Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 Economía MARTES 11 1 2005 ABC El banco británico Standard Chartered compra el coreano KFB por 2.500 millones ABC SEÚL. La entidad británica Standard Chartered Bank anunció ayer la compra por 3.320 millones de dólares del Korea First Bank (KFB) la séptima entidad bancaria de Corea del Sur, en la que será la mayor operación inversora extranjera realizada hasta ahora en el sector financiero de este país, informa Efe. Según la agencia Yonhap, el banco con sede en Londres se hará con el control del 48,6 del KFB que ahora posee el grupo norteamericano Newbridge Capital y con el resto de las acciones en manos del Estado surcoreano, algo más del 51 En una declaración difundida por la prensa surcoreana, el Standard Chartered Bank señala que la transacción, estimada en unos 2.500 millones de euros, deberá estar completada hacia el próximo 15 de abril. Esta es la mayor compra realizada por el Standard Chartered Bank en sus 140 años de historia y le permitirá superar al HSBC Holdings Plc. hasta ahora el mayor de la UE, en valor de mercado. General Motors despedirá este año a 8.000 trabajadores en Estados Unidos Equivale al 7 de la plantilla y se efectuará con prejubilaciones y bajas del grupo, Rick Wagoner, pide al Gobierno que se responsabilice de los fondos de pensiones y seguros médicos para mejorar su competitividad AGENCIAS DETROIT. General Motors, primer fabricante de automóviles del mundo, estudia reducir en los próximos meses 8.000 puestos de trabajo en Estados Unidos, según confirmó ayer el presidente y consejero delegado de la compañía, Rick Wagoner. Esta supresión de empleos supondrá el 7 de la plantilla de la compañía en el país y se aplicará mediante prejubilaciones y bajas voluntarias durante los próximos doce meses. General Motors, que está desarrollando un plan de reducción de costes, ha recortado progresivamente desde 2002 su plantilla en Estados Unidos. En 2002 y 2003 eliminó un 2 y un 3 puestos de trabajo indefinidos, respectivamente. Respecto a empleados temporales, suprimió un 5 y un 6 durante 2002 y 2003, respectivamente. El presidente de General Motors indicó precisó en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit (Estados Unidos) que este año no tiene por qué ser diferente al último ejercicio, o a lo que ha sido 2002 y 2003 General Motors contaba en 2000 con una plantilla de 198.000 trabajadores en Estados Unidos, mientras que en la actualidad tiene 153.000 empleados. La empresa anunció el pasado mes de diciembre que estudia ofrecer prejubilaciones y primas de compensación a un número indeterminado de sus 38.000 b El presidente Rick Wagoner proseguirá en 2005 ajustando la plantilla del grupo trabajadores indefinidos de Estados Unidos durante este año. El grupo General Motors cerró el pasado año con unas ventas en Estados Unidos de 4,7 millones de unidades, lo que supone una reducción del 1 en relación con 2003. Las ventas de diciembre se redujeron un 6 en comparación con el mismo mes del año anterior, hasta 437.161 unidades, debido principalmente a que este diciembre contó con un día laborable más que el mismo mes de 2003. Wagoner también apuntó que el Gobierno de Estados Unidos debe solucionar los fondos de pensiones y los seguros, un problema que pone en riesgo la competitividad del país. Wagoner, que AP reconoció un gasto de 5.000 millones de dólares en fondos de pensiones para los empleados del grupo en EE. UU. y seguros para darles cobertura médica, aseguró que este no es sólo un problema del sector, ya que está generalizado en todo el país. Es el Gobierno Federal, dijo Wagoner, quien debe dar una solución al problema, al tiempo que propuso una negociación con los trabajadores para llegar a fórmulas inteligentes que mitiguen estos costes, así como una mejor gestión de esos fondos, controlados, en el caso de GM, por una fundación. En otro orden de cosas, Wagoner no quiso pronunciarse sobre las negociaciones que GM mantiene con Fiat. H M y Puma piden a Bangladesh que respete el derecho a sindicarse de sus trabajadores ABC MADRID. Los grupos textiles H M y Puma están presionando a uno de sus proveedores en Bangladesh, el consorcio Square Group, para que readmita a una treintena de trabajadores que fueron expulsados tras unirse a un sindicato, según el Centro de Recursos sobre Empresas y Derechos Humanos (Business and Human Rights) informa Ep. Estos despidos se produjeron hace dos semanas, según la Federación Global Union, que representa a los trabajadores del sector; tras conocer la dirección de Square Fashion que varios de sus empleados se habían sindicado, fueron expulsados de los dormitorios en los que residían en su mayoría, apa- British Airways, demandada por discriminación sexual Media jornada. Una piloto de la compañía aérea British Airways (BA) presentó ayer una demanda contra su empresa ante los tribunales laborales de Reino Unido por discriminación sexual, después de que la compañía se negara a concederle media jornada tras el nacimiento de su hija. Según informaban el diario The Guardian y la cadena de televisión BBC, Jessica Starmer, de 26 años de edad, reclama el permiso de la empresa para cumplir sólo el 50 de su jornada laboral para poder atender a su hija, de un año de edad. Una portavoz de BA, citada por la BBC, señaló que Starmer ya goza de una reducción de la jornada al 75 tal y como establece la empresa para los casos de los pilotos con menos de 2.000 horas de vuelo. Además, la dirección les negaba sistemáticamente la baja por enfermedad aunque acudieran con justificante médico. leados y dejados en la calle sin sus pertenencias. Muchos de ellos llevan dos semanas buscando alojamiento. Según el secretario general de la Federación Internacional de Sindicatos del Textil (ITGLWF, con sede en Bruselas) Neil Kearney, apuntó que Square debe readmitir inmediatamente a los trabajadores y negociar con el sindicato que les representa, BIGUF, para mejorar las terribles condiciones que han soportado durante el último año Kearney dijo que los trabajadores eran golpeados si cometían errores, recibían salarios de miseria y eran forzados a trabajar dieciséis horas al día antes de poder irse a sus casas a las tres de la mañana cruzando por sus propios medios barrios peligrosos