Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 1 2005 Madrid 41 Unos 350.000 inmigrantes obtendrán papeles en la región hasta mayo El Gobierno de Aguirre pide 30 millones a Caldera para la regularización b El director regional de Inmigra- PECADOS CAPITALES MAYTE ALCARAZ TUNELADORA DE BOLSILLOS a subida del transporte público en Madrid siempre fue motivo de conflicto. Cuando Leguina lo subía, Gallardón se lo afeaba; que era Gallardón quien lo encarecía, Almeida o Sabando lo ponían en solfa; y ahora que Esperanza Aguirre incrementa el precio, Rafael Simancas pone el grito en el cielo (de Madrid al cielo, pero andando) Estoy segura de que si la tendencia cambiara y los responsables del Gobierno, del color que fuere, optaran por bajar las tarifas del transporte, las críticas no desaparecerían. -Usted lo baja porque no hace más que electoralismo (dirían unos) ¿De dónde va a sacar el dinero para construir el Metronorte, ...o el Metrosur, ...o el que conduzca a la Nasa... (dirían otros, todos siempre en la oposición) Pero lo peor es cuando nuestros políticos se dedican a hacer paralelismos entre los porcentajes de subida de los billetes de Metro y autobús con los precios de algunos artículos de la vida cotidiana, vida cotidiana de los que pagan el metrobús, claro. Antonio Beteta, portavoz del PP, ha dicho que la tarifa de los títulos de transporte destinados a jóvenes y mayores sólo tienen la subida del IPC, de forma que el abono joven de la zona A sube 0,85 euros, el coste de un café, mientras que la subida de 30 céntimos en el de mayores no llega ni al precio de una barra de pan Pan con café: sopas... con hondas, que es lo que nos quieren dar los políticos con sus proclamas. Miren ustedes, suban el precio del transporte cuanto quieran, pero sin repetirnos una y otra vez que está muy subvencionado. Y no nos tomen el pelo a los ciudadanos tratándonos de convencer de que el incremento es el mismo que el coste de un café o el pan, porque no creo que los madrileños tengamos que abstenernos de desayunar por ir en Metro. Y si de hacer política se trata, pues que siga Rafael Simancas intentando, con la ayuda de su compañero Joaquín Almunia, a la sazón comisario Europeo de Asuntos Económicos, que el endeudamiento de la empresa pública encargada de las obras de la ampliación del Metro se le impute a la Comunidad de Madrid. Así, será imposible la financiación de Mintra y, entonces, los Presupuestos regionales tendrán que hacer frente a las obras del suburbano, condición ésta que haría casi inviable su ejecución. Con eso, todos contentos: el PSOE porque no se construiría el Metronorte y el PP porque no tendría que encarecerlo. ción explica que de los 765.000 extranjeros empadronados que hay en la Comunidad, la mitad es irregular MARIANO CALLEJA MADRID. En sólo tres meses, unos 350.000 inmigrantes sin papeles podrían legalizar su situación en la Comunidad de Madrid, dentro del proceso de regularización que pondrá en marcha el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales entre el 7 de febrero y el 7 de mayo. Por eso, el Gobierno regional ha echado mano de la calculadora, ha hecho cuentas y ha llegado a la conclusión de que el ministro del ramo, Jesús Caldera, tiene que poner a disposición de la Comunidad 30 millones de euros- -una cuarta parte del total previsto en toda España- -para afrontar con éxito ese proceso. Según los últimos datos oficiales, correspondientes al 1 de junio de 2004, en la Comunidad de Madrid hay 765.884 extranjeros empadronados, 102.238 más que un año antes. Se calcula que la mitad no tiene los papeles en regla. En el conjunto de España hay tres millones de inmigrantes empadronados, de los cuales sólo 1,8 millones tienen papeles Por tanto, en la Comunidad de Madrid reside el 25 por ciento del total de los extranjeros. Hasta ahí, el panorama actual. Pero el Ministerio de Trabajo anunció en agosto del año pasado un nuevo proceso de regularización, que comenzará el 7 de febrero y que durará tres meses, y que permitirá a un 1,2 millones de inmigrantes legalizar su situación en toda España. Para ello, deberán cumplir los requisitos de tener un contrato de trabajo- -con unas condiciones que varían en función del empleo- -y llevar empadronados al menos seis meses en cualquier municipio. El ministro Caldera anunció un gasto de 120 millones de euros para afrontar este proceso. L Los inmigrantes suponen el 13 por ciento de los ciudadanos en la región DANIEL G. LÓPEZ Uno de cada cuatro extranjeros en la Comunidad es ecuatoriano Los ciudadanos ecuatorianos siguen siendo el grupo de extranjeros más numeroso en la Comunidad de Madrid, ya que suponen el 23,97 por ciento del total, según el último informe publicado por la Oficina Regional para la Inmigración. Los ecuatorianos superaban ya los 183.000 en junio de 2004. Les siguen los rumanos, un 10,41 por ciento, los colombianos, un 10,1 por ciento, y los marroquíes, que representan algo más del 9 por ciento del total. Los peruanos son los quintos en la lista, aunque sólo representan el 4,99 por ciento del total de los inmigrantes en la región. Sin embargo, la nacionalidad que más ha subido proporcionalmente es la boliviana, que se ha incrementado en un 57,83 por ciento, hasta llegar a los 19.600 compatriotas. Los chinos, que son más de 21.000 en toda la Comunidad de Madrid, han tenido un incremento del 37,14 por ciento. La presencia de rumanos ha subido un 39,57 por ciento respecto a junio de 2003. El efecto llamada El Gobierno de Esperanza Aguirre considera que el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales debe ser consecuente y tiene que dar a la Comunidad de Madrid un total de 30 millones de euros, un montante proporcional al número de inmigrantes, para que así pueda realizar una buena política de integración según ha manifestado el director de Inmigración de la Comunidad, Carlos Clemente. El número de inmigrantes irregulares que podrían legalizar su situación en Madrid supera los 350.000, según datos de la Comunidad. El director de Inmigración considera, además, que en la región ha aumentado el número de extranjeros indocumentados desde que el Gobierno socialista anunció el proceso de regularización en agosto del año pasado, seis meses antes de que comience, por el efecto llamada En todo caso, aseguró que la Comunidad se pondrá a disposición del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para que el proceso de regularización se desarrolle con todas las garantías de éxito. El director de Inmigración de la Comunidad recordó unas recientes decla- raciones del ministro Caldera, quien aseguró que lo razonable era un nivel de inmigración del 8 al 10 por ciento del total de ciudadanos. Como en la Comunidad de Madrid hay un 13 por ciento, preguntó a Caldera si estaba diciendo que en esta región sobra gente Clemente le llamó irresponsable y añadió que es el ministro que gestiona la inmigración, pero sin los inmigrantes