Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 15 1 2005 25 Un informe de la CIA advierte de que Irak puede convertirse en la base para el terrorismo islámico en el mundo Los soldados españoles destacados en Indonesia empezarán el martes a repartir la ayuda humanitaria La reunión prevista dentro de dos semanas entre Sharón y Abbas ha desaparecido de la agenda inmediata El primer ministro sigue adelante con su plan de evacuar la Franja de Gaza a toda costa todo lo que se movía mientras lanzaban granadas de mano a diestro y siniestro. Antes de ser abatidos mataron a seis civiles, dos de ellos camioneros árabes- israelíes. Y eso que el paso estaba casi vacío. Todo sucedía cuatro días después de la victoria electoral de Abbas y poco más de 24 horas antes de su toma de posesión, hoy en Ramala. Un regalo envenenado para el nuevo rais La terminal de Rafah lleva cerrada ya cinco semanas tras otro ataque que costó la vida a cinco soldados israelíes y que ha dejado a diez mil palestinos en tierra de nadie entre Gaza y Egipto. Lo que tiene que hacer EE. UU. para que el nuevo rais no dimita en seis meses El presidente de la Autoridad Palestina jura hoy su cargo en la mukata b Si Washington no se involucra por completo en la nueva etapa que se abre en Oriente Próximo e impone una paz justa, el acuerdo se antoja imposible J. CIERCO JERUSALÉN. Mahmud Abbas, alias Abu Mazen, jura esta mañana en la mukata de Ramala como presidente de la ANP. Han transcurrido seis días desde que ganara las presidenciales y la palabra dimisión ya ha salido de su entorno, que no de su boca. Los colaboradores más estrechos del nuevo líder de la ANP han hecho llegar a distintos emisarios europeos y de los países árabes moderados su preocupación: Si la calle palestina no comprueba muy pronto notables mejoras en su día a día, Abbas está sentenciado. Estados Unidos debe presionar a Israel Oído cocina. Europeos y árabes moderados han trasladado ya el mensaje a Washington: O se ponen ustedes manos a la obra y el nuevo presidente puede mirar a los ojos a sus ciudadanos o dimitirá en menos de seis meses y, entonces, nadie podría descartar el estallido de una guerra civil en los Territorios Ocupados Estas serían, a bote pronto, algunas de las tareas imprescindibles de la diplomacia norteamericana: I. George W. Bush debe nombrar cuanto antes un enviado especial de peso a la región (se habla del ex secretario de Estado, James Baker, o del ex embajador en la ONU, John Davenport) que tenga capacidad de acción inmediata. Así se han manifestado 28 líderes religiosos judíos, musulmanes y cristianos que han pedido di- Entierro en Sderot de uno de los israelíes abatidos en el atentado de Karni cho nombramiento a la Casa Blanca. II. Estados Unidos, con la ayuda de la UE, de Egipto y de Jordania, debe custodiar una tregua bilateral sobre el terreno. III. Washington debe llegar hasta el final para que israelíes y palestinos cumplan la primera fase, al unísono y en paralelo, de la Hoja de Ruta No bastan las medidas de seguridad, también deben darse pasos políticos. IV. Israel debe verse presionado por Washington (los palestinos ya lo están por todos, y por Tel Aviv, y por Hamás) para desmantelar las colo- AP Toma de rehenes fallida Hamás se apresuró ayer a decir que el atentado de Karni (paso obligado de los alimentos, las medicinas, los productos de primera necesidad para los habitantes de la Franja) no fue un mensaje contra Abu Mazen sino un acto de legítima defensa en el que además se pretendía secuestrar a soldados o civiles israelíes para intercambiarlos por nuestros presos Hay una segunda intención, que no es otra que la de vender a los cuatro vientos que, a imagen y semejanza de lo sucedido en mayo de 2000 en el sur del Líbano, el Ejército israelí no evacuará Gaza de motu propio sino hostigado por la resistencia palestina. Mahmud Abbas, quien hoy se desplazará a la Franja para presionar a los radicales, tardó toda la mañana en condenar el ataque y lo hizo sin dejar de denunciar asimismo las operaciones militares diarias de Israel en los Territorios Ocupados Palestinos. La ANP pidió un alto el fuego mutuo supervisado por la comunidad internacional y denunció sin disimulo la congelación de la palabra decretada por Sharón. Tel Aviv no quiere saber nada de treguas en las que no confía. Su objetivo no pasa, por el momento, porque Abbas se enfrente cuerpo a cuerpo contra Hamás y sus aliados. Sharón se contentaría con que el rais ordene el final de la incitación a la violencia contra Israel en los medios oficiales; prohiba a los milicianos llevar armas en público; evite el lanzamiento de cohetes Qassam persiga a los responsables del ataque de Karni... Eso sí, para que les conste a los extremistas de ambos bandos, la evacuación de Gaza de este verano no corre peligro. Se hará a toda costa. Si la calle palestina no comprueba muy pronto notables mejoras, Abbas estará sentenciado nias llamadas salvajes e ilegales y poner fin a la ampliación de asentamientos consolidados V. Los palestinos deben recuperar la libertad de movimientos; los controles militares deben eliminarse de las ciudades y de las carreteras; debe ponerse fin a los asesinatos selectivos y el Ejército debe replegarse a las posiciones anteriores al estallido de la Intifada en septiembre de 2000. VI. La liberación de los prisioneros políticos, no sólo de aquellos de segunda fila que están a punto de cumplir su condena, debe ser un paso decisivo. Incluida la del el jefe de la Intifada, Marwán Barghuti. De lo contrario, se podrá decir aquello de que si Yaser Arafat fue visto como el líder palestino que pudo acabar con la Intifada armada y no quiso; Abu Mazen podría convertirse en el líder que quiso acabar con la Intifada y no pudo. Señor Mahmud Abbas, el padre de Mazen J. C. JERUSALÉN. Mahmud Abbas. Abu Mazen. Abu Abbas. Mahmud Mazen. Mazen. Desde que el líder de la OLP ganara el pasado domingo las elecciones presidenciales, periodistas de medio mundo pero también jefes de Estado y de Gobierno, ministros de Asuntos Exteriores y personalidades varias y diversas han torpedeado al sucesor de Yaser Arafat con toda clase de nombres, sobrenombres, nombres de guerra y variopintos alias. A tal punto ha llegado la confusión que el propio presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, se refirió a él cuando le felicitó por su triunfo electoral como Mr. Abu Mazen algo que choca con todas las normas de protocolo. No ha sido el único, ni mucho menos. Y choca con esas normas porque, en realidad, lo que significa Abu Mazen no es otra cosa que padre de Mazen Es decir, Bush le llamó: Señor padre de Mazen En los países árabes es habitual que a los hombres, cuando tienen su primer hijo, se les comience a llamar, popularmente, de esa forma. El hijo mayor de Mahmud Abbas se llamaba (murió hace unos años) Mazen, de ahí el alias de su padre. Las mujeres tampoco están exentas de esa costumbre y reciben el apelativo de Um... madre de... En este caso, la esposa de Abbas, que se acercó con él a depositar su papeleta en la urna habilitada en la mukata de Ramala el domingo sería Um Mazen madre de Mazen El sucesor de Yaser Arafat no puede por lo tanto ser llamado, por mucho que se insista en algunos medios de comunicación y en varias cancillerías, Mazen, a secas, puesto que en ese caso se estaría hablando de su hijo y no del nuevo presidente- -hoy jura su cargo en Ramala- -de la Autoridad Nacional Palestina.