Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 1 2005 Cultura 57 Cuarta circunstancia: formalización del posible acuerdo de Gobierno: lo jurídico. Al no aceptarse por Salamanca- -primero, como ciudad, y segundo, a través de la Comunidad histórica de Castilla y León- -el Gobierno pudiera hacer suyo el consejo de los expertos o desecharlo, no un mero acuerdo político, que se podría traducir- -es un ejemplo- -en una ley orgánica, ya que la incorporación no convenida de documentación que afecta a instituciones y personas, y en razón de utilidad pública o interés social, necesita cumplir los requisitos constitucionales (art. 33.3 C. E. salvo que se optase por la fórmula de la expropiación. Todo ello sin perjuicio de cuestiones de competencia, o de recursos contencioso- administrativos o civiles, o ante el Tribunal Constitucional, tribunales internacionales, y ya no digamos si se aplicasen anticipadamente los criterios de Unidad de Archivo, a los que parece inclinarse la Constitución Europea. (Salamanca fue declarada patrimonio cultural de la humanidad, y el Archivo forma parte de aquél) Desde los resultados electorales del 14- M, esta reivindicación forma parte de un proceso que puede incidir en una tendencia de separatismo de hecho Una cortina de aire protegerá al David del polvo de la ropa y zapatos de los turistas b La estatua de Miguel Ángel debe ser despolvada con frecuencia, porque la cantidad de residuos que se depositan daña la pátina del mármol Quinta circunstancia: ideologización. Esta puede ser la raíz del problema. Hasta 2004, después de 1999, en que se da definitivamente sentido pleno al Archivo General de la Guerra Civil las reivindicaciones de Cataluña pasaban, a lo sumo, por obtener copias documentadas de determinados legajos, sin romper su unidad. Desde los resultados electorales del 14- M, esta reivindicación forma parte de un proceso que puede incidir en una tendencia de separatismo de hecho -aunque Maragall hable de 25 años y otros de peaje que nosotros ya denunciamos en un trabajo en Cuadernos Encuentro Es algo más que pedir una selección nacional propia. O una lengua en las instituciones europeas. O quitar el rótulo castrense en Tremp: A España a servir En este nuevo paso, se llegaría no sólo a situar en Cataluña unos documentos, sino que sería factor para, inmediatamente, crear el Archivo de la nación catalana de la Guerra Civil. Y daríamos un arma más, a todas las Comunidades que son históricas, desde 1492, para desguazar los propios de su tierra, o el Archivo de la Corona de Aragón, el del Reino de Valencia, el de las guerras carlistas, o el Archivo de Indias, ...y ¡ojo! con estos últimos, al abrir tan suculento melón daríamos pie a que las naciones hispanoamericanas también pudieran reivindicar los legajos de procedencia de sus Estados. Una forma de romper, formalmente, la Historia. Y ofrecerla, documentalmente, bajo la órbita de cada interesado La unidad de Archivo quedaría deshecha. Y una hipoteca o sendero contra la Patria común e indivisible que es España. Sexta circunstancia: ausencia de expertos militares. Puestos a lograr intentos serios de reordenación o armonización de un Archivo que en sus orígenes, preferentemente, tenía un carácter militar, y que después se hizo plenamente técnico- civil, como quiera que existen otros archivos militares- -documentación de consejos de guerra, hojas de servicios, etc. -se pudiera dar alguna interrelación. Por lo tanto, la audiencia, presencia u opinión de especialistas militares, no políticos, no estaría demás. Incluso, creo que hay sugerencia de la Comisión sobre la creación de un sólo Archivo Militar, lo que- -aunque esté en contradicción con el Dictamen- -avalaría esta sugerencia, para un futuro. DAVID ARRANZ seguramente, la hoja de servicios y causa al republicano Hidalgo de Cisneros, casado con Constancia de la Mora, nieta de Maura, e indultado en los años 60) SERGIO MORA SERVICIO ESPECIAL ROMA. Una cortina de aire para proteger al David de Miguel Ángel del polvo que llevan en su calzado y vestidos los miles de turistas que diariamente lo visitan en la Academia de Florencia. Éste es uno de los proyectos que entrarán en vigor este año destinados a salvaguardar al David que en la Plaza de la Señoría resistió por siglos a la intemperie y las palomas y que, sustituido por una espléndida copia, encontró cobijo en la Academia florentina. Entretanto, la estatua del héroe bíblico que derrotó al gigante Goliat tiene que hacer frente a un microscópico enemigo, las partículas atmosféricas que se depositan en el mármol, consolidándose y provocando efectos corrosivos contaminantes Para los especialistas, una cortina de aire puede ser una solución menos agresiva a la vista de los turistas que un cristal (como el empleada desde hace años para admirar la Piedad del mismo artista, en la basílica de San Pedro) Los terremotos y el búnker La búsqueda de una solución antipolvo se volvió prioritaria cuando terminó la restauración de la estatua, con motivo de la conmemoración del V centenario de la realización de la obra prima de Miguel Ángel, en mayo de 2004. La directora de la Galería de la Academia, Franca Falletti, indicó que en los meses de vacaciones la estatua debe ser despolvada con una cierta frecuencia, porque la cantidad de residuos que se depositan daña la pátina del mármol. Otra de las soluciones en estudio, dijo, es la de instalar alfombras con rejillas de aspiración destinadas a neutralizar el estrés atmosférico que llevan los turistas. Resuelto el problema del polvo, para volver inmortal al David queda pendiente otra cuestión: protegerlo de los terremotos y movimientos telúricos. Los estudios ya están en marcha y el proyecto sería realizado en un plazo de tiempo medio. Entre las propuestas de los expertos figura incluso construir una especie de búnker subterráneo donde los turistas podrían admirar la célebre estatua desde ángulos insólitos hoy para el visitante. Tercera circunstancia: parcialidad y procedimiento sumarísimo de la Comisión de Expertos. Morales, Dardé y García Zarza, tres de ellos, lo han explicado bien: El guión estaba escrito Y la fecha también: Antes del 23 de diciembre La composición no era de expertos archiveros, sino política. Una comisión ad hoc como ha pasado con el Consejo Escolar del Estado, para la contrarreforma educativa. A mí me ha sorprendido que con el presidente, Mayor Zaragoza, estimado y respetado siempre- -de gran experiencia administrativa, por haber sido rector de Universidad, procurador en Cortes, subsecretario de Educación con Martínez Esteruelas, y ministro de Educación, en la última etapa de la UCD, con su papel en la Unesco- no se haya podido exigir una Comisión de Expertos equilibrada, técnica. Eso viciaría, en un contencioso normal, lo que podía haber sido un convenio amigable. Es incuestionable la unidad técnica del Archivo. Lo dice el director de la Real Academia de la Historia. Soluciones para obtener copias es otro problema. Trasladar, segregar documentos, es iniciar el desguace. En cualquier museo o archivo nacional del mundo. Séptima circunstancia: claridad. Es incuestionable la unidad técnica del Archivo. Lo dice el director de la Real Academia de la Historia. Segregar documentos es iniciar el desguace Ortega y Gasset indicaba que cuando en una norma o decisión hubiera confusión o precipitación, pudiera encerrarse una injusticia. En la parte del Dictamen que conocemos y que se ha dado a conocer hay no poco de ello. (Por no decir, de contradicción de actitudes como puede ocurrir con la sentencia de la Santa Sede sobre la recuperación por la diócesis de Barbastro- Monzón del patrimonio artístico y religioso de estos territorios, que dejaron de pertenecer a la diócesis de Huesca para pasar a la de Lérida) Hasta 2004, las reivindicaciones de Cataluña pasaban, a lo sumo, por obtener copias documentadas de determinados legajos, sin romper su unidad Octava circunstancia: inoportunidad política. En unos momentos en que se está hablando de demoliciones desplanificaciones (hidrológica, escolar, etc. de desvertebración familiar, de deconstrucción nacional (profesor Esteban) etc. no podemos poner un guijarro más en la Unidad de España. La Unidad del Archivo es buena para España y para Cataluña. Desearía que estas circunstancias tuvieran un feliz término.