Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 1 2005 53 Cultura y espectáculos Emir Kusturica clausuró con su banda el festival Actual y presentó su película La vida es un milagro El cineasta español, en una imagen de archivo JAUME BALAGUERÓ Director de Darknes película que ha recaudado 16 millones de dólares en EE. UU. Rodar en inglés no supone traicionar al cine español Se está convirtiendo en uno de los directores más apreciados del cine fantástico español, aunque desde la sala de montaje de Fragile su nueva cinta, no es consciente del hecho TEXTO: JOSÉ EDUARDO ARENAS FOTO: MADERO CUBERO MADRID. Pasada la barrera de los dieciséis millones de dólares en las taquillas de Estados Unidos con Darknes Oscuridad Jaume Balagueró se mantiene tranquilo a pocos kilómetros de Barcelona, donde remata su nueva película, Fragile Balagueró no toca las castañuelas cada vez que le dicen cómo sube la taquilla del filme fuera de España. O se ha curado de impresiones fuertes con sus películas, o tiene el estómago de acero. Quizá sea la responsabilidad, porque, como aclara, ya estaba bien pagado sabiendo que el filme ya esta vendido en el extranjero antes de rodar ¿Cómo vive la carrera Darknes -Todo me parecía rarísimo y chocante. Después del éxito de Los sin nombre empezó toda esta historia. Vino todo rodado. Julio Fernández, de Filmax, resolvió todo. Yo hacía la película, la cinta abría el Festival de Sitges, de ahí a toda España y después se ha ido estrenando poco a poco por muchos países, hasta llegar a Estados Unidos, que es donde se ha notado más de cara al público. Es el final del camino de Darknes -Ha estrenado en 1.700 salas, al estilo de Amenábar... -Bueno, según de qué película estemos hablando. Los Otros fue por lo grande, tenía a Nicole Kidman en el reparto y estaba realizada en inglés. De Mar adentro supongo que habrán lanzado al mercado muchas menos, ya que va subtitulada. Los circuitos son otros, muy distintos. ¿Ha tenido noticias de sus compañeros en Darknes -Han tenido contacto con Filmax y a través de ellos sé que están encantados con los resultados, pero yo ahora no puedo estar en otra cosa que en la cinta que estoy montando. Ya es suficiente responsabilidad. ¿Qué piensa del cine español actual? Los datos del Ministerio apuntan a otro bajón en las taquillas. -Me hace un poco de gracia cuando nos quejamos de que los americanos nos invaden y de que nos roban las salas, los espectadores y que esto perjudi- ca al cine español. Efectivamente, es una evidencia. A veces es mejor no quejarse tanto de esta situación, sino revolverse contra ella, haciendo películas que vayan y roben las salas y los espectadores allí. -Por ejemplo... -Yo no tengo ningún problema en hacer películas rodadas en inglés para un mercado internacional. Eso no me supone un sentimiento de estar traicionando al cine español. Puede ser que yo miro las cosas de otra manera. Tiene muchos riesgos como profesional, porque hay veces que te sientes más conocido y reconocido en otros países, como sucede en Italia, que en mi propio país. -En su corta, pero triunfal carrera aparece el título de OT. La película que hizo antes que Darknes estrenada después y masacrada por parte de la crítica, que no de la taquilla. Ahora dicen que en cuanto pase un tiempo será un filme de culto. ¿Qué opina? -Es una película que nació con un problema: se hizo al amparo de un éxito tele- visivo. Eso no quita que la película pueda estar bien o mal. Tanto a Paco Plaza, que codirigía, como a mí, nos gusta mucho. OT no deja de ser un documental que habla de un hecho que se estaba produciendo. Tú puedes estar a favor o en contra del hecho, pero el documental en sí no hace más que documentar ese hecho. Es una película muy bonita e injustamente recibida sólo por el prejuicio de que era una película que hablaba de un concurso. La hicimos para pasarlo bien. Y la gente también disfrutó. -En Darknes también se metió en la producción. ¿No es mucho para estar prácticamente empezando en el largometraje? -No puedes hacerlo de otra forma. Cuando te metes en una película estás tan dentro que te involucras en todo. Yo creo que a veces me paso, aunque hay gente que hace más que yo. Por ejemplo, la música. -El mismo Amenábar. -Yo me pongo pesado con los músicos, estoy diariamente con ellos. También es cierto que trabajo con gente que se implica en el trabajo tanto como yo. ¿Cómo nació Fragile -Pasó un poco como con Darknes La propia peli el propio proyecto va creciendo. A partir de los contactos que teníamos, de mi agente de Estados Unidos, que pertenece a la misma compañía en la que está Calista Flockhart. Ella leyó el guión y le gustó. Se puso en contacto con nosotros, quedamos, hablamos, y empezó todo a crecer. También es una película en la que las ventas internacionales iban bien antes de rodar. Calista ha sido perfecta para el personaje que ha tenido que hacer, porque aparentemente tiene la fragilidad que se aprecia en su físico, pero luego posee un carácter muy fuerte. ¿Qué cree que tiene usted para conseguir hacerse con el público? -Pienso que lo que tengo es suerte y me sorprendo del hecho de estar haciendo películas, que es lo que quería hacer desde pequeño. Me veo con la cuarta película y creo que es un sueño, que voy a despertar y estaré trabajando en otra cosa. Es un golpe de suerte, lo haga bien o lo haga mal, que eso es otra cuestión. Estoy muy agradecido. ¿Qué tal con Calista? -Se ha entendido bien con todo el equipo. Es una persona encantadora y ha hecho un montón de amigos. Una de sus mejores amigas es una chica de vestuario, que además no habla inglés. Calista tampoco habla español. Las amistades son un milagro. ¿Nos puede contar algo sobre Fragile -Se trata de una película bastante inquietante y sórdida. Por otra parte, se trata de una historia bonita que incluso hará llorar a más de un espectador. En esta ocasión hay una emoción que no estaba en los otros títulos, incluso sentimental. El día que terminó el rodaje todo era un llanto. Estábamos en Londres y la emoción pudo con todos- ¿Cuándo se estrena? -Espero que después del verano. Mientras, rodaré para televisión una historia de la serie Películas para no dormir