Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional JUEVES 13 1 2005 ABC Primera excarcelación de un etarra paralizada in extremis por el juez para revisar sus redenciones Sáinz Lobato, que iba a quedar en libertad hoy, redimió 13 años de condena, cinco por estudios b El preso, sentenciado a 34 años de prisión por un asesinato, ya tenía preparadas sus pertenencias para abandonar el centro penitenciario de Sangonera (Murcia) RICARDO FERNÁNDEZ MURCIA. El juez de la Audiencia Nacional José Luis Castro ha evitado la excarcelación del etarra Eduardo Sáinz Lobato, quien, después de estar encarcelado casi 18 años, tenía preparado ya el macuto con sus pertenencias para abandonar hoy mismo- -tal y como le habían comunicado- -la prisión de Sangonera (Murcia) El preso, condenado a 34 años de prisión por un asesinato, se había visto beneficiado por la aplicación del Código Penal de 1973, cuyas redenciones ordinarias y extraordinarias le habían permitido redimir casi 13 años de condena de los 30 de máximo cumplimiento previstos en esa legislación. La orden de impedir su excarcelación fue remitida a la prisión a última hora de la mañana, cuando todo apuntaba a que ya nada ni nadie podría evitar que este interno recuperase la libertad. Fuentes judiciales y del Ministerio del Interior consultadas por ABC han asegurado que el juez fundamenta su escrito en la necesidad de revisar los beneficios penitenciarios concedidos al etarra, y ello a pesar de que su propuesta de licenciamiento definitivo ya había sido aprobada por el titular del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria. Las mismas fuentes confirmaron que responsables de Instituciones Penitenciarias contactaron con el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Murcia para analizar la situación. Boda y vis a vis entre rejas MURCIA. Eduardo Sáinz Lobato es uno de los internos más antiguos de la prisión provincial de Murcia, junto con el también etarra Andoni Ugalde Zubiri. En esta cárcel, que actualmente es una de las más masificadas de España, ha pasado los últimos 16 años de su vida. Incluso ha contraído matrimonio estando entre rejas. Ocurrió el 11 de diciembre de 1998, en la que probablemente haya sido la ceremonia más particular de cuantas ha celebrado el juez del Registro Civil de Murcia. El preso etarra fue trasladado en un furgón policial fuertemente escoltado hasta el Palacio de Justicia, donde se casó por lo civil con su novia Saioa. Después fue conducido de nuevo hasta la cárcel, donde Instituciones Penitenciarias autorizó un modesto festejo en la sala de visitas de vis a vis. Los recién casados compartieron allí unas horas junto a 17 familiares y amigos. Sáinz Lobato, en prisión desde 1987, fue condenado a 34 años de prisión tirse situaciones como la generada en torno al ex miembro del comando Madrid José Ignacio de Juana Chaos, que ha estado a punto de ser excarcelado después de haber cumplido apenas 18 de los más de 3.000 años de cárcel a los que fue condenado. Aunque los historiales delictivos de ambos terroristas son diferentes, existen muchas similitudes en lo que se refiere a los beneficios penitenciarios de que han disfrutado. Así, Sáinz Lobato, que ingresó en prisión el 4 de octubre EFE Piden que Zouhier sea juzgado de nuevo por una causa por la que fue absuelto antes del 11- M N. VILLANUEVA MADRID. La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid solicitó ayer la nulidad de una sentencia dictada en febrero de 2004 por el Juzgado de lo Penal número 5 de Madrid- -que absolvió al imputado en el 11- M Rafa Zouhier de un delito de tenencia de armas- -y pidió la repetición del juicio, al considerar que en primera instancia no se valoraron todas las pruebas que inculpaban a los procesados. Entre ellas figuran unas escuchas telefónicas que el juez anuló al entender que violaron el secreto de las comunicaciones. Durante la vista pública de la apelación, celebrada ayer en la Audiencia Provincial de Madrid, el abogado de Zouhier denunció la inclusión en el recurso de la Fiscalía un párrafo en el que se señala que su cliente ha aparecido implicado como uno de Revisión de expedientes Precisamente ayer, fuentes judiciales informaron de que fiscales de la Audiencia Nacional, el juez central de Vigilancia Penitenciaria- -José Luis Castro- -y la Dirección General de Prisiones- -con Mercedes Gallizo a la cabeza- -estudiarán la semana que viene los expedientes de una veintena de reclusos etarras que pueden quedar libres en los próximos tres años gracias a las redenciones del anterior Código. La orden contra la excarcelación de Sáinz Lobato es, en cualquier caso, la primera que se produce después de que la Dirección General de Instituciones Penitenciarias anunciara su intención de revisar, uno por uno, los expedientes citados. La iniciativa responde al intento de evitar que puedan repe- los intermediarios en la obtención de explosivos para los tristemente famosos atentados del 11- M El letrado considera que la alusión a unos hechos que no tienen nada que ver con los narrados en la sentencia apelada debería ser suficiente para anular el recurso de la fiscal, pues, según manifestó, esta alusión predispone a la Sala contra Rafa Zouhier. Junto a Zouhier, resultaron también absueltas en esta causa otras cuatro personas, dos de ellas imputadas en el sumario de los atentados de Madrid: Carlos Ben Hur y José Manuel García del Corral. Precisamente este último implicó a Zouhier en la tenencia de explosivos tras confesar a la Guardia Civil que escondió un arma por indicación expresa del marroquí. Aquellos hechos se remontan a enero de 2002, aunque el juicio se celebró dos años después. de 1987, se ha beneficiado también de importantes redenciones- -tanto ordinarias como extraordinarias- que suman casi 13 años de cárcel. Eduardo Sáinz Lobato nació en Ronda (Málaga) aunque muy pronto se trasladó a vivir a la población alavesa de Legutiano (antes Villareal) Allí se integró en ETA, en la que militó al menos hasta su detención, en octubre de 1987. Ya no volvió a ver la calle, a excepción del momento en el que tuvo que ser trasladado a la Audiencia Nacional para ser juzgado. Fue condenado a 34 años de cárcel por pertenencia a banda armada y por colaboración en el asesinato del coronel de artillería José María Picatoste González de Echeverri, cometido por ETA el 19 de agosto de 1986, precisamente en Legutiano (Álava) Sáinz Lobato fue el etarra que aportó al comando Araba liderado por Gárate Galarza, los datos necesarios para cometer el crimen. Matriculado en la universidad Casi desde su detención, salvo un breve paso inicial por otros centros penitenciarios, la prisión provincial de Murcia se ha convertido en su única residencia. En este centro ha pasado más de tres lustros y más tiempo habría permanecido en sus celdas de no ser por la reducción de pena de la que se ha beneficiado. Conforme al Código Penal de 1973, las remisiones de condena por trabajo le han abonado un día por cada dos que ha pasado entre rejas. es decir, unos ocho años. Pero además, y según fuentes de Interior, se le han abonado cerca de 2.000 días de prisión (otros cinco años) en concepto de redenciones extraordinarias por diversos conceptos, entre ellos el estar matriculado en la Universidad del País Vasco (UPV)