Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 13 1 2005 Sociedad 49 Comunicación ALFONSO ROJO Periodista y nuevo colaborador de ABC ÁNGEL RIESGO El periodismo sólo florece de verdad en el cataclismo, en lo excepcional Alfonso Rojo se incorpora a ABC el próximo lunes. El prestigioso periodista, que ha vivido en primera línea los más graves conflictos internacionales y fue el último corresponsal en abandonar Bagdad en la primera Guerra del Golfo, aportará su experiencia en el análisis de la actualidad diaria TEXTO: F. PÉREZ EL BISIESTO i observamos el año en términos del volumen del mercado, los datos de todos los analistas nos dicen que la inversión publicitaria ha crecido entre un 5 y un 6 los anunciantes han invertido más que el año pasado en publicidad y este crecimiento es aproximadamente el doble de lo que va a crecer el PIB de nuestro país; una mirada simplista a estos datos nos debería satisfacer: nuestra industria va bien. Lamentablemente la realidad es muy otra y estas cifras enmascaran una situación crítica, una necesidad de cambio y ajuste que no podemos obviar. El crecimiento de nuestro mercado no se debe a que los anunciantes hayan encontrado nuevos caminos de persuasión, tampoco a que las audiencias en los medios hayan aumentado sustancialmente, ni es porque los anunciantes se hayan empeñado en aumentar la presión publicitaria, no es que nuestros clientes hayan creído más que nunca en la publicidad. El motivo fundamental del aumento de la factura 2004 de la publicidad española es la inflación. Los precios de los medios han aumentado de manera considerable sin cambiar el producto. Diarios, revistas y TV no son muy distintas a como eran hace un año, siguen en un modelo que muchos pueden considerar anticuado, pero que funciona. La televisión ha conseguido vender su producto, el mismo de siempre limitado por ley, a un precio de un 10 más alto. Enhorabuena. Y ¿qué les a pasado a las agencias? Depende del tipo, para casi todas ha sido un año de buenos beneficios, las agencias de medios han crecido con la inflación mediática aunque han sufrido la fuerte presión de la creciente competencia y del continuado ajuste de remuneraciones de los anunciantes. Las agencias de publicidad han continuado ajustando su cuenta de resultados a través de los costes, y sus ingresos globales posiblemente habrán descendido. Aunque no contamos con datos públicos de volumen de negocio (ingresos brutos) de las agencias españolas, los recortes de remuneraciones en los anunciantes han continuado y la respuesta de las agencias continúa siendo intentar mejorar la productividad disminuyendo plantillas y gastos generales sin degradar el servicio. Una tarea poco menos que imposible. En suma, en este año pasado que tuvo un día más de publicidad, con Juegos Olímpicos, Europeo de Fútbol y elecciones en España y en EE. UU. crecimos fundamentalmente vía precio. Alguien tendrá que entender que es necesario un cambio para volver a crecimientos reales y no solo monetarios S ¿Por qué este importante cambio profesional? -Tras dieciséis años en El Mundo consideré que se había terminado un ciclo. Hubo un conflicto fuerte con motivo de mi participación en las tertulias de radio, una discrepancia profunda entre el director y yo sobre si él tenía que decidir qué, cómo, cuándo y dónde yo debía intervenir. Mi contrato no me obligaba y me negué en rotundo. Al final pactamos que dejaba el periódico, no voy a decir que contento, porque estas cosas por un motivo así te duelen, pero sí de buena manera. ¿Encontrará el lector de ABC un nuevo Alfonso Rojo? -Voy a hacer lo que he hecho siempre. Para mí, el periodismo, más que un medio, ha sido un modo de vida, y eso no lo puedes cambiar. No hay nada que sustituya el placer y la fascinación de vivir de cerca las historias, pero también creo que ha llegado el momento, tras treinta años de profesion, de plasmar lo vivido en algo de reflexión. ¿Pero no cree que en la Prensa escrita la opinión se impone cada vez más a la acción? El periodismo español ha sido siempre muy opinativo. Quizás haya que volver a los orígenes, pero sería ingenuo creer que a los españoles no les fascina la opinión: basta con mirar los índices de lectura o las audiencias de las tertulias de radio o los debates televisivos. -En las redacciones actuales, el reportero parece condenado al ostracismo cotidiano para brillar sólo en tiempos de crisis. Alfonso Rojo -La figura del reportero siempre ha sido una figura un poco marginal en los periódicos, sobre todo por sus elevados costes, pero, a pesar de los avances técnicos, siempre va a ser necesaria esa persona que va a los sitios donde pasan las cosas y las cuenta. Aun así, es verdad que el reportero brilla en los momentos de crisis, pero eso es algo inherente a nuestra profesión que, a diferencia de otras, que se desarrollan en la normalidad, florece de verdad en el cataclismo, en lo excepcional. El periodismo sólo cobra verdadero sentido cuando las cosas no van bien. ¿Vive realmente el periodismo esa crisis de credibilidad de la que tanto se habla? -Si uno se remonta a hace treinta años, a los inicios de la Transición, el periodismo y los periodistas tenían una valoración social altísima, enorme. Ahora se ha deteriorado. Sin embargo, la Prensa mantiene su primacía por la propia naturaleza que tiene la palabra escrita. Incluso en un país como Estados Unidos aún es esencial. ¿Que aquí no hayan explotado escándalos como el de Jason Blayr es un buen síntoma o una clara falta de autocrítica? -Ha habido casos similares, pero no tienen el efecto que allí. Desde luego, la Prensa española es poco autocrítica. En conjunto, aplicamos a la sociedad unos criterios y unas exigencias que no nos aplicamos a nosotros mismos. ¿Compensa el riesgo de contar la noticia desde primera línea? ¿Nunca se ha arrepentido de no aprovechar sus estudios de Derecho? -He tenido mucha suerte: he hecho lo que he querido hacer, de una forma compensada y bien pagada. Como dice Arturo Pérez Reverte, que aunque esté retirado de esto es un genio, si no te acercas no vale, pero si te acercas mucho no vuelves. Desde luego, las situaciones que viven los reporteros de guerra son menos peligrosas para ellos que para la gente que vive en medio de la tragedia. Como dicen los veteranos, lo peligroso es justificar después la cuenta de gastos con el gerente. RSF presenta su álbum de fotos Por la libertad de prensa Santiago San Román, director de El Corte Inglés de Serrano, y Ramón Pernas López, director de la Sala Ámbito Cultural, presentaron ayer el álbum de fotografías Por la libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras (RSF) El acto contó con la presencia de la escritora Rosa Regás; de la presidenta de la sección española de RSF, María Dolores Masana, y del periodista Rafael Jiménez Claudín. La presentación del catálogo fotográfico tuvo lugar en la Sala de Ámbito Cultural que estos grandes almacenes tienen en la céntrica calle Serrano de Madrid. DANIEL G. LÓPEZ