Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14 1 2005 25 El Príncipe Enrique de Inglaterra escandaliza al Reino Unido al disfrazarse de nazi en una fiesta Adolfo Scilingo se sienta en el banquillo por genocidio, terrorismo y torturas durante la dictadura argentina Un ataque suicida palestino mata a seis soldados israelíes en la franja de Gaza El resultado de las elecciones no logra desarmar la Intifada seis soldados israelíes murieron en el ataque suicida lanzado anoche por tres activistas radicales palestinos en el paso de mercancías de Gaza J. CIERCO. JERUSALÉN. No hay tregua que valga. Ni siquiera a la vista. La victoria electoral de Mahmud Abbas no calma los ánimos. Su primer objetivo, confesado durante la campaña previa a los comicios, desarmar la Intifada. Sentar en el banquillo a la violencia y no ponerla siquiera a calentar en la banda aunque se lesione medio equipo. Pero los jugadores no siempre hacen caso a las instrucciones del entrenador, por muy nuevo que sea e imponga mano dura. Los milicianos de Hamás, del Yihad Islámico, del Comité Popular de Resistencia, de las propias Brigadas de los Mártires de Al Aqsa se lo han dejado claro a Abbas. Están dispuestos a colaborar con la nueva dirección palestina pero no a poner fin a la resistencia. No hasta que no termine la ocupación israelí. En la noche de ayer, un nuevo y dramático botón de muestra en el paso fronterizo de Karni. Allí, por donde entran y salen las mercancías a la Franja mediterránea, se produjo un ataque suicida reivindicado por varios grupos radicab Al menos REUTERS Uno de los heridos es trasladado a la ambulancia les palestinos en una acción conjunta en el que murieron al menos seis soldados israelíes y resultaron heridos más de una quincena, algunos de gravedad. Tres suicidas palestinos atacaron el paso fronterizo con una bomba de 150 kilos. Murieron en el acto. Instantes después otros milicianos dispararon granadas de mortero y abrieron fuego con sus fusiles de asalto desde las EPA La Casa Blanca se opuso a frenar el uso de la tortura A. ARMADA NUEVA YORK. De puertas afuera, desde el presidente al jefe del Pentágono, pasando por la futura secretaria de Estado, Condoleezza Rice, la doctrina oficial reza que la tortura es una aberración, contraria a las tradiciones estadounidenses y que lo ocurrido en prisiones como Abu Ghraib fue obra de unas cuantas manzanas podridas De puertas adentro, y a juzgar por una información del New York Times, bajo presiones de la Casa Blanca los líderes del Congreso le cortaron las alas el mes pasado a una ley que habría establecido restricciones al empleo de sistemas extremos de interrogación (léase torturas) por parte de oficiales de inteligencia estadounidenses, es decir, agentes de la CIA y de otros departamentos dedicados al espionaje. La derrota de la propuesta afecta a uno de los más nebulosos aspectos de la lucha contra el terrorismo, que implica la detención en secreto por la CIA de Jalid Sheik Mohamed, uno de los cerebros del 11- S. Aunque el Senado aprobó las nuevas restricciones, tras fuertes presiones de la Casa Blanca de la normativa fue excluida la prohibición explícita de tratamiento inhumano y la tortura. inmediaciones. Luego, un helicóptero israelí lanzó varios misiles contra un centro médico en el campo de refugiados de Gaza. Los disparos dificultaron el traslado de los heridos en ambulancias blindadas. Más leña a un incendio que muchos se habían apresurado a extinguir cuando muchos más pretenden convertir en fuego eterno a base de echar, echar y echar gasolina y productos inflamables. Sharón deja claro a Solana que Israel no negociará con la ANP sólo por la victoria de Mahmud Abbas JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. El pasado 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, Ariel Sharón reunió a sus embajadores europeos en Jerusalén. Uno de ellos preguntó al primer ministro israelí cuál era su opinión sobre unas declaraciones recientes del Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad de la UE: Europa será un interlocutor en el proceso de paz de Oriente Próximo le guste o no a Israel ¿De verdad que ha dicho eso? Pues cuando se reúne conmigo no me lo dice. Deben ser ustedes más duros y dejar bien claro que Europa, demasiado inclinada hacia los palestinos, no será nunca un interlocutor válido en esta región le respondió Arik siempre fiel a sí mismo. Ayer, dos semanas después, Ariel Sharón y Javier Solana se vieron las caras en Jerusalén. Y el primer ministro israelí aprovechó el encuentro para enfriar el ambiente internacional y dejar claro al jefe de la diplomacia europea que Israel no negociará con la Autoridad Nacional Palestina (ANP) simplemente porque Mahmud Abbas haya logrado ganar las elecciones. Tel Aviv exige hechos, no palabras. Esos hechos pasan de forma casi exclusiva, en un principio, por que el nuevo Ejecutivo palestino declare la guerra al terrorismo de Hamás, del Yihad Islámico y de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa. De hecho, en la reunión entre ambos líderes prevista para dentro de un par de semanas, se hablará de cuestiones de seguridad, no de política, mucho menos de paz. Solana, quien se entrevistó antes con Simón Peres (número dos aunque tres) Ehud Olmert (número tres aunque dos) Shaúl Mofaz (Defensa) Silván Shalom (Exteriores) le pidió gestos a Israel para que los palestinos de la calle vean en la calle que las cosas mejoran sobre el terreno. Desde Ramala, Mahmud Abbas apostaba por ponerse ya manos a la obra y cumplir su parte en el relanzamiento de la Hoja de Ruta Pero Israel debe cumplir también la suya dijo sin demasiadas esperanzas. Difícil tenerlas con incidentes como el acaecido ayer en Beit Lahia, al norte de Gaza. Alá Husani, palestino de 24 años, murió al ser alcanzado en el cuello por un disparo de soldados israelíes cuando conducía su coche más rápido de lo aconsejable junto a un control militar. Pero es que Alá Husani, que murió durante su traslado al hospital, llevaba en su desvencijado vehículo a una parturienta y a su marido camino del hospital. El hombre resultó herido en el hombro; la madre, ilesa, dio a luz a un pequeño poco después del incidente. Al ser niño no se llamará Esperanza; de haber sido niña, tampoco.