Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional DEVASTADOR MAREMOTO EN EL SUR DE ASIA MARTES 11 1 2005 ABC Banda Aceh tiembla con un nuevo terremoto de 6,2 grados L. L. CARO. ENVIADA ESPECIAL BANDA ACEH (INDONESIA) Una réplica sísmica de 6,2 grados en la escala de Richter sacudió de nuevo ayer a las cinco de la madrugada la ciudad de Banda Aceh y desató reacciones de pánico entre la población, que abandonó los edificios ante el temor de un nuevo desastre. El terremoto, que llegó a zarandear las camas, llevó a la gente a correr sobresaltada hasta lugares a cielo abierto en un intento por escapar de una posible catástrofe similar a la del 26 de diciembre. Sin que se hayan confirmado daños, la virulencia de esta última sacudida- -mayor a la de la noche anterior, que también se sintió en esta población que tenía 350.000 habitantes antes del tsunami -ha resucitado miedos entre los ciudadanos, incapaces por ahora de retomar la normalidad de sus vidas. Al pavor que despiertan los temblores se suman todos los días horas de lluvias torrenciales que están llegando a paralizar el rescate de cadáveres en los barrios desplomados, donde las toneladas de escombros descansan sobre inmensas lagunas de agua estancada que impiden el acceso a los cuerpos. Las circunstancias meteorológicas también afectan a los entierros en las fosas comunes, que aparecen inundadas, y a los campamentos de desplazados, donde las gentes han sido alojadas en tiendas de campaña grandes, incapaces muchas veces de soportar de pie la ira del vendaval de todos los días. Parten los aviones españoles que trasladan material y militares a Indonesia Los aparatos tienen prevista su llegada a Medan (Sumatra) este jueves b El ministro Moratinos inicia hoy una visita de tres dias a Sri Lanka, Tailandia e Indonesia. Examinará con las autoridades de estos países la cooperación de España. AGENCIAS MADRID. Cinco aviones del Ejército del Aire, cargados con más de una decena de toneladas de productos de primera necesidad y con noventa militares a bordo, despegaron ayer de la base aérea de Getafe hacia Indonesia. El ministro de Defensa, José Bono, junto con el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general Félix Sanz Roldán, y el jefe del Estado Mayor del Aire, el general José García de la Vega, despidieron al primer contingente de la operación Respuesta Solidaria que llegará, tras 11.000 kilómetros de vuelo, al aeropuerto de Medam (Sumatra) el próximo jueves. Desde las pistas de la base de Getafe despegaron de forma sucesiva alo largo de la tarde de ayer tres aviones de carga CASA- 235, que se quedarán en Indonesia, y un Hércules C- 130, que regresará a España tras dejar el material que transportan. Otro Hércules cuya salida estaba prevista, tuvo que retrasar el despegue debido a problemas técnicos. Los aviones transportarán una carga total de dieciocho toneladas de ayuda humanitaria y 90 efectivos militares. Entre la ayuda se encuentra una depuradora de agua de 8.000 litros a la hora, medicamentos, agua embotellada y 7.000 raciones de alimentos. Uno de los aviones, en el momento de la carga, ayer en la base aérea de Getafe De los militares que se desplazarán a Indonesia, más de sesenta son del Ejército del Aire y, concretamente, de la EADA y de los grupos 31 (Zaragoza) y 35 (Getafe) El resto de los efectivos pertenecen al Ejército de Tierra, fundamentalmente a la unidad de Ingenieros de Salamanca. En su despedida, comandados por el teniente coronel Luis Gómez Guillamón, Bono les dijo que os quiero ver a todos de vuelta sanos y salvos El ministro recordó a los militares que llevan en los aviones el sentimiento de solidaridad de España Por otra parte, el buque Galicia partirá el sábado de Alicante con un hospital de campaña a bordo, dos helicópteros AB- 212, dos lanchas de desembarco y un completo equipo médico. Llegará EFE al puerto de Meulaboh en la primera semana de febrero. Moratinos viaja a la zona asolada El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, partió anoche desde la base de Torrejón hacia Colomo, donde comenzará hoy una visita de tres dias a Sri Lanka, Tailandia e Indonesia durante la que examinará con las autoridades de estos países la cooperaicón de España. Moratinos viaja en un Airbus de la Fuerza Áerea Española que trasladará una tonelada de ayuda médica para la población ceilandesa y cinco toneladas de ayuda humanitaria para zonas de Indonesia. Acompaña al ministro la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín. EL SAMUR, EN INDONESIA ROSA SUÁREZ Jefe de logística de la misión española en Sumatra ENMEDIO DE UN LODAZAL D espués de dieciocho horas de viaje desde Madrid, con una escala en Dubai, y de solucionar la cuestión de los pasaportes, el segundo contingente de la misión española en Sumatra se puso ayer enseguida a trabajar en su dispensario de la Facultad de Medicina de Banda Aceh y en los tres hospitales de campaña del aeropuerto de esa misma ciudad del norte de la isla de Sumatra. El primer grupo se había marchado ya, a excepción del jefe de la misión y dos técnicos, y había que hacer el relevo. En este segundo contingente de 50 profesionales enviados por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) la mitad pertenecen al Samur, entre ellos una microbióloga, una pediatra y dos cirujanos. El resto de los especialistas procede de Cataluña, la Sociedad Española de Medicina de Catástrofes (Semeca) y del Summa. La primera impresión nos la llevamos desde el mismo avión, al sobrevolar la parte desaparecida de la ciudad a causa del tsunami del pasado 26 de diciembre. Poco después, con un calor terrible, tuvimos que limpiar el lodazal que se había formado bajo los hospitales de campaña del aeropuerto a causa de las tormentas torrenciales de es- tos últimos días. Me impactó ver cómo trabajaban los grupos internacionales- -ONG y militares- -en medio de las lluvias. En total pudimos atender sólo a quince pacientes porque un helicóptero del Ejército estadounidense sufrió un accidente, en el que el piloto resultó herido, y no se reanudaron los vuelos hacia la devastada costa oeste hasta las tres de la tarde. Estos aparatos reparten ayuda humanitaria y regresan con heridos, a los que nosotros asistimos antes de derivarlos a un hospital o a un campo de refugiados. Hemos instalado tres zonas: una es un quirófano y las otras dos son para casos generales. En la improvisada furgoneta que nos sirve de ambulancia hemos trasladado heridos al único hospital de Banda Aceh que funciona en todas sus especialidades, en el que ayer trabajaban equipos australianos, estonios y coreanos. Era impresionante lo saturado que estaba y la falta de higiene. Entre los pacientes que atendimos en este primer día se encontraba una mujer que sufrió un aborto después de unos cuatro o cinco meses de gestación, probablemente porque estaba deshidratada y desnutrida, que es como vienen los heridos de esta zona tan afectada por el maremoto, donde han desaparecido pueblos enteros. También asistimos a una niña de seis años que sufría diversas infecciones y a una anciana a la que, al final, conseguimos diagnosticarle una tuberculosis. Debe ser por una cuestión cultural, pero sobre todo en el caso de las personas mayores nos cuesta mucho averiguar qué padecen porque al interrogatorio médico occidental responden a todo que sí, probablemente para no molestar. En ese momento es fundamental la ayuda de nuestros dos intérpretes voluntarios indonesios, que adaptan el interrogatorio occidental al que ellos están acostumbrados.