Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 1 2005 Economía 93 LA SEMANA ECONÓMICA UN MODELO INDUSTRIAL QUE HACE AGUAS El peso del sector industrial en España representa en la actualidad poco más del 17 del total de la actividad nacional en términos de valor añadido, frente al 30 que suponía a principios de la década de los ochenta. La proporción de caída del empleo ha ido en paralelo a estas cifras ÁNGEL LASO D LOM Shell pagará un millón de dólares a su ex directora financiera b Fue apartada del cargo el pasado mes de abril, después de descubrirse que las reservas de petróleo de la multinacional se habían inflado artificialmente un 20 ABC LONDRES. Shell pagará un millón de dólares a su ex directora de finanzas Judy Boynton, que fue apartada de su cargo el pasado mes de abril después de que se descubriese que la compañía petrolera había inflado artificialmente sus reservas, según informa la BBC. Tras seguir trabajando todavía algunos meses en la multinacional petrolera como asesora personal del director general, Jeroen van der Veer, Judy Boynton dejó finalmente el grupo el pasado 31 de diciembre. Shell justificó el pago del millón de dólares a su antigua directiva al señalar que era conforme al contrato que habían firmado ambas partes con anterioridad. La revelación de que Shell había exagerado sus reservas de petróleo en un 20 provocó la dimisión de su presidente, Phil Watts, y de su jefe de producción, Walter van der Vijver. Una investigación interna ordenada entonces por Shell demostró que Judy Boynton tenía una parte de responsabilidad en lo ocurrido, al no haber tomado ninguna medida después de recibir un correo electrónico de Van der Wijver, en el que reconocía que se había engañado a los mercados financieros. a rentabilidad de plantar tomates o lechugas en España es cada vez menor y cuando terminen las subvenciones de la UE, que ya está en ello la Comisión Europea, lo será todavía menos y habrá que importar toda la verdura. Sucede que cualquier terreno que destinemos a este uso agrícola tiene serias posibilidades de ser más rentable si se construye una casa en él y se vende, o si se hace un campo de golf o un hotel rural o hasta un aeropuerto para traer turistas. Algo parecido pasa con la industria ahora que está tan de moda hablar de deslocalizaciones. De hecho también estamos subvencionando cierres como los de la minería o el de los astilleros. Es evidente que la convergencia con nuestros socios europeos ha traído consigo un encarecimiento de costes de producción, que ha provocado que hayamos dejado de ser competitivos para atraer inversiones. La Europa del Este y Asia son ahora los objetivos prioritarios de estas apuestas industriales foráneas. Pero es que además las propias empresas españolas invierten fuera, donde los costes son más baratos, como sucede por ejemplo en el textil. Algo parecido pasa con las pocas multinacionales de verdad que tenemos, Telefónica, Repsol, Endesa, las constructoras y hasta los grandes bancos como Santander y BBVA, obli- L gados a crecer en su actividad exterior, ya que son empresas que compiten en un mundo globalizado y si dejan de nadar se hunden o se las come uno más grande, que eso es de verdad el capitalismo, además de otras cosas. La pérdida de peso del sector industrial en España ha sido muy fuerte en los últimos años, según el último informe de coyuntura de La Caixa, de manera que representa ahora ya poco más del 17 del total de la actividad nacional en términos de valor añadido, frente al 30 que representaba a principios de los ochenta. En términos de empleo la evolución ha ido paralela a la de la actividad y ha pasado del 25 a algo menos del 18 en 2004. Las causas del declive de la industria son muy diversas y van desde el tipo de especialización productiva de cada país al fenómeno de la externalización y el tras- Por el momento se van sólo fábricas pequeñas, pero ¿qué pasará si deciden hacer las maletas las multinacionales del automóvil? paso de actividades propias de la industria al sector de servicios, que desde luego se ha producido en España de forma masiva. La elevada productividad de la industria frente a sectores como la construcción, donde batimos todos los récords europeos, o los servicios, también han sido causas del adelgazamiento de su peso en la economía. Se pueden hacer muchas cosas para frenar este proceso irreversible. El asesor económico de Zapatero, Miguel Sebastián, insiste en elevar la productividad y apostar por la investigación y el desarrollo, que es una buena política, pero que probablemente no pueda parar del todo lo que se nos viene encima, sino sólo ir creando alternativas a un modelo que se cae. Por el momento se van sólo fábricas pequeñas, ayer mismo Valeo en Madrid, pero ¿qué pasará si deciden hacer las maletas las grandes multinacionales del automóvil? Todas en estos momentos con producciones récord en España. Habrá que tener hechos los deberes para entonces. Por supuesto, mucha productividad, mucho I+ D, pero también tendrá que haber más campos de golf, que exigirán un plan de trasvases aunque no lo quiera ERC. Y muchas casas, muchísimas, para millones de jubilados europeos, incluidos los nuestros, si es que pueden pagarlas a los precios que tendrán.