Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 1 2005 91 Gente Rocío Jurado pide que me dejen un poco en paz Desde su finca sevillana en La Yerbabuena, la artista rompe su silencio. Habla de su estado de salud, y que pasará en marzo su próximo examen médico TEXTO: BEATRIZ CORTÁZAR FOTO: ANTONIO JIMÉNEZ Elvis Presley vuelve a ser el número uno. Cuando se han cumplido los 70 años de su nacimiento, el desaparecido rey del rock ha vuelto a encabezar las listas musicales británicas con su disco Jailhouse Rock El álbum se puso a la venta hace una semana en el Reino Unido, con un libro sobre el trabajo de Elvis. cío Jurado no había abierto la boca en público desde que aterrizó en vuelo procedente de Miami y se refugió en su casa de La Moraleja tras realizarse un severo tratamiento en Houston, en la lucha que mantiene contra el cáncer de páncreas que padece. Allí pasó las Fiestas, y allí la vieron sus familiares y apenas un puñado de íntimos a los que se agarra y en los que se apoya en esta durísima prueba que la vida le ha puesto en el camino. Pero ayer habló. Lo hizo para María Teresa Campos, quien, tras las vacaciones navideñas, volvía a su programa Cada Día de Antena 3. Rocío no fue al plató, pero sí preparó uno muy cálido con la lumbre encendida en el salón de su finca de La Yerbabuena, la misma donde contrajo matrimonio con Ortega Cano, quien estaba a su vera, aunque fuera de plano. Así, envuelta en un cálido chal de tono salmón, con la melena más corta y oscura, muy maquillada y con un suéter que ocultaba el generoso escote que la chipionera suele volcar sobre el escenario cuando canta ante su público, fue más Rocío que Jurado, más mujer que artista, más sencilla y directa que nunca. El 2004 se recordará como un año horroroso. Sólo pido paz y salud para todo el mundo. Estoy horrorizada por todas las catástrofes señaló. Mujer luchadora desde sus primeros pasos dando palmas en un tablao, asegura que cuando se enteró de su enfermedad se acordó de su madre- también la tuvo, y se fue por su culpa y que en esos momentos to- Ro dos los planes que tenía ya no importaban. Lo único que quería era estar con mi familia Pero Rocío es mucha Rocío como para tirar la toalla ante la adversidad. El sufrimiento sirve para ayudar a los demás, para no olvidar el dolor. Durante el tiempo que he pasado en las clínicas he visto casos estremecedores, niños en camilla para radiarles, personas esperando resultados... Es entonces cuando tomas conciencia de la vida. Los que tienen salud han de ayudar Tal y como le han recetado los médicos, Rocío tiene que ser más egoísta, pensar sólo en mí Pese a ello, asegura que le preocupan muchísimo todas las personas que viven de trabajar a su lado, mi hermano, mis músicos, mi gente Y es que a buena gente no hay quien le gane. Puestos a agradecer, la artista habla maravillas de cómo la ha tratado la prensa. Ahora pido a los cámaras que me dejen un poco en paz. Tengo que salir y distraerme y necesito tranquilidad comenta. Sin duda una de las noticias más positivas que cuenta es el disco que le está preparando el compositor Manuel Alejandro, y del que ya ha escuchado cuatro obras de arte Si tengo fuerzas lo sacaré dice, aunque ahora Rocío tiene la vista, el alma y el corazón puestos en marzo, que será cuando viaje a Houston a una revisión. A partir de ese momento decidiré qué hago y lo anunciaré en rueda de prensa. Sólo deseo que ese día me digan que tire adelante Rocío Jurado y José Ortega Cano, a la salida, días pasados, del Santuario de la Virgen de Regla, en la localidad gaditana de Chipiona, donde la cantante dio gracias a su patrona.