Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 1 2005 89 Deportes Gravesen, medio centro danés del Everton, a un paso de ser el primer fichaje invernal del Madrid de Florentino Pérez El rápido auxilio a Fabrizio Meoni (a la derecha) no fue suficiente para salvarle la vida FOTOS: AFP Un paro cardíaco fulmina a Meoni en plena etapa del Dakar Los pilotos de motos no disputarán la jornada de hoy en señal de duelo PEDRO FERMÍN FLORES Nuevo y terrible golpe al Dakar. Ayer, apenas 24 horas después del fallecimiento del José Manuel Pérez, Fabrizio Meoni perdía la vida como consecuencia de un paro cardíaco en el transcurso de la undécima etapa de la prueba, en la que era segundo de la general y que ya había ganado en dos ocasiones. El italiano era uno de los pilotos que mejor conocía la carrera, pues había participado en trece ediciones. La tragedia se consumó después de que Meoni, que disputaba la etapa con toda normalidad, pasase sin problemas por el primer control y tras repostar en la zona de abastecimiento de gasolina. Pocos minutos más tarde, a las 10 horas y 15 minutos, en el punto kilométrico 184, el piloto sufrió una grave caída. El francés Fretigné, que rodaba en esos momentos junto a él, se paró y activó la baliza, constatando la gravedad del estado del italiano, ya inconsciente. El helicóptero médico, llamado de inmediato, llegó a las 10 horas y 36 minutos y el equipo de seguridad encontró a Meoni en una situación de paro cardíaco. Los esfuerzos de los médicos fueron en vano. Después de 45 minutos de masaje cardíaco se constató la muerte a las 11 horas y 11 minutos. Fretigné, desolado, explicó lo ocurrido: He visto que estaba inconsciente y he disparado la alarma de su moto para que vinieran los médicos. No pare- Enamorado de África Meoni vivía para África, era su obsesión desde que en 1990 participó con una KTM de dos tiempos en el Rally de Túnez y, en la última etapa, sufrió una caída que le produjo una luxación de clavícula. Fue el comienzo de una obsesiva relación amor- odio, que alcanzó su punto culminante cuando subió al escalón más alto del podio del Dakar, allá por 2001. Victoria que revalidó en la siguiente edición. Fue aquel su año triunfal, con una triple corona: Túnez, Egipto y Dakar. Su amor por África no quedó reducido a recorrer en moto sus desiertos. Lo amplió con varias iniciativas de solidaridad, como la asociación benéfica denominada En buenas manos creada por él y con la que proyectaba construir este mismo año una ampliación de la escuela que ayudó a levantar en Dakar hace un par de años bajo el nombre de Amigos de Italia Precisamente en Senegal debía encontrarse con el párroco de su pueblo, el padre Arturo Buresti, de 84 años de edad y ex misionero en Suramérica y África, con el que Meoni de niño había oficiado de monaguillo en la pequeña iglesia de Castiglion. El malogrado piloto le había invitado para bendecir esa inauguración de la ampliación de la escuela infantil. En memoria de Fabrizio vamos a seguir con todos sus proyectos. Era un hombre bondadoso y muy preocupado por los más débiles comentó entre lágrimas el párroco una vez conocida la tragedia. cía grave la caída porque todos íbamos muy cerca unos de otros y no rodábamos muy deprisa Anonadado, concluyó: No hay palabras. Era un gran amigo. Siempre nos estaba animando con bromas. Esto no puede ser verdad Marc Coma recibió la noticia de lo sucedido al cruzar el último control y, rodilla en tierra, se echó a llorar: Aún no me lo puedo creer. Hemos rodado muy cerca durante una parte de la especial. Me parece mentira todo esto. Es como una pesadilla de la que nos gustaría despertar rápidamente con la visión del regreso de Fabrizio al campamento sobre su moto. Es muy duro. Se ha ido uno de los grandes mitos de esta prueba. Un hombre que nos ha dejado su huella personal El compañero de equipo de Meoni en KTM, el chileno Carlo de Gavardo, no Trece victorias Nació el 31 diciembre de 1957 en Castiglion Fiorentino (Toscana) Casado y padre de dos hijas. se explicaba lo sucedido con su jefe de filas. Él era un hombre que física y psicológicamente daba en todo momento la imagen de una persona sana. Estoy destrozado. Hemos perdido a dos amigos en 24 horas. He llamado a mi mujer y estaba muy mal porque ella conocía muy bien a Fabrizio y a toda su familia. Lo que ha pasado es del todo inexplicable Los pilotos, según fueron llegando a Kiffa, se reunieron en una pequeña sala preparada por la organización en la que oraron por sus amigos tan tristemente desaparecidos. De acuerdo con la organización, decidieron no correr la etapa de hoy- -que sólo se celebrará en coches y camiones- -y se trasladarán en avión hasta Bamako para continuar el jueves el recorrido hasta la playa de Dakar. Los compañeros de equipo de Meoni sopesaron la opción de retirarse de la carrera, pero finalmente seguirán para cumplir la promesa de situar sobre elpodio de Dakar una moto azul como homenaje a Richard Sainct, fallecido el pasado septiembre en el Rally de los Faraones. Luto en su ciudad natal Palmarés: dos victorias en el Dakar (2001 y 2002) en trece participaciones; cinco en Egipto (1996, 1998, 1999, 2000 y 2001) cuatro en Túnez (1997, 2000, 2001 y 2003) una Copa del Mundo de todoterreno (2000) y un Rally Incas (1990) La fatal noticia causó una profunda conmoción en la pequeña localidad italiana de Castiglion Florentino, ciudad natal de Fabrizio y donde se van a celebrar los funerales. Allí vivía con su mujer, Elena, y con sus dos hijas, Gioele, de 13 años, y Chiara, de dos y medio.