Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 1 2005 Nacional 13 EL DESAFÍO DEL PLAN IBARRETXE Duran apoya la tramitación parlamentaria del proyecto b El líder de Unió arremete contra las críticas del PP al desafío independentista y critica a la Conferencia Episcopal Española por defender la unidad de la Nación I. A. BARCELONA. El secretario general de CiU y presidente de su grupo en el Congreso, Josep Duran Lleida, defendió ayer que su formación apoye la tramitación del plan Ibarretxe en el Congreso de los Diputados, tanto en su trámite en la Mesa del Congreso como en la votación en el Pleno. El líder democristiano advirtió de que la federación nacionalista todavía no ha decidido cuál será su postura ante el proyecto soberanista aprobado en el Parlamento vasco, pero consideró que, por coherencia con su tradición, CiU no puede tomar otra decisión que dar apoyo a la tramitación de cualquier plan aprobado por un parlamento, independientemente de dónde provenga Duran señaló que este apoyo no prejuzga la postura definitiva de la Federación, cuya ejecutiva no se ha reunido ni se reunirá de urgencia por el plan Ibarretxe advirtió ante las críticas por la indefinición de la federación nacionalista. Así, señaló que el Consejo Nacional de Unió, que se reúne el próximo fin de semana, decidirá la postura del partido democristiano ante el proyecto soberanista, pero señaló que la decisión definitiva de la federación se retrasará hasta final de mes. El único que tiene prisa por tomar decisiones es el Partido Popular concluyó. Josep Lluís Carod- Rovira junto a la portavoz de ERC, Marina Llansana YOLANDA CARDO Carod ofrece un pacto de legislatura a Zapatero para evitar la alianza PP- PSOE Reclama a los socialistas que dejen debatir el plan Ibarretxe en el Congreso por una alianza democrática de izquierdas con los socialistas, en la que se erige como garantía de respeto a la pluralidad en España IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El presidente de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, reeditó ayer la oferta de pacto lanzada a fin de año por su formación y la amplió a un pacto de legislatura, siempre que el PSOE sea valiente no tema la plenitud de la expresión democrática de los parlamentos y defienda la diversidad plurinacional del Estado En una rectificación de las amenazas lanzadas por el número dos de la formación republicana, Joan Puigcercós, cuando amenazó con dejar caer el Gobierno del PSOE si éste no acepta negociar el plan Ibarretxe, Carod empezó ayer su intervención ante la prensa advirtiendo que nosotros somos catalanes, no vascos, y nuestra prioridad es la aprobación del Estatuto de Cataluña Hechas las aclaraciones pertinentes, Carod elogió el modo en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha marcado distancias con respecto al PP en esta cuestión y anunció la buena disposición de su partido a alcanzar una alianza democrática con el PSOE. El líder republicano señaló que sería ridículo que la formación que se ha erigido en garante de la España plural no dejase debatir el plan Ibarretxe, y aseguró que lo único que piden al PSOE es que permita ese debate en el Congreso de los Diputados. Lo mínimo que pedimos a los socialistas es que apoyen la tramitación, b Esquerra aboga después no pediremos al PSOE que la voten, ya sabemos que no son independentistas ironizó el líder de ERC. En este contexto, Carod no ocultó que su oferta de pacto por seis meses o por tres años busca ante todo evitar que el PSOE pacte las reformas institucionales y su postura ante el plan Ibarretxe o ante el nuevo Estatuto catalán con el PP. No se puede estar en una alianza democrática con una visión plurinacional del Estado y en clave progresista en el terreno económico, democrático y social y a la vez, intentar un acuerdo con las tesis más reaccionarias del PP advirtió en referencia a la posibilidad de un pacto entre los dos grandes partidos para responder juntos al plan Ibarretxe. Así, abogó por que entre las filas socialistas la tradición democrática gane a la tradición centralista y por que el peso del PSC en el PSOE evite declaraciones como las realizadas por el ministro de Defensa, José Bono, en defensa de la unidad de España. La Conferencia Episcopal En este contexto, el dirigente republicano criticó también lo que tachó de interferencia de la Conferencia Episcopal en el debate sobre el proyecto soberanista y reclamó a los obispos catalanes que se desmarquen de esas posturas. Aun así, Carod insistió en que la prioridad de ERC es el Estatuto catalán y recordó que en Cataluña no tenemos la amenaza de la violencia ni la de una sociedad medio partida para diferenciar claramente ambos procesos, tras insistir en que los partidos catalanes deben evitar que el plan Ibarretxe interfiera en la tramitación de la reforma catalana. Serenidad y crispación En este sentido, Duran fue muy crítico con la reacción de los populares a la aprobación del plan Ibarretxe, y reclamó serenidad ante el que reconoció que es el problema político más complejo de los últimos quince años El dirigente democristiano reclamó debate y soluciones políticas para un problema político, tras acusar al PP y a sectores del PSOE de crispar el debate innecesariamente con propuestas, como las de Manuel Fraga o Juan Carlos Rodríguez Ibarra, en la línea de limitar la autonomía vasca, que tachó de despropósitos Igualmente crítico fue Duran con la postura hecha pública por la Conferencia Episcopal Española. El líder democristiano aseguró que pese a defender el derecho de los obispos españoles a expresar su opinión no comparte la postura de la Conferencia Episcopal. Es más, creemos que era innecesario que se posicionara, porque es una propuesta política señaló tras recordar que hasta ahora nadie ha quebrado ninguna ley