Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 1 2005 79 La UE y EE. UU. se conceden tres meses para suprimir las ayudas de los consorcios Airbus y Boeing El fabricante canadiense Nortel manipuló resultados para que sus directivos cobraran bonos El Gobierno insiste en revisar la deducción por vivienda El vicepresidente de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó ayer que la deducción por vivienda habitual, aunque ayuda a financiar la compra de este bien, genera más tensión en el precio final de las viviendas y también sobre el precio del suelo, por lo que volvió a mostrarse partidario de revisar cuánto cuesta dicha deducción y analizar si es el sistema más eficiente para favorecer el acceso a la vivienda. En cualquier caso, Solbes indicó, en declaraciones a Antena 3, recogidas por Ep, que el sistema actual hay que respetarlo para aquellas personas que ya se lo están aplicando, y afirmó que en política fiscal hay que ser enormemente prudente en las medidas que se adoptan para no introducir cambios tan sustanciales que al final rompan el sistema. No soy partidario de cambios revolucionarios en estos temas reiteró. Así, aseguró que sobre las deducciones por vivienda y por planes de pensiones no hay ninguna decisión tomada todavía, a la espera de concretar la reforma fiscal a lo largo del primer semestre del año. En el caso concreto de los planes de pensiones, afirmó que este instrumento es importante para generar ahorro a largo plazo, y afirmó que el Gobierno no tiene ninguna garantía de que si los planes desaparecieran, este ahorro seguiría por parte de los españoles. Otra cosa es que estos planes no sean mejorables, esto es lo que vamos a intentar hacer subrayó. respecto a la deuda actual de Sacyr con el BBVA. SyV reconoció que mantiene una deuda con el banco por valor de 335,5 millones de euros correspondientes a créditos. En un comunicado, la compañía precisó que se trata pues del 4,4 de la deuda total de SyV, que asciende, por tanto, a 7.625 millones de euros. La mayoría de este importe (157 millones) se corresponde con financiación de proyectos de infraestructuras de autopistas de Itinere, en los que BBVA forma parte de un pool de bancos, y otros 117 millones están vinculados a promociones de viviendas. En su nota, Sacyr Vallehermoso vuelve a reiterar que ha cumplido y cumplirá escrupulosamente todas sus obligaciones con el banco así como con el resto del sector financiero Solbes se alinea con la CEOE, al oponerse a la cláusula del SMI defendida por Caldera El comité de la patronal podría decidir hoy no firmar el acuerdo b El vicepresidente consideró ayer que la reforma del salario mínimo no debería incluir la cláusula de revisión por ley, sino vincularlo a la evolución económica MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. El Consejo de Ministros del pasado 30 de diciembre, en que el Gobierno dio su visto bueno al texto de reforma del salario mínimo interprofesional (SMI) no ha servido para que las diferencias entre los titulares de Economía, Pedro Solbes, y de Trabajo, Jesús Caldera, hayan desaparecido. El vicepresidente económico volvió ayer a rechazar la cláusula de revisión del SMI y abogó porque su actualización dependa de la evolución de la economía, mientras que para Caldera es necesaria dicha cláusula a fin de garantizar su poder adquisitivo. Por tanto, las reivindicaciones de UGT y CC. OO. encuentran respuesta en Caldera, mientras que las de CEOE coinciden con Solbes. Solbes reiteró ayer que era más razonable ver la evolución de la economía para actuar con la cláusula de revisión porque así hay margen de maniobra para actualizar estos salarios sin que se perjudique la competitividad y el empleo En declaraciones a Antena 3, y dada las discrepancias, Solbes abogó porque sean agen- Solbes y Caldera, tras un Consejo de Ministros celebrado en octubre tes sociales los que busquen la fórmula que satisfaga a unos y otros. Dentro de la gravedad de estas discrepancias, lo más preocupante es la imagen que el Ejecutivo deja de sí mismo en el proceso abierto de diálogo social. Los cambios de opinión del vicepresidente económico, unidos a las discrepancias con Trabajo, pueden dar en la línea de flotación de la credibilidad del gabinete dirigido por José Luis Rodríguez Zapatero. Pedro Solbes se desmarcó de las tesis de Trabajo el pasado 29 de diciembre, cuando Caldera y los agentes sociales habían alcanzado un principio CHEMA BARROSO de acuerdo sobre el SMI. Entonces, el vicepresidente llamó al ministro de Trabajo y le dijo que no estaba de acuerdo con que el salario mínimo incluyera la cláusula. Este rechazo fue utilizado por la CEOE para desmarcarse del acuerdo y convocar a su comité ejecutivo para el 12 de enero, aplazando una reunión fijada con los sindicatos para el 10 de enero. En el Consejo de Ministros del día siguiente, Zapatero logró que sus ministros se pusieran de acuerdo y se dio el visto bueno al texto. Desde entonces, Caldera intenta que CEOE firme el acuerdo. Y pese a las nuevas advertencias de Solbes, ayer en Trabajo aseguraban que no existen diferencias de fondo con Economía. Pero la CEOE, alertando de la espiral inflacionista que puede suponer la cláusula, quiere que se relacione el SMI con la negociación de convenios. Estas tesis se vieron respaldadas ayer con las palabras de Solbes y podría provocar que el comité ejecutivo de la patronal decidiera hoy no firmar el acuerdo sobre el SMI. Recordatorio a Gobierno y CEOE Así las cosas, UGT y CC. OO. hicieron público ayer un comunicado conjunto en el que recuerdan al Gobierno y la CEOE el compromiso firmado el pasado 8 de julio, en el que todos se comprometieron a consensuar medidas que aumenten la competitividad, generen empleo de calidad y mejoren la cohesión social. Además, envían un mensaje a la CEOE: la eficacia de los tres acuerdos de negociación colectiva fruto del diálogo autónomo con los que, además de la moderación salarial, se consiguió un marco de estabilidad y paz social. Apuestan porque se pueda renovar para los 4.000 convenios que se deben negociar en 2005, que afectan a 900.000 empresas y 7,5 millones de trabajadores. Lograr un acuerdo pacífico Con independencia de la estrategia por la que opte, el máximo órgano de gestión de Sacyr también barajará la vía para reducir el rechazo frontal que el consejo del BBVA ha mostrado frente a esta operación. Sacyr ya ha apuntado en reiteradas ocasiones su interés por mantener al actual presidente del BBVA al frente de la entidad bancaria, aunque rumores del mercado reducen esa intención a únicamente dos años de permanencia.