Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión SÁBADO 15 1 2005 ABC Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca Jefes de área: Jaime González (Opinión) Alberto Pérez (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Mayte Alcaraz (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA PRESIDENTE DE HONOR: DIRECTOR: Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Ignacio Sanz IGNACIO CAMACHO ESPERANZADOR DESHIELO tiempo que la sociedad exige a los dos grandes partiL resultado de la entrevista mantenida ayer en dos de ámbito nacional que pongan freno a las exigenLa Moncloa por José Luis Rodríguez Zapatero cias desmesuradas de los grupos que sirven para comy Mariano Rajoy, envuelta en densas incertipletar mayorías parlamentarias. La negociación y el dumbres, otorgó a los españoles una estimable ración acuerdo, legítimos entoda democracia, no deben supode tranquilidad. La gran mayoría de la sociedad ha ner una modificación de las reglas del juego, que tiepercibido con satisfacción que existe un cierto clima nen que quedar resguardadas de las circunstancias de entendimiento entre el Gobierno y la oposición, coyunturales. Hay un amplio margen para pactar que representan al 80 por ciento de los votantes, en lo alianzas enmateria de inversiones o de políticas sectoque concierne al rechazo absoluto a la viabilidad del riales. El PP ha presentado un mapa de lo inamoviplan Ibarretxe y a la apertura de un diálogo serio, forble ofreciendo una garantía de gobernabilidad y de malizado a través de una comisión conjunta, entorno estabilidad parlamentaria. Según este esquema, PP y a las posibles reformas sobre la organización territoPSOE conforman el núcleo duro del poder constiturial del Estado. Los últimos episodios de la interminayente, que no sólo afecta a la reforma formal de la ble puesta en escena del desafío soberanista son fiel Constitución, sino también a los Estatutos de Autonoreflejo de la complicada posición en que se sitúa el Gomía y otras leyes vertebradoras del sistema. bierno. Zapatero estuvo firme, sin duda, en la reunión del jueves con el lendakari; pero la simbología, esensu vez, la propuesta de Zapatero, planteada cocial en la democracia, trasladaba la imagen de una mo un pacto de lealtad siendo diferente en asconfrontación de dos legitimidades enfrentadas. pectos importantes, puede reconducirse a un procediEn la misma línea se sitúa la recepción en el Congremiento de diálogo. Es evidente que sin el consenso del so al presidente del Parlamento vasco, a pesar de las PP resulta imposible la reforma de la Constitución, cautelas protocolarias y de la prudencia exhibida por pero también es fundamental que el principal partido Manuel Marín para solventar la difícil papeleta. Atude la oposición participe del acuerdo sobre reformas txa cumplió el objetivo nacionalista de solemnizar la estatutarias que, en las circunstancias actuales, poentrega oficial del documento, cuando en rigor se tradrían ser aprobadas por las mayorías que el Gobierno ta de un simple trámite administrativo. Pero, sobre ha formado con sus socios más todo, transmitió una petición o menos formales. Resultaría descabellada, rechazada de forma rotunda por Marín, acerca Rajoy ha cumplido con su incoherenteque elPSOE persistiera en el empeño de crear un de la formación de una comideber y ambos líderes han pseudobloque constitucional sión bilateral para analizar el junto con los nacionalistas, extexto antes del Pleno que rechaconseguido transmitir un cluyendo al centro- derecha, zará su toma en consideración. queha mostrado su clara volunLa eventual presencia de miemmensaje de sosiego- -al tad de llegar a un entendimienbros de la ilegalizada Batasuna o del grupo parlamentario que menos transitorio- -en un to en asuntos de Estado. Ayer lo hubo en La Moncloa, deberíaestardisuelto (y no lo esdebate cada vez más con un acuerdo que implícitatá por razones imputables al mente tiene categoría de compropio Atutxa) supone una proencrespado promiso documental y que supuesta abierta para devolver a pera en jerarquía al lenguaje de Otegi y los suyos un protagonislos gestos en el que tan hábilmo inmerecido. Es también mente se mueve Zapatero. Porque no es lo mismo cenuna ofensa a las víctimas y a millones de ciudadanos tralidad que hacer equilibrios, como tampoco se pueque desean ver a ETA y a sus seguidores expulsados de confundir la flexibilidad con la ambigüedad. del lugar reservado a las personas honorables. La tentación sigue presente en algunos estrategas N todo caso, el presidente de la Cámara de Vitoria del equipo del jefe del Ejecutivo, pero el razonable reha dejado muy claro que el PNV busca la negociasultado de la entrevista permite atisbar nuevas posición entre Euskadi y España como ellos dicen, prebilidades. No hay que olvidar, en todo caso, que el Gotendiendo una confrontación imposible entre la parte bierno sigue apoyado en una mayoría que completa y el todo, que es imprescindible desterrar del lenguaje ERC (que ayer mismo aviso a Zapatero de que el político y mediático. Se le han dado excesivas facilidaacuerdo con los populares es incompatible con el firdes a los nacionalistas para presentar en las máximas mado con los independentistas) y que el tripartito casedes del Ejecutivo y del Legislativo una opción que talán plantea exigencias de imposible encaje con los rechaza frontalmente la soberanía nacional, que, cocriterios del PP. Consigue el Ejecutivo ampliar el mobien dice la Constitución, reside enel pueblo espaprincipio de diálogo universal que caracteriza su forñol, del que emanan los poderes del Estado Pero no ma de hacer política, pero debe tener presente que tarpueden abrigar ninguna esperanza en cuanto al fondo de o temprano tendrá que optar por planteamientos del asunto: el Gobierno ha sido muy claro en su no que son rigurosamente incompatibles. Más importancia tiene la entrevista de ayer entre Rajoy ha cumplido con su deber y ambos líderes Zapatero y Rajoy, representantes de esa voluntad del han conseguido transmitir un mensaje de sosiego PSOE y del PP que el lendakari contrapone mediante- -al menos transitorio- -en un debate cada vez más una trampa dialéctica a la voluntad del pueblo vasco. encrespado. Cada uno asume su responsabilidad, y Es digna de elogio la generosidad política que revela en democracia la decisión la tomarán los electores en la oferta de pacto planteada por el líder popular. Hace su día. E EL EURO SALVA AL IPC L A E A inflación mensual cayó una décima en diciembre, situando el crecimiento interanual de los precios en el 3,2 por ciento. Un dato relativamente bueno pero que no debe interpretarse como que el problema de competitividad de la economía española está en vías de solución. El diferencial de inflación con la Unión Europea sigue anclado en un punto al año, y el acumulado desde la entrada en el euro en casi diez. El buen comportamiento de los precios en el mes de diciembre ha sido resultado de dos factores exógenos. Por un lado, la apreciación del euro, que abarata las importaciones, y por otro la caída registrada en los precios de carburantes y combustibles, un 3,3 por ciento en el mes, y en los productos energéticos, un 2,5 por ciento. Ninguno de ellos es atribuible a la política económica española, aunque también es verdad que tampoco es su responsabilidad cuando tienen un impacto alcista. Pero las tensiones internas de precios permanecen elevadas. La inflación subyacente, la que descuenta el efecto de los factores más volátiles, está estabilizada en 2,9 por ciento por quinto mes consecutivo, muy alejada del 2 por ciento que el gobierno ha utilizado como referencia en los Presupuestos y que es el objetivo del Banco Central Europeo. El secretario de Estado de Economía se ha mostrado gradualmente optimista sobre las perspectivas para el año en curso. Una opinión que no comparte el consenso de los economistas, que en la última encuesta de Funcas predecía el mantenimiento de la inflación en el 3 por ciento y con ello un nuevo deterioro, esta vez sí gradual pero añadido, de la competitividad. Además, las vacilaciones del Gobierno en el tema de la indiciación del salario mínimo no auguran nada bueno para la negociación colectiva. Posiciones sindicales que culpan a los beneficios de la inflación, y que están encontrando un cierto eco en sectores del Gobierno, añaden más preocupación. Pues además de confundir las causas de la inflación con sus efectos- -los beneficios son un resultado de la actividad económica, no un determinante de los costes de producción- -hacen prever una negociación conflictiva, que gire una vez más sobre la recuperación de la capacidad adquisitiva y no sobre la productividad, como parece desear Economía y necesita el país. Por si acaso, el secretario de Estado se ha curado en salud y anuncia, una vez más para los próximos meses, un conjunto de medidas de reforma de mercados de bienes, servicios y factores. Ya era hora, pero los precedentes- -horarios comerciales, intervencionismo en las empresas y en los organismos reguladores, indiciación salarial- -no permiten ser optimistas.