Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 1 2005 Cultura 55 Iglesias reclama las obras del Museo de Lérida y participar en el Archivo de la Corona de Aragón b El presidente aragonés conside- ra que, por coherencia con su reclamación de los papeles de Salamanca, Cataluña debe apoyarle para avanzar en ambos asuntos MANUEL TRILLO ZARAGOZA. El presidente de Aragón, el socialista Marcelino Iglesias, considera que la solución que se ha adoptado para los papeles de Cataluña depositados en el Archivo de la Guerra Civil de Salamanca debe servir para avanzar en dos viejas demandas de su Comunidad: la participación en la gestión del Archivo de la Corona de Aragón, con sede en Barcelona, y la recuperación de los bienes de las parroquias de Huesca que se encuentran en el Museo Diocesano de Lérida. En opinión de Iglesias, Cataluña debería apoyar a Aragón en ambos casos por coherencia La recuperación de los documentos que ellos- -los catalanes- -pretenden nos carga de razón todavía más para reclamar una solución rápida a ese patrimonio que tenemos fuera indicó el presidente aragonés durante una visita a diversas explotaciones truferas en la localidad turolense de Sarrión. Por una parte, Iglesias confía en que en breve, tal como prometió la ministra de Cultura, Carmen Calvo, se ponga en marcha el patronato del Archivo de la Corona de Aragón con la participación, en pie de igualdad, de las actuales cuatro Comunidades Autónomas correspondientes con aquella entidad histórica. Por otra, el jefe del Gobierno PSOE- PAR recordó que existe ya una sentencia del Vaticano que obliga a devolver a Aragón los bienes que se encuentran en el Museo Diocesano de Lérida. Confío en la buena voluntad del obispo de Lérida para que esa sentencia se cumpla cuanto antes indicó. Silvia Marsó y Lluvia Rojo, en una escena de la obra DANIEL G. LÓPEZ Dario Fo retrata una rebelión de amas de casa en Aquí no paga nadie La obra maestra del Nobel vuelve a Madrid de la mano de Silvia Marsó b La función, con la que la actriz catalana debuta como productora teatral, llega mañana al teatro Infanta Isabel, aunque el estreno oficial será el próximo día 18 JULIO BRAVO MADRID. Dario Fo escribió Aquí no paga nadie en el año 1974. Eran años de agitación social y sindical, de crisis económica, y el autor italiano no tenía todavía la vitola que la Academia sueca le colocó al concederle el Nobel de Literatura. Fo era, por entonces, un cómico en el mejor y más amplio sentido de la palabra. Aquí no paga nadie -que llegó a España en 1983, dirigida por José Carlos Plaza- -se ha convertido en una de las obras fundamentales del dramaturgo italiano. Treinta años después, la actriz Silvia Marsó ha elegido este texto para su debut como productora. Nuestra idea es buscar textos que hablen de la sociedad, que sean puntos de reflexión, y Aquí no paga nadie cumple todos esos requisitos. Es una obra divertida, que entretiene al espectador a través de un texto de gran profundidad. Está escrita de manera magistral y posee además una carpintería teatral estupenda, que va pinchando al espectador poco a poco La propia actriz catalana, que encarna a Antonia, cabecilla de una rebe- Apoyo a nuevas reclamaciones El Gobierno de Aragón, que encargó a un grupo de técnicos que revisara los fondos del Archivo salmantino procedentes de la Comunidad, no reclamará papeles propios. Pero Marcelino Iglesias, a pesar de que el ministro Jesús Caldera aseguró que no se atenderían nuevas peticiones, sí se mostró ayer dispuesto a apoyar a otras instituciones, como el Ayuntamiento turolense de Mas de las Matas, que reclaman documentos incautados. En todo caso, comentó: No debemos agobiarnos con estos debates De momento, no se prevé que acuda la consejera aragonesa de Cultura a la reunión convocada por la Junta de Castilla y León en Salamanca. lión de amas de casa que desencadena la trama, lidera un reparto con varios rostros televisivos: Jordi Rebellón (Vilches en Hospital Central encarna a Juan, el marido de Antonia, el papel que interpretó el propio Dario Fo en el estreno. Es un gran idealista a quien se le rompen los esquemas cuando el sistema en el que cree cae dice el actor. Les acompañan Lluvia Rojo (Pili en la serie Cuéntame que interpreta a Margarita, la mejor amiga de Antonia; Fran Sariego es Luis, su marido; y Ángel Pardo (Rusti en Hospital central se desdobla en cuatro papeles. El encargado de poner en pie esta obra- -que sube al escenario del teatro Infanta Isabel desde mañana, anque el estreno oficial es el día 18- -ha sido Esteve Ferrer, uno de los directores más activos de las jóvenes generaciones. Ferrer considera que Aquí no paga nadie es una de las mejores funciones del teatro contemporáneo y un título emblemático de Dario Fo, a quien yo defino como el gran periodista del teatro contemporáneo. Sus obras son el re- Éste es uno de los mejores textos del teatro contemporáneo dice el director de la función, Esteve Ferrer trato de una sociedad, pero están escritas con ánimo de bufón. Fo se ríe de todo y de todos, empezando por él mismo Esteve Ferrer reconoce que sintió cierto vértigo cuando se le ofreció la dirección de esta obra (Silvia Marsó ya había trabajado a sus órdenes en el musical Te quiero, eres perfecto, ya te cambiaré Aquí no paga nadie es una de las obras teatrales más representadas en todo el mundo. Al releerla me di cuenta de que en el texto estaba todo el mundo de los clowns, y con la puesta en escena he querido hacer un homenaje a Dario Fo y a ese universo de los clowns, tan cercano a esta función Jordi Rebellón asegura que ésta es una propuesta arriesgada, y por ello más atractiva. Es una comedia desternillante que hace reír y entretiene con temas muy delicados A Silvia Marsó, que confiesa ya veinticinco años de carrera artística, ese universo de los clowns le lleva a sus orígenes. Yo empecé haciendo mimo y haciendo de clown en espectáculos de calle A pesar de que el texto posee, según el director teatral, absoluta vigencia. y no hay más que ver lo que ocurrió en España cuando se implantó el euro el propio Dario Fo y su alter ego española, Carla Matteini- -su eterna traductora y adaptadora- han realizado una nueva versión para, según Silvia Marsó, incorporar cosas que no existían en los setenta, como la globalización