Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 13 1 2005 Nacional 17 La necesidad de fotocopiar el caso Gescartera bloquea durante meses la causa N. COLLI MADRID. Después de que la juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios diera por concluida la investigación del caso Gescartera el procedimiento ha sufrido un parón que podría prolongarse, según indican fuentes jurídicas, hasta la próxima primavera. La causa no es otra que la necesidad de dar cumplimiento al derecho que la ley reconoce a todas las partes de facilitarles todo el sumario una vez cerrada la instrucción y con el fin de preparar el juicio oral. Según este trámite, que la Ley de Enjuiciamiento Criminal prevé en su artículo 790, cuando el juez considera que los hechos investigados son constitutivos de delito y que, por lo tanto, la causa debe proseguir, ordenará que se dé traslado de las diligencias previas, originales o mediante fotocopia, al Ministerio Fiscal y las acusaciones personadas, para que en el plazo de cinco días, soliciten la apertura del juicio oral formulando escrito de acusación o el sobreseimiento de la causa o, excepcionalmente, la práctica de diligencias complementarias El cumplimiento de esta norma no supone, a priori, problema alguno. En la práctica, sin embargo, se traduce en un importante retraso para la tramitación de aquellas causas que, como Gescartera son especialmente voluminosas. Este procedimiento ocupa 114 tomos (ello sin contar las piezas de documentación) y por el Juzgado se han encargado sesenta copias completas. Es decir, millones de fotocopias. La Secretaría de Gobierno de la Audiencia Nacional informó el pasado 16 de noviembre a la juez de que las copias se harían de veinte en veinte tomos y de once en once juegos con el fin de no colapsar el servicio de reprografía del Tribunal, siempre cargado de trabajo, y en especial estos meses por la coincidencia de la celebración de varios macrojuicios Ante tal previsión y con el fin de agilizar la entrega de las copias, la juez Palacios preguntó en diciembre sobre la posibilidad de buscar otra solución. Aznar con Bush en la Casa Blanca el pasado mes de enero, en una de sus última visitas como presidente del Gobierno AP Ana Botella asistirá a la toma de posesión de Bush como invitada personal del presidente El ex jefe del Ejecutivo no podrá acudir porque recibe a Kohl en FAES Ayuntamiento de Madrid estará en el Capitolio acompañada por su hijo mayor, José María, que vive y trabaja en Nueva York ÁNGEL COLLADO MADRID. Ana Botella, esposa de José María Aznar y concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid, asistirá el próximo día 20 en Washington a la toma de posesión de George Bush como invitada personal del presidente de los Estados Unidos. Al acto, en el que se inaugurará el segundo mandato de Bush, también estaba citado el ex presidente del Gobierno José María Aznar, pero no puede asistir porque en las mismas fechas estará en España el ex canciller alemán Helmut Kohl para participar en un ciclo de conferencias de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) que preside el ex jefe del Ejecutivo. La deferencia del mandatario estadounidense hacia los Aznar al contar con ellos en una ceremonia tan solemne en sus tradiciones se sucede después de la calurosa acogida dispensada a Sus Majestades los Reyes en el rancho Crawford del pasado mes de diciembre y contrasta con el trato dispensado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que espera desde el 4 de noviembre a que Bush le responda a su llamada telefónica para felicitarle por la victoria electoral. Según fuentes próximas a Aznar, tras declinar el ex presidente del Gobierno la invitación- lamentándolo mucho -por tener que ejercer de anfib La concejal del trión de Kohl en Madrid el día 21, el presidente de los Estados Unidos insistió en que de todos modos estuvieran presentes los Aznar. Ana Botella acudirá a la ceremonia acompañada por su hijo mayor, José María Aznar. El primogénito del ex jefe del Ejecutivo vive y trabaja en Nueva York. Ambos ocuparán sitio en la tribuna reservada a los invitados personales del presidente. Además, la concejal de Servicios Sociales participará en otras celebracio- Roces de Zapatero con Bush Guerra de Irak. Las malas relaciones con Estados Unidos empezaron al llegar Zapatero al poder en abril del pasado año y ordenar la retirada de las tropas españolas de Irak sin esperar a junio, como había anunciado, y sin negociar la salida con Estados Unidos ni los países con fuerzas en la zona, incluidos los que compartían misiones con los españoles. Invitación a salir. El presidente del Gobierno manifiesta desde Túnez que está orgulloso de su retirada y anima a los países que tienen fuerzas allí a que sigan su ejemplo. La bandera. Con motivo de la Fiesta nacional, Defensa decide que no desfile la bandera norteamericana. El embajador de los EE. UU. no acude a la recepción posterior y reconoce su disgusto porque el año anterior Zapatero permaneció sentado al pasar la enseña de los Estados Unidos. Elecciones. Durante la campaña electoral de Estados Unidos Zapatero hace público su deseo de que gane el candidato demócrata, John Kerry. nes convocadas por las instituciones norteamericanas alrededor de la inauguración del mandato presidencial. La ceremonia de toma de posesión tiene un carácter muy solemne, con presencia de todos los poderes del Estado, aunque no suelen acudir mandatarios extranjeros. Bush y Aznar han mantenido su amistad después de que el dirigente del PP dejara el Gobierno en abril del pasado año. Prueba de ello es que el presidente estadounidense recibiese al ex jefe del Ejecutivo español en el despacho oval de la Casa Blanca- -y en audiencia privada que duró 40 minutos- -a la semana de ganar las elecciones, aprovechando que Aznar estaba en Washington para dar un curso en la Universidad de Georgetown. Con Blair Aznar se convirtió en el primer dirigente político europeo- -en su caso ex- -en poder felicitar personalmente a Bush por su victoria. A Rodríguez Zapatero no le contestó la llamada telefónica, pero sí habló con los principales mandatarios europeos y, a la semana siguiente, recibió a Tony Blair. Zapatero hizo público desprecio de las gestiones que pudiera hacer Aznar ante Bush para reconducir las malas relaciones entre ambos Gobiernos provocada primero por la retirada unilateral de las tropas españolas de Irak y aumentada después por otros desplantes del dirigente socialista. No voy a procurar ninguna molestia al ex presidente ni hacer que trabaje en ninguna dirección comentó el dirigente socialista. Aznar sólo informó a Rajoy del contenido de su conversación con Bush. Medios informáticos En otros casos, como el sumario de la operación Dátil (la célula española de Al Qaida) la Audiencia Nacional ha recurrido a una empresa externa para hacer las copias. Las fuentes jurídicas antes citadas llaman la atención sobre la necesidad de buscar otras soluciones- -menos costosas en tiempo, esfuerzo y dinero y más beneficiosas tanto para las partes como para la propia Administración de Justicia- -y apuntan a la comodidad y rapidez de la entrega de los sumarios en CD.