Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 1 2005 45 Sociedad Organizaciones pro- vida aseguran que la discapacitada de Avilés ya ha sido sometida a un aborto Comandos con pistolas de agua Quizás lo peor del Día D en que Italia dejo atrás el humo en los lugares públicos haya sido el exceso de celo de los guerrilleros y guerrilleras de una asociación de consumidores, la Codacons, que se organizaron en comandos para atacar, con pistolas de agua y regaderas, a los clientes de bares y restaurantes que continuaban cigarrillo en mano pasada la medianoche del domingo. Lo mejor, en cambio, es que los establecimientos con sala para fumadores, separada con puerta y dotada de extractor de humos, tenían ayer muchos más clientes, invitando al resto del sector a seguir el buen ejemplo. En Roma, tan solo el 4 por ciento de los locales han hecho las obras necesarias, en algunos casos al precio de comprar la tienda de al lado para crear la zona de fumadores. En el Café Greco de Vía Condotti, abierto en 1760 y decano de todos los cafés literarios del mundo, se fumaba ayer a gusto y dentro de la legalidad. El problema será más complejo para las discotecas, pero no se manifestará en toda su extensión hasta el próximo viernes, cuando los jóvenes salgan de vez en cuando de los locales a fumarse un pitillo, por lo que aumentarán las protestas de los vecinos. Los romanos dieron ayer ejemplo respetando la norma y encendiendo sus cigarrillos en el exterior de los locales AP Italia monta controles policiales para que se cumpla el prohibido fumar La RAI exalta la resistencia numantina exhibida por algunos fumadores b Para sorpresa de muchos roma- nos, la mayor parte de los establecimientos públicos como bares y restaurantes empezaron a respetar la ley desde el primer día JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. La escena de empleados fumando a la puerta de la empresa o de clientes terminando un cigarrillo antes de entrar en un bar entró ayer a formar parte de la vida en Italia como lo es, desde hace tiempo, en Estados Unidos. Una multa en Nápoles a las doce y un minuto, junto con la entrada en acción de comandos armados con pistolas de agua, dejó claro que la situación ha cambiado radicalmente a favor de la salud en todos los espacios públicos. Aunque los fumadores más empedernidos amenazaban con convocar un referéndum, los focos de resistencia organizada se desmoronaban ayer como castillos de naipes en un día que incluyó muchos controles policiales pero muy pocas multas: la gran mayoría de los ciudadanos está respetando la nueva ley. Paradójicamente, fue la televisión publica, la RAI, quien dio el peor ejemplo con un programa coloquio de último minuto que exaltaba la resistencia numantina contra las nuevas medidas y por no aplicar la ley dentro de su inmenso edificio que, en la madrugada del lunes, era la última gran chimenea en la Ciudad Eterna. Para sorpresa de muchos romanos, la mayor parte de los establecimientos públicos como bares, cafeterías y restaurantes empezaron a respetar la ley desde su entrada en vigor. Con frecuencia bastaba un gesto de los camareros para que los distraídos volviesen a meter la cajetilla en el bolsillo o bien saliesen a fumar a la calle. Los propietarios de locales siguen protestando de que la ley les convierta en agentes de la policía antihumo pero, ante el peligro de multas de 220 a 2.000 euros, casi todos optaron por la tolerancia cero El Senado no da ejemplo Los impresionantes ceniceros de bronce de los pasillos de la Cámara de Diputados brillaban ayer por su ausencia. Pero no habían sido destruidos sino trasladados a un gran patio interior abierto en el que, naturalmente, se puede fumar. En el Senado, en cambio, dominan los fumadores sin distinción de partidos, por lo que ayer los ceniceros seguían en sus puestos, incluso con algunas colillas como prueba del poco respeto de algunos onorevoli a las leyes que ellos mismos han aprobado. El ministro de Sanidad, Girolamo Sirchia, objeto de las iras de los fuma- Un hombre apaga su cigarrillo antes de entrar en un bar de Roma AP El Senado incumple la ley, con los ceniceros en sus puestos, y el ministro de Sanidad ataca a su colega de Defensa dores, se manifestaba furioso de que me presenten como un fanático, como un talibán. Algunos políticos fingen haberse olvidado de que el proyecto de ley lo aprobó en primer lugar el consejo de Ministros y después, abrumadoramente, las dos cámaras del Parlamento Según el ministro de Sanidad, su colega de Defensa, Antonio Martino, quien ha anunciado su negativa a respetar la ley, demuestra que no es un liberal sino un radical Pero el populismo es muy tentador, y el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Biondi, afirmaba que si bien no he fumado en mi vida, ahora que está prohibido me vienen unas ganas locas de encender un pitillo para protestar contra estas leyes discriminatorias A su vez, el presidente de la Región del Lazio, que incluye la capital, califica la ley de una gran injusticia porque hace sentirse a los ciudadanos culpables de delitos que no han cometido En un guiño político a parte de su base electoral, Francesco Storace pidió ayudas a los pequeños empresarios que ahora tienen que adaptar los locales públicos Con más sentido práctico, el Corriere della Sera dedicaba ayer una de sus páginas a los procedimientos para dejar el vicio, desde la terapia de grupo a la hipnosis, pasando por parches, pastillas y otros muchos sistemas.