Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional JUEVES 13 1 2005 ABC La Eurocámara aprueba la Constitución Europea por abrumadora mayoría Entre los españoles, sólo votaron en contra los dos representantes de IU y el de Esquerra b A la vista de cómo se pronuncia- ron sus diputados, el voto de ayer anuncia problemas en los referendos que se celebrarán en el Reino Unido, República Checa y Polonia E. SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELASEl Parlamento Europeo aprobó ayer por abrumadora mayoría el informe sobre el Tratado Constitucional, último trámite legal que le faltaba al texto que está destinado a regular las relaciones institucionales de la Unión en las próximas décadas. El informe, dirigido por el popular español Íñigo Méndez de Vigo y el laborista británico Richard Corbett, señala que la Constitución aportará un marco estable y duradero para el futuro desarrollo de la UE, permitirá nuevas ampliaciones y proporcionará beneficios perceptibles para sus ciudadanos El informe fue aprobado en Estrasburgo por 500 votos a favor, 137 en contra y 40 abstenciones, una proporción favorable que no había sido alcanzada por ninguno de los precedentes grandes textos institucionales europeos, como el Tratado de Amsterdam o el de Niza. Entre los diputados españoles, sólo votaron en contra tres: el de ERC, Bernat Joan; el de Izquierda Unida, Willy Meyer, y el de Iniciativa- Verdes, Raúl Romeva. En la lista de los que se oponen se mezclan Izquierda Unitaria, la extrema derecha abanderada por el Frente Nacional Francés, algunos verdes y nacionalistas polacos. Aunque también se han sumado algunos integrantes de grandes grupos, como varios conservadores británicos y checos que no siguieron la línea del Partido Popular Europeo (PPE) cuyos diputados votaron masivamente a favor. en contra (19) Si esta distribución de votos ha de tener un reflejo paralelo en el electorado cuando llegue el momento de ratificar esta Constitución, las cosas se pueden poner cuesta arriba. Los ponentes dijeron que la Constitución facilitará que el ciudadano entienda qué es la Unión y cuáles son sus fines, además de simplificar el panorama institucional y legislativo de la Unión. La incorporación de la Carta de Derechos Fundamentales y el hecho de que los ciudadanos puedan hacer uso de su capacidad de iniciativa para presentar propuestas legislativas son ejemplos del aumento del papel de los ciudadanos de la Unión. El documento se felicita por el hecho de que un número creciente de decisiones vayan a tomarse por mayoría cualificada en vez de por unanimidad como hasta ahora, de manera que la Unión podrá funcionar con menos riesgo de bloqueo. La eficacia se verá reforzada por unas presidencias más largas, de dos años y medio, por la reducción del número de comisarios y por la creación del Ministro de Asuntos Exteriores de la UE. Europarlamentarios polacos muestran su oposición a la Constitución europea REUTERS Desde... Estrasburgo RAMÓN PÉREZ- MAURA SALIR EN LA FOTO DE LA CONSTITUCIÓN H Las abstenciones Entre las abstenciones- -también las había del PPE- -destaca la de la jefa de la delegación socialista francesa, Pervanche Beres, una postura que revela claramente que las divisiones no se han sellado del todo después de la consulta interna que se realizó entre todos los militantes de su partido. Peor se presentan las cosas si se tiene en cuenta la distribución de los escaños en ciertos países donde se celebrará referéndum sobre la Constitución. Entre los diputados británicos, sólo 29 votaron a favor, frente a 40 en contra. En el caso de los checos, nada más siete apoyaron la Constitución mientras que 15 votaron en contra; y si se mira a los polacos, el desequilibrio es aún más abrumador, pues sólo 15 votaron a favor, mientras que los 38 restantes se alinearon en la abstención (19) y votos ay momentos parlamentarios de trascendencia histórica en los que todo diputado quiere dejar su impronta. Recuérdese la primera sesión del Senado de las Cortes Constituyentes de 1977; presidía don Antonio Fontán el resurgir de una cámara que no se reunía desde la década de 1920. Carlos Calatayud, un abogado elegido por Ciudad Real, quería pasar a la Historia ese día y estaba convencido de que lo haría si lograba ser la primera persona que hablase en el nuevo Senado. Al abrir Fontán la sesión, Calatayud pidió la palabra para una cuestión de orden Desconcierto. Fontán se la da. Señor presidente: ¿se puede fumar? Calatayud pasó a la historia. El debate el pasado martes en el pleno del Parlamento de Estrasburgo del informe Corbett- Méndez de Vigo sobre el Tratado que establece una Constitución para la UE contó con la intervención de bastantes calatayudes. Desde el lituano Pavillionis, que denuncia que en la traducción a su idioma no se puede declinar la palabra euro por ser está indeclinable por decreto, lo que crea frases agramaticales, al español Guardans que habla en inglés para decir que votará sí a pesar de que no se da al catalán, ni en el Tratado Constitucional ni en esa cámara, el estatuto que merece. Si su abuelo Cambó levantara la cabeza... La Constitución obtiene un amplísimo respaldo por medio del informe Corbett- Méndez de Vigo: 500 votos a favor, 137 en contra y 40 abstenciones. En el bando de los noes un espectro que agrupaba los extremos que se tocan fuera de hemiciclo: de Ezquerra Republicana de Catalunya a Jean Marie Le Pen. La derrota en el pleno les llevó a tomar los pasillos del Parlamento, donde un grupo de nacionalistas polacos entonaron la Internacional blandiendo la bandera de la URSS como augurando el futuro que nos espera. Cuando se es laminado en las urnas hay que buscar cualquier manera de robar el protagonismo de la foto. Ésta es una Constitución que en palabras de Bronislaw Geremek, ex ministro de Asuntos Exteriores po- laco, cose las dos Europas Y que al decir de Méndez de Vigo, gran artífice del Tratado, es una constitución que introduce más democracia y más transparencia al tiempo que fortalece las constituciones nacionales Ahora hay que continuar el proceso a lo largo de los 25 estados miembros. España aspira a ser el primer país que lo ratifique mediante referéndum, pero sólo diez de los veinticinco prevén ese tipo de consulta. De hecho dos, Lituania y Hungría, ya han ratificado la Constitución. En este momento se plantea el reto de hacer entender a la población la trascendencia del Tratado. La campaña puesta en marcha por el Gobierno español para difundir la Constitución no está logrando los objetivos deseados. Pero también desde otros sectores se está torpedeando de manera tergiversadora. Porque decir que, si no se aprueba esta Constitución, España queda mejor porque con el Tratado de Niza nuestra situación es superior, es, simplemente, confundir. Los veinticinco miembros de la UE tienen hasta el 1 de noviembre de 2006 para ratificar. Si para esa fecha lo han hecho veinte, el Consejo Europeo tendrá que decidir qué se hace con quienes se han quedado fuera. Y con toda seguridad la decisión no será volver a Niza, sino invitar a esos países a que aclaren cómo piensan hacer para adoptar la constitución- -o para salirse de la Unión Europea. Niza ya no es alternativa.