Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 11 1 2005 ABC Cartas al director Moratinos y el vino de Burdeos Según nota que acabo de recibir de la Federación Española del Vino (FEV) su secretario general, Pau Roca, ha tenido el inteligente gesto de invitar al ministro Moratinos a descubrir los grandes vinos de España; de tal manera- -dice el señor Roca- -que quien es de hecho el primer embajador de España podrá evitar la incomodidad- ¿vergüenza? -de verse obligado a reconocer que los vinos en los que él es más entendido no son del país que representa. En la entrevista publicada el domingo en el El País el señor Moratinos dice refiriéndose a los vinos: En el Burdeos es en el que soy más entendido Otra cursilada más, bastante oída por quienes no tienen sensibilidad ni conocimientos del vino, ni español ni foráneo; yo no dudaría en decir que desatino semejante jamás había sido escuchado antes a un diplomático nuestro. Admitir tal desconocimiento de los vinos españoles puede ser lamentable en un embajador de España; pero tratándose del ministro de Asuntos Exteriores, admitir que su vino más conocido es un vino francés no tiene justificación ni siquiera en apoyo al reciente eje Berlín- París- Madrid. Sin considerar la trascendencia de tal eje, se trata de un inoportuno menosprecio al sector vitivinícola español. España es el país del mundo con mayor superficie de viñedo; por el gran mosaico de climas y suelos, y, por tanto, de denominaciones de calidad, España encierra una riqueza inigualable de vinos con gran carácter. En tintos, que es la bebida con la que el señor ministro dice disfrutar más, en España tenemos desde D. O. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es esperar en un ministro, somos muchos quienes nos ofreceríamos gustosos a la FEV para organizar ilustrativas degustaciones en el mismísimo Palacio de Santa Cruz. Gonzalo Sol. Madrid. Quitanieves insolidario El pasado 26 de diciembre decidimos celebrar las vacaciones navideñas en un pueblo de la montaña palentina. Según nos acercábamos, la tormenta de nieve aumentaba, pero pudimos llegar hasta el Centro de Turismo Rural de Cardaño de Abajo (montaña palentina) gracias a la actuación de la Guardia Civil y la de un vecino, que entre los dos nos ayudaron a estacionar los vehículos de forma provisional a la entrada del pueblo. Al día siguiente, los vehículos estaban ya totalmente enterrados en nieve a la entrada del citado pueblo. Pues el final fue poco navideño, por culpa del quitanieves municipal, sí, del quitanieves municipal, que vino para abrir la principal vía del pueblo y en teoría ayudarnos a desbloquear nuestros vehículos, que cerraban la calle. La sorpresa fue cuando pedimos ayuda al quitanieves y, haciendo oídos sordos a los vecinos, el conductor de la máquina se volvió a subir, cerrando las ventanillas y con malos modos, se fue por donde había venido, alegando que le estorbaban dichos vehículos... Pero, ¡válgame Dios! por eso se pedía la actuación del quitanieves, para quitar la nieve. Víctor Hugo Serna. Madrid. -Cuando un juez impide salir de la cárcel a un asesino etarra con miles de años de condena, vuelves a creer que la Justicia en España sí puede tener arreglo. tradicionales como Rioja, Ribera del Duero y Cariñena, por ejemplo, a otras antiquísimas comarcas, como Priorato, Penedés, Jumilla y Toro, recién redescubiertas. ¿Qué decir además de nuestros generosos de Jerez, únicos en el mundo, o de nuestros cavas, más bebidos hoy en todo el planeta que el famoso espumoso francés... uno de cuyos elaboradores, por cierto, es hoy la tercera empresa vitivinícola del mundo? Los vinos españoles han venido siendo desde siempre extraordinarios representantes de la imagen de España en el exterior. Y es que los vinos, cuando tienen la historia y calidad de los nuestros, son un orgullo del país que los produce; sus botellas son muestra del inteligente esfuerzo de quienes los elaboran. Es de desear que esta inoportuna referencia que el señor Moratinos ha hecho respecto a su relación con los vinos de Burdeos no constituya una invitación ministerial a relajar la vieja estrucura de las bodegas de nuestras embajadas por todo el mundo, en cuyas mesas fueron siempre un símbolo del buen gusto de España. Por todo lo anterior, es muy de agradecer que Pau Roca haya abierto la puertas de las mejores bodegas de España al ministro de Asuntos Exteriores. En cualquier caso, si la agenda del señor Moratinos estuviera lo ocupada que es de Se equivoca el nacionalismo La política soberanista adoptada por los partidos nacionalistas catalanes está aislando dentro de su propio caparazón a esta Comunidad. En contra de lo que dicen los políticos de turno, esta política no es consecuencia de una demanda de la población, sino que obedece a la imposición interesada de los propios partidos. Éstos han llevado a cabo durante los últimos años una intensa campaña de manipulación del electorado apoyada en los tres pilares siguientes: control de los medios de comunicación, orientación de la enseñanza de acuerdo con las tesis nacionalistas y destierro progresivo del idioma español en beneficio del idioma catalán, el cual es esgrimido como una bandera de identidad del nacionalismo. La finalidad de esta política no es beneficiar a la población, sino satisfacer los deseos de poder de la clase política nacionalista. Frente a esta política mezquina y autoaislacionista que se lleva a cabo, la política que más puede beneficiar a la población catalana es exactamente la contraria, es decir, una política expansionista basada en el aprovechamiento del excelente potencial humano disponible en la Comunidad. El camino para una Cataluña europea pero no española no parece de momento viable. El empecinamiento en seguir este camino, aparte de conducir al aislamiento y a la creación de enemigos por doquier, empieza ya a cobrarse algunos peajes y, de continuar en esta línea, puede tener costes muy elevados, tal como se explica de forma muy clara por Mikel Buesa en la Tercera de ABC. Esperemos que la población catalana despierte del letargo en el que se encuentra sumida de una forma mayoritaria y que consiga liberarse de la opresión nacionalista antes de que sea demasiado tarde. Antonio Plata Bedmar. Palamós (Gerona) ¿Se podría hacer con otra religión? En España se han representado en los últimos meses una obra cuyo título Me c... en Dios ya es de por sí blasfemo, y otra, la del tal Krahe, que hace mofa de Jesús de Nazaret. ¿Se atreverían sus autores a hacer lo mismo sólo que sustituyendo a Dios por Alá y a Cristo por Mahoma? A que no! Hace veintitantos años, en una falla del casco antiguo de Valencia se mostraba al ayatollá Jomeini montado en un cerdo. La amenaza inmediata de iraníes hizo retirar apresuradamente el ninot. Y es que los islámicos no toleran, y hacen bien, befa alguna con sus personajes y símbolos. Tampoco deberían tolerarlo los católicos, que eso no tiene nada que ver con poner la otra mejilla. Gonzalo Díaz Granda. Valencia.