 15 años. Aunque sus elucubraciones no son tan pesimistas para b En la el poderío y la economía estadounidenses como Clarke imagina en un artículo de la revista Atlantic Monthly, el conciliábulo de los espías con mejores antenas del país cree que en 2020 EE. UU. seguirá siendo la única superpotencia, India y China avanzarán varias grados en su influencia internacional y el Islam político mantendrá su condición de fuerza nada desdeñable. La cala en el futuro proyecta la probable sombra de un ataque terrorista contra suelo estadounidense empleando agentes químicos. Sólo dos párrafos de las 119 páginas del vaticinio están dedicadas a Irak. Según el Times, David Low, adscrito a la Oficina Nacional de Inteligencia para Amenazas Transnacionales, declaró que incluso en la mejor de las hipótesis, existe la probabilidad de que guerrilleros islámicos que no hayan muerto en Irak se dispersen por varios países o santuarios Mientras Bush cree que la guerra ha tenido el efecto benéfico de atraer combatienes foráneos a Mesopotamia que hubieran podido tramar atentados contra EE. UU. el informe señala que experimentados supervivientes del frente iraquí podrían suplantar a los actuales líderes de Al Qaida y convertirse en figuras estelares del terrorismo internacional. Como alternativa, el prontuario de los espías aboga por la educación y el desarrollo político y económico. El soldado Graner, culpable de las torturas en Abu Ghraib ABC FORT HOOD (EE. UU. La hora de la justicia le ha llegado al espeluznante caso de las torturas ocurridas en la prisión iraquí de Abu Ghraib. Ayer, un tribunal militar en Texas declaró culpable al soldado estadounidense Charles Graner, considerado como uno de los cabecillas de esos atroces abusos. Graner, el primero de los cuatro soldados de la 372 compañía de la Policía Militar que serán juzgados en Estados Unidos por estas abominables torturas, podría ser condenado hasta un máximo de 17 años y medio de reclusión en una cárcel militar. El tribunal, de diez miembros, reunido en Fort Hood declaró a Graner, de 36 años, culpable de nueve de los diez cargos que pesaban sobre él, entre ellos maltratos, lesiones corpora- les, actos indecentes o asociación con otros guardias para maltratar a los prisioneros. El tribunal tardó menos de cinco horas en emitir su veredicto. En un consejo de guerra que ha durado cinco días, los fiscales han retratado a Charles Graner como un auténtico sádico que disfrutaba con el sufrimiento de los detenidos. Lo acusaron de apilar presos desnudos en una pirámide humana y obligarlos a masturbarse mientras otros soldados los fotografiaban, además de dejar inconsciente a un hombre de un puñetazo en la cabeza. Durante el juicio, la defensa de Graner insistió en que el acusado y otros soldados implicados obedecían órdenes de oficiales superiores para ablandar a los detenidos. El soldado Graner, en una de las fotos que lo acusan de torturador REUTERS