Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional El DESAFÍO DEL PLAN IBARRETXE MIÉRCOLES 12 1 2005 ABC Sant Pere de Torelló, el primer municipio catalán que apoya el plan Ibarretxe b El consistorio de esta pequeña Marín evitará recibir de manos de Atutxa el texto del proyecto secesionista El presidente de las Cortes garantiza una recepción sobria al dirigente del PNV b Gabriel Cisneros pide que se localidad barcelonesa de algo más de 2.000 habitantes califica de absolutamente democrática la propuesta del lendakari vasco ABC BARCELONA. No será el único, probablemente, pero Sant Pere de Torelló (Barcelona) sí se ha convertido en el primer municipio de Cataluña que aprueba una moción a favor del plan Ibarretxe. El pleno de consistorio de esta población de la comarca de Osona- -integrado por nueve concejales de una formación independiente Entesa pel Progrés Municipal (EPM) uno de Convergència i Unió y otro de Independets de Sant Pere -aprobó anteayer la iniciativa municipal de apoyar la propuesta del lendakari vasco por considerarla absolutamente democrática ya que permite que el pueblo pueda decidir sobre su futuro libremente El alcalde de Sant Pere de Torelló, Jordi Fabrega (EPM) criticó la actitud negativa intransigente e inmovilista que mantienen tanto el PP como el PSOE al no querer aceptar el plan Ibarretxe y, por lo tanto, la voluntad democrática del pueblo vasco El primer edil de este pueblo de poco más de 2.000 habitantes asegura que la moción aprobada pretende defender la consulta popular como un derecho a decidir sobre el futuro al mismo tiempo que dar apoyo a esta iniciativa del parlamento vasco, que democráticamente ha decidido impulsar el plan Ibarretxe El alcalde de Sant Pere de Torelló reconoció que el municipio que representa es una institución muy pequeña, aunque su iniciativa pretende ser un grano de arena en las muestras de solidaridad y de apoyo a la propuesta del lendakari vasco que, a partir de ahora, recibirá de otros municipios de Cataluña. tenga en cuenta a las víctimas del terrorismo, ya que el texto llega a la Cámara avalado por los votos del brazo político de ETA A. COLLADO MADRID. El presidente de las Cortes, Manuel Marín, se limitará el próximo viernes a recibir en su despacho al presidente de la Cámara autonómica vasca, Juan María Atutxa, cuando acuda a llevar el texto del plan Ibarretxe al Congreso. Y lo hará después de que el dirigente del PNV entregue en el registro la copia correspondiente, que es el trámite ordinario. No habrá pues ceremonia especial por el hecho de que Atutxa haya insistido en llevar en mano al Congreso el plan con el objetivo de dar mayor relieve a la presentación del proyecto secesionista del nacionalismo vasco y ETA. Ése es el procedimiento que Marín explicó ayer en la reunión de la Mesa del Congreso tras la preocupación expresada por el vicepresidente tercero, Gabriel Cisneros, del PP, por la utilización que el Ejecutivo de Ibarretxe quiere hacer del puro trámite de la llegada a la Cámara de su desafío al Estado y también por el debido respeto a las víctimas del terrorismo ya que el plan llega con el apoyo del brazo político de ETA. Según fuentes parlamentarias, Cisneros hizo hincapié en la voluntad manipuladora con que llega Atutxa y en el hecho de que el documento ha sido posible por voluntad de una banda de pistoleros Sugirió además que el recibimiento al presidente de la Cámara vasca fuera lo más sobrio posible Marín agradeció el contenido y la intervención del vicepresidente, y dejó claro que se limitará a mantener la cortesía institucional imprescindible. Será un funcionario de protocolo de la Cámara quien acuda a recibir a Juan María Atutxa cuando llegue al Palacio Concentración de Rajoy con el núcleo duro del partido C. DE LA HOZ MADRID. Iba a ser una reunión de comienzo de curso político en la que, por supuesto, se iba a hablar, y mucho, del plan Ibarretxe y de las elecciones vascas, pero no sabía hasta qué punto. El líder del PP, Mariano Rajoy, tenía previsto reunir fuera de Madrid a los pesos pesados de su partido- -los mismos que forman parte de la reunión de maitines -el jueves y el viernes de esta semana, pero su entrevista del viernes en La Moncloa con el presidente del Gobierno le obligó a modificar el plan, de modo que hoy mismo comienza un retiro político de dos días en el Parador de Sigüenza (Guadalajara) al que están convocados Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja, Eduardo Zaplana, Pío García Escudero, Javier Arenas, Josep Piqué y Alberto Ruiz- Gallardón. También está previsto que acuda el sociólogo Pedro Arriola, que analizará sondeos propios y ajenos sobre los próximos comicios vascos. Así, el plan Ibarretxe, la reunión en Moncloa con José Luis Rodríguez Zapatero y las anunciadas reformas estatutarias centrarán, sin duda, el contenido de esta cumbre Será también el momento en que dirigentes como Mayor o Piqué podrán dirimir sus diferencias sobre si son equiparables o no los proyectos de los nacionalistas vascos y de ERC. de la Carrera de San Jerónimo. Después de que haya pasado por el registro de la Cámara a presentar el plan, Marín le recibirá en su despacho. La foto del dirigente nacionalista podrá ser obtenida dentro de esa estancia, pero sin documento del plan Ibarretxe por medio. El malestar por la presencia de Atutxa en las Cortes para dar más relieve al desafío del plan Ibarretxe no sólo es evidente en el Partido Popular, sino que también es compartido en algunos sectores del PSOE. El presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, se manifestó en parecidos términos a los de Cisneros en la reunión de la Ejecutiva del PSOE celebrada el pasado lunes. Primer paso La Mesa tiene una primera intervención en los trámites del plan, pues es el órgano encargado de calificar el texto para su posterior debate y votación en pleno. En la Cámara, el Partido Popular sostiene que el órgano de dirección del Congreso está facultado para devolver el texto al Parlamento autonómico, dada su evidente inconstitucionalidad de fondo y al fraude de forma El PP estima que la presunta propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía es un Estatuto nuevo entero- -y no de Autonomía sino de ruptura- -y supone una reforma severa de la Constitución. Con esos argumentos, el principal partido de la oposición cree que el plan Ibarretxe se podría devolver a la Cámara vasca para corregir sus defectos. Por contra, el PSOE considera que la Mesa del Congreso no puede entrar a enjuiciar el texto y debe limitarse a calificarlo para que pueda debatirse y votar en Pleno. En ese trámite, el Pleno decide si admite el texto para su posterior negociación y enmienda en la Comisión Constitucional. Los cuatro miembros del PP en la Mesa votarán que se devuelva a Atutxa, mientras que los tres del PSOE más el de CiU y la de IU admitirán su pase a Pleno.