Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 1 2005 45 Sociedad Descenso de la sonda Huygens en Titán Protector de la sonda La justicia marroquí otorga la custodia a la madre de Amina, retenida por su padre en Tánger desde 2003 Antena de baja ganancia Detector de partículas Radar Sonda Huygens Sonda Huygens Nave Cassini La nave Cassini llegó el pasado verano con la sonda Huygens para explorar Saturno y sus satélites. El pasado día de Navidad, Huygens inició su viaje en solitario hacia Titan 3- Dará 74 vueltas a Saturno durante 4 años (hasta junio de 2008) Saturno La nave Cassini Antena de alta ganancia Sensores remotos Placa de sujeción 1 Separación de la sonda Huygens de la nave Cassini 2- volverá a una órbita alrededor de Saturno Cámara fotográfica Dos motores -Peso total de la nave: 5.574 kg- Peso del combustible: 3.135 kg- Altura: 6,8 metros- Diámetro: 4 metros- Fuente de energía: 3 generadores termoeléctricos Una cápsula europea alcanzará hoy la superficie de la mayor luna de Saturno La atmósfera de Titán puede ofrecer pistas sobre el origen de la vida b Los científicos no saben si el Entrada en la atmósfera de Titán Velocidad: Mach 20 Altura: 1.270 km Apertura del paracaídas principal Velocidad: 80 m s Altura: 155 km Separación del protector módulo caerá en piso sólido o en un mar de hidrocarburos, pues esto queda oculto por el denso manto gaseoso del astro A. AGUIRRE DE CÁRCER MADRID. Con un descenso sin retorno por la atmósfera de Titán, un satélite de Saturno más grande que Mercurio y Plutón, la sonda europea Huygens se convertirá hoy en el primer ingenio espacial que intenta posarse en la superficie de otra luna de nuestro Sistema Solar. El objetivo de esa zambullida por el anaranjado manto gaseoso de Titán es reunir información inédita que puede encerrar pistas sobre el origen de la vida. Rica en nitrógeno, metano y otros hidrocarburos, la composición química de la atmósfera de Titán es similar a la existente en la Tierra cuando aparecieron las moléculas orgánicas constitutivas de la vida. Si no fuera porque la temperatura es de- 180 grados centígrados, lo que impide la presencia de agua líquida, la reactiva atmósfera de esa luna podría cocinar la sopa de móleculas prebióticas que originó la vida en la Tierra. El pasado día de Navidad, la sonda Huygens se separó de la nave Cassini con la que llegó el pasado verano a la órbita de Saturno después de un largo viaje de siete años. Construida por la NASA, Cassini es el primer ingenio que explora con detalle ese planeta, su misterioso sistema de anillos y sus satélites. Allí permanecerá durante los próximos cuatro años, aunque todo el protagonismo se focaliza hoy en el pequeño módulo europeo y su descenso de dos horas y media por Titán. La cápsula de 2,7 metros de diámetro entrará como un proyectil en la atmósfera a 18.000 km h. Por efecto de la fricción, la temperatura de este inge- nio con forma de pequeño platillo volante se elevará a 1.800 grados centígrados, sólo soportables con la ayuda de un escudo térmico. Con la apertura de un primer paracaídas, la velocidad se reducirá a unos 300 km h cuando queden 160 kilómetros para tocar la superficie. Entonces, las carcasas protectoras del módulo se desprenderán para poner al descubierto seis instrumentos científicos, entre ellos uno codiseñado por el Instituto Astrofísico de Andalucía. Se trata de HASI un equipo que medirá las propiedades eléctricas y físicas de la atmósfera. Otro es una cámara que enviará imágenes de la superficie, prácticamente desconocida porque la atmósfera de Titán, descubierta por el español José Comas en 1908, es muy densa y con nubes de metano. El origen de ese gas es un misterio porque en la Tierra el metano es expulsado por seres vivos. A medida que descienda por la atmósfera, Huygens recogerá muestras de aire para determinar la composición exacta de su envoltura gaseosa. Los sensores de Huygens medirán también la temperatura, presión, vientos y campos electromagnéticos de la mayor de las lunas de Saturno. Un micrófono para oír los latidos de Titán Dice la Agencia Espacial Europea que el ruido de un trueno, el tintineo de una lluvia de metano o el impacto del módulo Huygens en la superficie de Titán quedarán registrados por un micrófono que forma parte del instrumento HASI del módulo europeo. Aunque las posibilidadades de que Huygens atraviese una tormenta durante su descenso son pocas, los científicos confían en poder captar el eco de truenos lejanos. Algunos investigadores sospechan que existen abundantes tormentas con fuerte aparato eléctrico, que serían una fuente de energía importante para la química orgánica de esa luna. La Agencia Espacial Europea recuerda que las descargas de energía asociadas a truenos y relámpagos contribuyeron a la unión de moléculas simples en la Tierra primitiva, propiciando la aparición de la vida. Apertura del paracaídas secundario Velocidad: 40 m s Altura: 110 km Titán Sonda Huygens Impacto en la superficie Velocidad: 5 m s. Toda la operación de entrada dura unos 3 minutos La sonda Huygens -Realizará mediciones durante 3 horas- Medirá y fotografiará la superficie y atmósfera de Titán- Medirá la velocidad del viento- Identificará los componentes atmosféricos- Analizará las propiedades físicas de la superficie Antena de emisión Sensores Espectrómetro Cabeza del sensor Zonas brillantes Las imágenes tomadas en los últimos meses por la cámara de Cassini han revelado zonas brillantes en la superficie que podrían ser un continente rocoso, aunque tampoco se descarta la presencia de mares de hidrocarburos. Nadie sabe qué nos revelarán las fotografías. ¿Montañas de hielo? ¿Mares de metano? Cualquiera sabe dice Jonathan Lunine, profesor de ciencia planetaria en la Universidad de Arizona y miembro del equipo científico de la Huygens en una nota informativa de la NASA. Es posible que no entendamos lo que vemos, al menos no inmediatamente añade ese investigador. Los científicos también desconocen sobre qué tipo de superficie se posará la sonda, si es que sobrevive a este peculiar descenso por los infiernos de Titán. Podría rodar por una ladera de rocas o deslizarse por una loma de hielo. Con suerte, seguirá operativa durante media hora, tiempo suficiente para captar información de las características físicas del suelo y el entorno. Antes de que las bajísimas temperaturas de ese mundo terminen por destruirla, Huygens habrá transmitido su legado científico a la nave Cassini Baterías Radar altímetro CARLOS AGUILERA JAVIER AGUILERA C. G. SIMÓN