Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 MARTES 11 1 2005 ABC Internacional Estados Unidos, Israel y Hamás le tienden la mano del diálogo a Mahmud Abbas El presidente Bush invita al nuevo presidente palestino a la Casa Blanca, vetada a Yaser Arafat b Sharón quiere verse lo antes posible con Abu Mazen, quien devuelve los cumplidos recibidos y se dice preparado y dispuesto a trabajar sin descanso por una paz... justa JUAN CIERCO. CORRESPONSAL RAMALA. George W. Bush lo invita a la Casa Blanca, vetada desde que comenzara su mandato a Yaser Arafat. Javier Solana lo visita en la derruida mukata Ariel Sharón lo cita lo antes posible para hablar de cuestiones de seguridad, todavía no de paz. Los regímenes árabes lo apadrinan aunque temen que la ola hacia la democratización acabe por arrastrarles a todos ellos. Rusia lo abraza como hacen todos y cada uno de los países que se pronuncian al respecto. Simón Peres lo llama por teléfono antes de jurar su cargo como número dos, aunque tres, del nuevo Gobierno de Israel. El senador norteamericano, John Kerry, coquetea con él una vez perdida la oportunidad de dirigir a su país. José Luis Rodríguez Zapatero lo felicita con un escueto telegrama. Miguel Ángel Moratinos no se olvida de su amigo personal antes de marchar a Asia... Y los fundamentalistas islámicos de Hamás y el Yihad reaccionan al fin de manera positiva y se dicen dispuestos a colaborar, a negociar, a dialogar, a formar un frente nacional común aunque no a cesar en sus ataques contra Israel mientras persista la ocupación. Primer problema. Mahmud Abbas (más conocido entre los suyos como Abu Mazen) no ha podido pues empezar con mejor pie su mandato. Unos y otros no sólo le han tendido la mano firme sino que la han extendido la alfombra roja. Al menos, por ahora. El primer ministro palestino, Ahmed Qurea, a la izquierda, felicita al nuevo presidente electo, Mahmud Abbas bir a los jefes de las misiones de observadores internacionales. Observadores internacionales que en general han puesto buena nota al desarrollo de los comicios, muy lejana empero del sobresaliente, aunque han denunciado graves irregularidades y problemas sobre todo en Jerusalén Este. AFP La oferta de Sharón de reunirse con el nuevo presidente está llena de condiciones, la primera: hablar sólo de cuestiones de seguridad Entres sus principales denuncias, recogidas por el Consejo de Europa, los obstáculos impuestos por Israel a la libertad de movimientos en los territorios, sobre todo la de los candidatos durante la campaña; las disposiciones inadecuadas dictadas por Israel en Jerusalén, donde los únicos 5.637 electores autorizados debieron votar en una Trabajar por una paz justa Él les ha correspondido desde su cuartel general de Ramala. Horas después de que al fin la Comisión Electoral Central (CEC) certificara los números cantados de su victoria (62 por ciento frente al 19,8 de su inmediato seguidor, el candidato independiente, Mustafá Barghuti) Abu Mazen se dijo listo, preparado y dispuesto a trabajar por la paz... justa. Segundo problema. Tendemos la mano a nuestros vecinos y esperamos encontrar una respuesta positiva. Estamos comprometidos con el proceso de paz, basado en la Hoja de Ruta. Estas elecciones no son el fin sino el principio de una complicada tarea para la que necesitamos la ayuda de todos si queremos el éxito declaró el presidente electo de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) al reci- La Kneset aprueba el Gobierno israelí que evacuará Gaza J. C. JERUSALÉN. La política hace extraños compañeros de cama. Gaza obliga a complejas maniobras en la oscuridad. El desmantelamiento de un puñado de colonias judías empuja a inopinados guías turísticos. La política, Gaza y los 21 asentamientos de la Franja mediterránea y los 4 del norte de Cisjordania lograron ayer, por tan estrecho margen como dos contados votos, el visto bueno en la Kneset al nuevo Gobierno de Unidad Nacional, formado por el Likud (13 de sus diputados votaron en contra) el Partido Laborista y el Judaísmo Unificado de la Torá (JUT) Y tan estrecho: 58 votos contra 56, y 6 abstenciones. El apoyo del partido pacifista Yahad, del arquitecto de los Acuerdos de Oslo y de la Iniciativa de Ginebra, Yossi Beilin, fue decisivo para sacar adelante un Gobierno presidido por el arquitecto de la colonización judía de Gaza y Cisjordania. Extraños compañeros de cama. Complejas maniobras en la oscuridad. Inopinados guías turísticos. Ariel Sharón quiso poner a sus señorías en un brete y anunció que lo que se dilucidaba era un voto de confianza al actual Gobierno. Es decir, de haber logrado sumar la oposición 61 votos, el Ejecutivo habría caído en picado y se habrían tenido que convocar elecciones anticipadas. El órdago le salió bien a Arik contaba con el comodín en la manga de Beilin, y así, entrada ya la noche, los nuevos ministros laboristas, entre ellos el número dos aunque tres del Gobierno, Simón Peres, pudieron jurar sus cargos y ampliar la sensación de optimismo que se respira en la región tras la victoria electoral de Mahmud Abbas al otro lado del muro ilegal. Fuera del Parlamento, más de diez mil colonos judíos se manifestaban en contra de la anunciada evacuación de Gaza en menos de 12 semanas, principal objetivo de un Ejecutivo que, dada la estrechez de su mayoría, penderá de un hilo en los próximos meses. De hecho, los diputados ultraortodoxos del JUT pondrán a prueba la coalición durante los tres meses venideros. O se satisfacen día a día sus exigencias económicas, sobre todo en materia de educación, o el Gobierno tocará fondo.