Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Cultura DOMINGO 9 1 2005 ABC Esta cuarta campaña promete sorpresas avisa el egiptólogo José Manuel Galán, que desde mañana buceará con su equipo en los sepulcros de Djehuty y Hery (Luxor) y en uno intermedio... En busca de la tumba perdida TEXTO: ANTONIO ASTORGA FOTOS: CARLOS SPOTTORNO MADRID. Howard Carter, el mortal que se atrevió a despertar de su sueño eterno al faraón (Tutankamon) del que ahora ya conocemos su verdadero rostro, descubrió hace un siglo en la zona norte de Dra Abu el- Naga una tablilla con El Libro del Kemit estampado. Hace dos, tres años, en el Atapuerca de Egipto, en la misma necrópolis de Dra Abu el- Naga de Carter (en Luxor, antigua Tebas) el equipo del egiptólo e investigador del CSIC José Manuel Galán descifró uno de los grandes jeroglíficos de la Antigüedad: una tablilla con el primer retrato de un faraón dibujado de frente en una imagen doble realizada por un maestro y su aprendiz. El hallazgo de La tabla del aprendiz hoy en el Museo de Luxor, dio la vuelta al mundo y es ya uno de los grandes emblemas de la expedición española que mañana parte hacia su cuarta campaña de excavaciones en las tumbas de Djehuty y Hery (www. excavacionegipto. com) altos dignatarios en la corte de la mujer que reinó en Egipto hace 3.500 años, Hatshepsut, y cuya momia en el Valle de los Reyes es la única aún no sometida a la tomografía compu- terizada, como se ha hecho con Tutankamon. La tablilla despertó, incluso, los re celos del Servicio de Antigüedades egipcio, que, por cuestiones burocráticas, planeó suspender la campaña de Galán, algo que afortunadamente no ha ocurrido (lo que hubiera significado tirar piedras contra su propio Patrimonio: ¿quién si no José Manuel Galán y su equipo ha revolucionado el Egipto faraónico en el último lustro con sus espectaculares descubrimientos? Antes de presentar el hallazgo en Madrid, Galán lo hizo en Luxor y el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades egipcio, Zahi Hawass, pasó varias veces por las tumbas de Djehuty y Hery para felicitar al equipo de Galán y comprobar in situ su trabajo. Hawass vio la tabla en 2003 y conocía, por tanto, el hallazgo. Las trabas burocráticas no han podido con las tablas faraónicas y el magnífico trabajo de la misión de Galán. Ilusionado con poder repetir los éxitos de las dos primeras campañas, el equipo de Galán permanecerá en Dra Abu el- Naga hasta el 20 de febrero. Vamos a excavar en los patios de entrada a las tumbas, como en un principio- -explica el egiptólogo a ABC- Es el preámbulo de la verdadera excavación. Encima de esos patios hay una colina de más de cinco metros de altura. Es la zona de los grandes hallazgos, donde descubrimos objetos de un gran valor artístico, como fragmentos de tablas, momias, lino y un sarcófago de madera. Es un área que permanece intacta desde poco después del enterramiento de Djehuty y que promete sorpresas advierte Galán. La expedición se ha reducido este de año de 16 a 11 personas. Pura y dura arqueología señala el jefe de la misión. Viajamos arqueólogos y egiptólogos para consagrarnos a las piezas que vayamos hallando Dos arquitectos (Carlos Cabrera y Juan Ivars) terminarán de cerrar un agujero que se cavó en la montaña en una época indeterminada y a través del cual se cuelan escombros en la tumba de Djehuty. Un juego de poleas ayudará en las tareas de clausura de ese agujero negro; después comenzará la limpieza de la cáma- El director de la excavación, Jose Manuel Galán (a la izquierda) y el capataz, el rais Ali Farouk, posan dentro de la tumba de Hery, durante la campaña de 2004 Grandes hallazgos en Luxor Primera campaña (2002) Más de 50 conos funerarios y ushebtis (figurillas de arcilla que acompañaban al difunto para actuar como sus sirvientes en el Más Allá) pintados y con inscripción. Fragmentos de sarcófagos de madera. La cara y los pies de la tapa de un sarcófago de madera de la dinastía XVIII. Cerámica, piezas de tela de lino y huesos de cuerpos humanos momificados y envueltos en vendas. Segunda campaña (2003) Sarcófago de madera pintado de blanco suave del III Periodo Intermedio con una momia en su interior. Cabeza de un sarcófago de madera de una niña pintado de blanco suave. Pirámide. Fragmento de un vaso de alabastro con una inscripción incisa. Incluye el cartucho de Ahmose, primer rey de la dinastía XVIII. Tabla del aprendiz Momia de un mono. Tercera campaña (2004) Fragmentos de relieve, en la que se lee el título Supervisor del Tesoro que ostenta Djehuty. Depósito de momificación en el interior de la pirámide de Hery. Máscara funeraria de finales de la dinastía XVIII. Tablón de madera de un sarcófago. Innúmeros conos funerarios. ra interior de Djehuty. A Galán le acompañan asimismo una restauradora (Pía Fernández) y los egiptólogos José Miguel Serrano, Margarita Conde, María José López Grande, Gema Menéndez, Ana de Diego, Francisco Borrego y José Miguel Parra. Huérfanos de apoyo ministerial (a pesar de que la ministra Carmen Calvo anunció a bombo y platillo que iba a dedicar más dinero a las excavaciones en el extranjero) el patrocinio es de Telefónica Móviles y de la Fundación Caja Madrid, con la colaboración de la Asociación Española de Egiptología. La Tabla del aprendiz en Luxor Uno de los artilugios que han diseñado para esta campaña los arquitectos del proyecto Djehuty es una carcasa pequeña, con una cámara en su interior, capaz de bucear por pozos, atravesar túneles, escrutar escombros y penetrar en galerías inaccesibles para volcar la imagen en un ordenador. Será muy útil para comprobar si entre el exterior y la tumba de Djehuty (siete metros de longitud) puede existir una tumba intermedia, tal vez perdida. El Museo de Luxor exhibe algunos de los hallazgos del equipo español, co- La momia hallada en la segunda campaña es analizada al detalle La expedición española excavará en un área de la tumba de Djehuty que permanece intacta desde poco después de su enterramiento