Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional ELECCIONES PRESIDENCIALES EN PALESTINA LUNES 10 1 2005 ABC MAHMUD ABBAS Presidente electo de la Autoridad Nacional Palestina Eterno número dos del fallecido Yaser Arafat, su victoria en las presidenciales abre una nueva etapa marcada por la voluntad de Ariel Sharón. En su camino, y sin ánimo de ponérselo fácil, estarán también los radicales de Hamás y las nuevas generaciones de Fatah Tres muertos en la frontera entre Israel y Líbano, entre ellos un casco azul francés b La muerte del oficial galo se produjo en medio de ataques entre fuerzas del Ejército israelí y la milicia chií de Hizbolá en la frontera entre Líbano e Israel ABC BEIRUT. Un oficial francés de la ONU resultó ayer muerto en medio de ataques en el sur libanés que dejaron también dos heridos, entre ellos un casco azul de nacionalidad sueca, dijeron fuentes policiales libanesas, según informa Efe. La misión militar de Naciones Unidas en Líbano (FINUL) inició una investigación para esclarecer el origen de los disparos, que se produjeron en una zona en la que registraba intercambio de fuego entre soldados israelíes y la milicianos de la organización extremista chií libanesa Hizbolá. Los cascos azules de la ONU, así como un traductor libanés, fueron alcanzados en las cercanías de Kfarchuba cuando patrullaban este sector, bombardeado por la artillería y la aviación israelí, añadieron las fuentes. La aviación y la artillería israelíes bombardearon varias aireas del sur libanés después de un ataque de Hizbolá contra una patrulla judía, que causó un muerto y tres heridos en el área de las granjas de Cheba. Un portavoz del Ejército israelí comunicó a la agencia France Presse que el oficial, subcomandante de una compañía de regimiento de infantería de élite Golani, ha muerto por la explosión de un artefacto activado por Hizbolá cuando se dirigía a una posición del Ejército en el sector El Poulidor palestino gana la carrera J. CIERCO JERUSALÉN. En el otoño de 1994, recién regresado de un exilio de varias décadas, Mahmud Abbas, ya entonces número dos de Yaser Arafat, se subió a su coche junto a su chófer y un guardaespaldas y solo, sin sus hijos, se dirigió a Safed, la ciudad en la que había nacido en 1935. Se plantó ante lo que fue su casa, hoy en el norte de Israel, se recogió unos minutos y se juramentó a que, con el tiempo, intentaría poner fin a la tragedia que vive su pueblo y que él y su familia también sufrieron en 1948 cuando tuvieron que abandonar su hogar y convertirse en parias sin patria, en refugiados a la fuerza. Poco más de diez años después, Abbas (alias Abu Mazen) tiene ante sí, gracias al apoyo del pueblo palestino, y de Estados Unidos, y de la Unión Europea, y de los países árabes moderados (habrá que ver si de verdad Israel y Ariel Sharón también le echan un cable y no al cuello precisamente) la posibilidad de cumplir su juramento. No pudo hacerlo cuando, presionado por la comunidad internacional, con el enviado especial de la UE en aquella época a la cabeza, Miguel Ángel Moratinos, Arafat le nombró en contra de sus deseos primer ministro palestino. Mahmud Abbas posa junto a su mujer Amina en su despacho de Ramala Israel, depende del primer ministro hebreo. Con intereses económicos muy rentables en los países del Golfo; con varias casas en Ramala, Gaza, Ammán y los Emiratos Árabes Unidos; con su traje de austero cacique que cuelga definitivamente en el armario el uniforme verde oliva de Abu Ammar y su kufiya a cuadros blancos y negros, Abu Mazen es respetado entre su gente pero no amado. Se le considera un hombre práctico, pragmático, con el apoyo imprescindible de la comunidad internacional, con buenas relaciones con algunos sectores israelíes (comenzó a ha- AFP Dos muros a su paso Desde el principio de aquella tarea, Abu Mazen chocó contra dos muros tan infranqueables como ese ilegal que Israel construye hoy en Cisjordania: el rais palestino, nada proclive a ceder su poder, y Sharón, quien pese a la representación conjunta de Áqaba en junio de 2002 con el presidente George W. Bush como anfitrión, hizo todo lo posible, de forma activa y pasiva, para torpedear las iniciativas de Abu Mazen y de su mano derecha en materia de seguridad, Mohamed Dahlan. Hoy, el panorama ha cambiado. Sobre todo porque Yaser Arafat murió hace dos meses. Días antes, Abu Mazen y Abu Ammar se reconciliaron en la semiderruida mukata Pero la pelota, y Abbas, licenciado en Derecho y Doctor en Historia, lo sabe de sobra, sigue en el tejado de Sharón. El éxito o el fracaso de la gestión de este hombre que se inventó junto al israelí Yossi Beilin, a comienzos de los años 90, los Acuerdos de Oslo; que nunca se explicó porque no había recibido él también, junto a Arafat, Simón Peres e Isaac Rabin el premio Nobel de la Paz; que apuesta por desmilitarizar la Intifada y negociar una paz justa, no cualquier paz, con blar con personalidades y grupos de la izquierda hebrea en 1974) y todo eso, por ahora, le basta. No lo tendrá fácil (Hamás, y los jóvenes de Fatah, e Israel son siempre una amenaza) pero tiene experiencia suficiente para moverse en aguas revueltas. Comunicado de Hizbolá En un comunicado divulgado ayer en Beirut, Hizbolá aseguró que, en el contexto de liberar las tierras que aun continúan ocupadas, nuestros combatientes detonaron una carga explosiva al paso de una patrulla israelí en la ruta que conduce a Zebdin, en las granjas de Cheba Esta zona en disputa, situada en la frontera entre Israel, Siria y el Líbano, es el único territorio que el Ejército israelí no abandonó cuando se retiró del sur del Líbano en mayo del 2000, tras más de 22 años de ininterrumpida ocupación. El ataque se produjo a las 11.50 hora local (09.50 GMT) de hoy (por ayer) y el vehículo militar fue alcanzado y destruido agregó el texto. La emisora Al Manar televisión afín a Hizbolá, afirmó que el ataque causó al menos un muerto y tres heridos entre las tropas judías. Poco después Al Manar informó de que un activista de la resistencia islámica de Hizbolá murió en un tiroteo con el Ejército israelí. Carrera en el exilio Carrera que comenzó a labrarse, por supuesto desde el exilio, qué remedio, mientras se quedaba en segunda fila en la fundación de Al Fatah. De los fundadores directos, sólo queda vivo hoy Faruk Kadumi, actual líder del partido y residente en Túnez. Pronto, en 1988, se hizo un hueco en el Consejo Nacional Palestino, desde donde dio el salto al Comité Ejecutivo de la OLP en 1988. En 1996 fue nombrado, ya de vuelta a casa, no a la de Safed, su secretario general. Ha dejado pues de ser el eterno número dos de Arafat, el Poulidor palestino, para enfundarse el jersey de líder y ganar el Tour por esa avenida, no los Campos Elíseos, que le lleva hasta la puerta desvencijada de la mukata No en balde, entre los palestinos y no sin cierta ironía, siempre se ha llamado a Ramala la París de Oriente Próximo. Se le considera un hombre pragmático, con buenas relaciones con algunos sectores israelíes Cuenta con intereses económicos muy rentables en los países del Golfo y casas en Gaza y Ramala