Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión SÁBADO 15 1 2005 ABC CARLOS R. BRAUN La democracia debe proteger las libertades individuales, no quebrantarlas QUIZÁ TODAVÍA QUEDEN ESPAÑOLES Hasta hace poco, hasta el jueves último, muchos españoles creían que las actitudes separatistas eran puras amenazas, propias de chantajistas disfrazados. Ahora se han dado cuenta de que van en serio Los dirigentes socialistas IENTRASel Gobiercreen que tienen que montar no de ZP no rompa con aquéllos la gran coaliconERCy conlossución social nacionalista puestos nacionales que manfrente a la que no pueda valer tiene Maragall, un ciudadano alternativa alguna. serio no puede creerse el prinEsta siniestra estrategia escipio de acuerdo al que ha lletá ya comenzando a ser entregado aquél con Mariano RaCÉSAR ALONSO DE vista por los ciudadanos de joy. ¿Va a dejar retirar su queLOS RÍOS buena ley. Y digo de buena ley rella el Foro de Ermua contra aun cuando no sea un térmiIbarretxe porque con este no político, porque estamos ya en otro acuerdose hayaresuelto ya laindefentipo de lucha. Los dirigentes socialissión en la que el Gobierno había dejatas y los nacionalistas nos están lledo a la sociedad española frente a los vando a una confrontación civil. A nacionalistas? unadisfrazada guerra civil. Poreso ciExiste el convencimiento de una tan tanto la de los años treinta (los naparte de la sociedad española de que cionalistas vascos están en la secuenel Gobierno de Zapatero no sólo no va cia de las carlistas y por eso elevan su a impedir la ruptura de España, sino reclamación a 1839) y esta situación que la cree conveniente. Por dos razosofocante, pegajosa, llena de resentines. En primer lugar, porque como tal miento, está resultando insoportable gobierno cree que representa a todos a muchos ciudadanos que se sienten los que odian a España como denomiafectados en su doble condición de denación de origen; a los que se avermócratas y de españoles bien nacidos. güenzan de ser españoles y que enviNo habían visto este frente de etnicisdian desde hace años el confort moral tas y sociales con tanta claridad como de los nacionalistas catalanes y vasen los últimos tiempos. Como el juecos que se han inventado unas patrias ves pasado. Después de la recepción idealesrespecto alpasado y muy benede Ibarretxe en Moncloa. En la confeficiosas en el presente, mientras la rencia de prensa en la que Ibarretxe idea de España está comprometida puso la voluntad de los vascos por encon conquistas y guerras, con sufricima de la de todos los españoles. Secmientosy exilios, con siglos deoro litetario hasta el vómito, melifluo hasta rarios y decadencias económicas... Y la náusea, quería disimular la sangre hayuna segunda razónpara que elGoque ribatea su mayoría absoluta. bierno de Zapatero no sólo no quiera Hasta hace poco, hasta el jueves úlenfrentarse con los Maragall, Carodtimo, muchos españoles creían que Rovira e Ibarretxe, sino que desee las actitudes separatistas eran puras unirse a ellos por razones de poder. amenazas, propias de chantajistasdisfrazados. Ahora se han dado cuenta de que van en serio. Que la balcanización no es una exageración retórica. Que es su objetivo, y que Ibarretxe quiere tanto la independencia que estaría dispuesto a ceder en algo si ese arreglo vinculante le permitiera seguir ordeñando la generosa vaca extremeña, castellana, andaluza... SÍ que los ciudadanos globalmente votantes del PP pero muchos también del PSOE desearían involucrarse en algún tipo de movilización, alguna forma de manifestación pública. Desearían darse las manos los de un territorio con los de otro para impedir la separación, el separatismo, la ruptura. Para expresar simplementeque España no puede ser tan diferente como para que unos partidos políticos regionales organicen públicamente una rebelión contra el Estado sin que los descabecen los fiscales y las Fuerzas de Seguridad o el jefe de los sediciosos, en vez de ser detenido como conspirador sea recibido por el presidente del Gobierno con todos los honores (eso sí, muy serio) No sólo los populares digo, muchossocialistas se sienten humillados y ofendidos por el entreguismo del PSOE al PNV y a Esquerra Republicana de Cataluña, pero todavía confían en que su partido tendrá que romper con ellos. Nicolás Redondo no le da mucha vida al pacto parlamentario con el que gobierna Zapatero. Rosa Díez aconseja la movilización contra el plan Ibarretxe, pero ¿mantendrá esa actitud frente al Estatuto de Maragall y Carod? En todo caso la situación puede llegar a tal grado de exasperación también entre los socialistas que los chicos de Basta Ya digan basta ya con los del Foro de Ermua. LOS VASCOS Y LAS VASCAS A retórica del señor Ibarretxe el jueves por la noche en La Moncloa fue interesante. Nada dijo sobre una violencia que no sólo incluye la brutalidad directa que segó cientos de vidas, sino que condiciona la sociedad y la política vasca de numerosas maneras, desde los votos batasunos que auparon el plan del tripartito hasta los ciudadanos vascos que debieron abandonar su tierra por el abanico de acosos que los obligó a hacerlo para salvar la vida, la libertad, la dignidad y todos los bienes materiales y no materiales que una sociedad abierta les habría permitido conservar. Pero en contraste con esa exclusión sectaria, el lendakari reiteró su lenguaje cariñoso e inclusivo: él está al abnegado servicio de los vascos y las vascas y dará la palabra al pueblo Por si esto no fuera lo suficientemente malo, los nacionalistas vascos exageran algo que remite al viejo adagio vox populi, vox Dei, y que la democracia corre el peligro de hipertrofiar. Porque no deberíamos agotar ni reflexión ni condena sólo en Ibarretxe. La posición de otros también lo secunda en manipular la noción de que la opinión pública es soberana y ordena la acción del Gobierno en todos los campos. Aseguró Rodríguez Zapatero que si nuestros Ejércitos abandonan Irak y acuden a socorrer a las víctimas del maremoto asiático es sencillamente porque van adonde el pueblo quiere El ministro Bono lo expresó con habitual demagogia: los españoles hemos visto a orillas del Índico esas fosas llenas de cadáveres y hemos decidido que allí deben estar nuestros soldados; las fosas llenas de cadáveres debidos al genocida Sadam Husein invitaron, en cambio, a otra cosa. No identifico ambas situaciones. Digo que la política es más complicada de lo que parece, y asumirla como una simple y automática traslación desde las preferencias sociales a la acción coercitiva de las autoridades es falso (como advierte la teoría de la elección colectiva desde Condorcet y Borda hasta Arrow y Sen) y peligroso. Un ejemplo conocido: la gente quiere más gasto público pero quiere pagar a las AA. PP. menos de lo que recibe de ellas. Este insoluble problema desemboca en que votamos a unos políticos y ellos son los que eligen, porque representan a todos. Insistió Ibarretxe en esto: Parlamento y sociedad son iguales, y, porque conoce la maniobra política de fondo del PSOE, añadió que si se va a aceptar lo que se vote en Barcelona ¿por qué no lo que se vote en Vitoria? La respuesta correcta es: la democracia debe proteger las libertades individuales, no quebrantarlas, y por eso los poderes deben estar limitados aunque sean democráticos. Sin frenos liberales, Ibarretxe replicaría que ha leído en la prensa este titular: Una ley a favor de los transexuales, nuevo capítulo en la política social del Gobierno Y concluiría: si esto es lo que la sociedad nada menos, quiere, entonces seguiré con mi idea de que los vascos y las vascas quieren la independencia, y respetaré valientemente sus deseos. L M A REVISTA DE PRENSA cia de ETA afirmaba el artículo, firmado por Leslie Crawford. De acuerdo con la Policía, la tragedia marcó un punto de no retorno en la lucha contra ETA La masacre provocó tal repulsa que ETA no ha osado realizar un gran atentado desde entonces. Incluso entre quienes apoyan a ETA no hay estómago para continuar el uso del terror como instrumento político según palabras de Roberto Seijo, líder sindical de la Policía vasca citado por Crawford. Si el 11- M fue el golpe de gracia, éste se producía en un terreno claramente preparado por las leyes que han acorralado el entorno de ETA y la eficacia policial que ha dejado a la banda terrorista sin apenas activistas: Las duras leyes antiterroristas de 2002 han ayudado a acabar con la violencia de ETA. Las leyes han permitido a la Policía arrestar a toda persona conectada con la organización puesta fuera de la ley. Redadas conjuntas de las Policías francesa y española han permitido detener a cientos de sospechosos de pertenecer a ETA los últimos años y atrapar a muchos de los peores del grupo en el sur de Francia El artículo recordaba la carta conocida este verano en la que destacados presos etarras constataban que la organización está muriendo una muerte lenta lo que constituía los primeros indicios de que ETA está bajo presión para abandonar las armas una apreciación corroborada por el hecho de que no ha habido ningún atentado mortal desde mayo de 2003, el periodo más largo sin muertes Pero la impotencia de ETA también supone un obstáculo para su desaparición ya que para abandonar las armas necesita presentar alguna victoria. En este contexto el artículo situaba posibles contactos entre la banda y el Gobierno, que la Policía cree que ya han comenzado aunque el ministro Jordi Sevilla las niegue. EMILI J. BLASCO El 11- M acabó con ETA Las bombas en los trenes de Madrid del año pasado dejaron a España en estado de shock. Pero el país se está despertando ahora a una no buscada consecuencia del primer ataque de Al Qaida en Europa: la aparente desaparición de ETA Así comenzaba ayer un artículo del londinense Financial Times, dedicado a la perspectiva del fin de la banda terrorista debido al enorme impacto del 11- M y de la propia debilidad del grupo etarra. Según la Policía, los políticos y los analistas de seguridad, los sucesos del año pasado han terminado en efecto con 37 años de insurgen-