Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 1 2005 Deportes 89 PRIMERA DIVISIÓN DECIMOCTAVA JORNADA Riquelme y Forlán se convierten en la pesadilla de un Barça muy espeso Dos grandes pases del argentino reflejaron la superioridad del Villarreal ABC VILLARREAL. Desde luego, por lo visto ayer, sí que deberían encenderse varias alertas en el Barcelona. Ya no pareció el equipo fresco, vivaz, con mucho ritmo y visión de todo que se apreció en el primer tramo de Liga. Por el contrario, incluso llevando la iniciativa del partido, como hizo en algunos minutos del encuentro ante el Villarreal, fue incapaz de crear verdadero peligro, totalmente desaparecidos Ronaldinho, Eto o, Giuly y hasta Deco. El equipo castellonense era el que creaba más inquietud a la contra, cerraba muy bien las líneas con unos marcajes pegajosos y muy disciplinados, y buscaba la velocidad y profundida de Forlán en cada ataque. El problema del Barcelona es que no encontró su juego. Nunca estuvo cómodo en el encuentro ni encontró el ritmo necesario para imponer su fútbol. Sí, tocaba más y mejor que el Villarreal, pero su fútbol era previsible y poco directo. Todo lo contrario que el del equipo de Pellegrini, que en cuanto encontró a Riquelme pasó, de crear peligro, a poner en verdaderos aprietos a Víctor Valdés. Las ocasiones fueron todas locales. un disparo de Forlán, otro de Riquelme, un jugadón de Guayre y un centro al segundo palo al que no llegó el mismo Forlán. Y por parte del Barcelona nada, siempre contenido por la excelente defensa del Villarreal, segura y contundente en todos los ataques del Barcelona, que fueron tímidos y escasos, carentes de profundidad. En el minuto 30 marcó el Villarreal, lo hizo en una pared entre Riquelme y Forlán que pilló al argentino en fuera de juego. No lo vió el línea y el pase medido del centrocampista lo aprovechó Forlán para meter un zurdazo violentísimo que le hizo un extraño en el aire a Valdés, que se lo tragó enterito. VILLARREAL BARCELONA 3 0 lo Rodríguez (como había estado a punto de cazar otras en la primera mitad) para adelantarse a la zaga visitante y marcar el segundo. Y la impresión es que el Barcelona no aparecía, flojo en todas las líneas. Metió Rijkaard a Iniesta en el partido buscando algo arriba. Pudo encontrar un penalti de Reina a Eto o no pita- do pero en general le faltó tiempo y convicción para nivelar un choque que se le había puesto tan cuesta arriba. Por otra parte, el Villarreal se mostró compacto, tan serio y ordenado como acostumbra y siempre estuvo más cerca de marcar de nuevo (Font y Riquelme) que de marcar el Barça. De hecho, Forlán, en el 85, sentenció el partido. Villarreal (4- 2- 3- 1) Reina; Javi Venta, Gonzalo Rodríguez, Peña, Armando Sa; Senna, Josico; Guayre (Jose Mari, m. 69) Héctor Font, Riquelme (Arzo, m. 89) y Forlán, Barcelona (4- 3- 3) Víctor Valdés; Damiá (Iniesta, m. 57) Puyol, Oleguer, Sylvinho; Xavi, Márquez, Deco; Giuly, Eto o y Ronaldinho. Árbitro Velasco Carballo, del Comité gallego. Enseñó la tarjeta amarilla a Héctor Font y Deco. Goles 1- 0, m. 30: Forlán, después de un pase de Riquelme, que estaba en fuera de juego. 2- 0, m. 47: Gonzalo Rodríquez, a la salida de un falta botada por Riquelme. 3- 0, m. 85: Forlán, tras tiro de Javi Venta. Riquelme, uno de los héroes de ayer del Villarreal, pugna por el balón con Xavi ANECDOTARIO DE LA JORNADA LUIS GARDE AFP Al borde continuo del abismo No piensen que el Barcelona reaccionó. Intentarlo, lo intentó, pero nunca pudo con su rival, más entero, agresivo y con una velocidad mayor en cada balón dividido. Por contra, siempre pareció más presto el Villarreal a aumentar su ventaja que a acortarla el equipo azulgrana, que no creó ni una sola ocasión de mención en el área de Reina. El partido entró en el ritmo de Riquelme, lo que siempre es peligroso para el contrario. Lento, tranquilo, contagiando a todo el mundo, hasta que llega al área rival y un solo pase suyo es capaz de desequilibrar al equipo entero. El Barcelona estuvo en esa peligrosa frontera durante todo el tiempo, expuesto a la defunción definitiva. Le llegó al minuto dos de la continuación, y fue en otro pase de Riquelme, que ayer, qué cosas, se convirtió en la pesadilla azulgrana. Una falta suya, con rosca venenosa, la encontró Gonza- Sólo Barcelona y Sevilla permanecen invictos en casa El Atlético de Madrid, después de seis victorias y dos empates, sufrió ayer su primera derrota en el Vicente Calderón en esta temporada por lo que sólo el Barcelona y el Sevilla se mantienen invictos en casa. Además, es la primera vez que el equipo rojiblanco recibe tres goles en un partido. Sus seis derrotas anteriores (todas a domicilio) habían sido por un gol de diferencia. Ronaldo, 13 al Atlético. El brasileño le hizo ocho goles en tres partidos con el Barcelona (uno en Liga, uno en Copa y uno en Supercopa) y cinco goles en cuatro partidos con el Real Madrid (todos en Liga) Ha marcado siete goles en los tres partidos jugados en el Vicente Calderón. Derbis blancos. El Atlético lleva seis partidos seguidos contra el Real Madrid sin ganar (cuatro derrotas consecutivas) Sólo ha ganado dos de los últimos 22 derbis. En el balance general hay 72 victorias y 241 goles del Real Madrid, por 35 victorias y 188 goles del Atlético, más 28 empates. El Deportivo, el que más ha empeorado. En este año tiene 13 puntos menos que en esta misma jornada de la temporada pasada. Mal el Mallorca en Son Moix. El Mallorca ha perdido 31 partidos de Liga en casa desde que juega en Son Moix, pero ninguno de ellos ha sido frente al Deportivo. Centenario de Valeron. El centrocampista jugó ayer su partido número 200 de competición oficial con el Deportivo, en los que ha marcado 18 goles. Esta temporada lleva 27 partidos y ningún gol. En total, 142 partidos y 12 goles con el Deportivo en Primera. Zaragoza, 1.700 partidos. El equipo maño ha cosechado 612 triunfos, 444 empates y 644 derrotas en Primera división. Es el noveno equipo por número de partidos jugados en la máxima categoría. Aguado es el jugador que más partidos ha disputado (383) y Víctor Fernández (219) es el primer entrenador.