Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 1 2005 31 España enviará como ayuda al sudeste asiático 650 militares, cinco aviones y un buque hospital El tren que chocó contra otro en Italia y causó 17 muertos carecía de sistemas de seguridad Ochocientos representantes internacionales se han desplazado a los Territorios Palestinos para velar por el desarrollo de los comicios presidenciales. Vigilan más la ocupación que el proceso electoral Checkpoints en vez de urnas, en la lupa de los observadores TEXTO: J. CIERCO, CORRESPONSAL AP rís Yaser Arafat. Los palestinos eligen hoy a su sucesor bajo la ocupación militar israelí. Unos con más interés que otros, que han apostado, caso de Hamás y del Yihad Islámico, por un boicot que puede tener su repercusión en las urnas. Los otros con más entusiasmo que los unos ante la posibilidad de que comience, aunque sea en pequeñas dosis, una nueva etapa no tan dramática y trágica como la anterior. Pero casi todos conscientes de que su suerte, más que del nuevo presidente de la Autoridad Nacional Palestina, con toda seguridad Mahmud Abbas, depende de su vecino del otro lado del muro ilegal: Ariel Sharón. Más información en las páginas 55 a 57 JERUSALÉN. Pere Vilanova y Joan Saura son dos expertos en observar, seguir de cerca, escrutar, vigilar elecciones en situaciones de riesgo. Son varias las citas con las urnas que han compartido en Indonesia, Los Balcanes y otros lugares en los que conviene siempre andar de puntillas. Pese al currículum acumulado en este sentido, no habían sacado sus particulares lupas electorales en países, o aspirantes a serlo, bajo una ocupación militar extranjera. Los Territorios Palestinos y las presidenciales que hoy se dirimen les han facilitado esa posibilidad. Al frente de una misión de observadores de la Generalitat catalana, Vilanova y Saura se han sumado, junto a técnicos y diputados del Parlament, a los más de 800 enviados internacionales que, convenientemente identificados, recorren estos días Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este para comprobar sobre el terreno el proceso electoral. En este caso, sin embargo, la misión de Vilanova y de Saura; de los observadores de la Unión Europea, encabezados por el ex primer ministro francés, Michel Rocard; de aquellos que trabajan bajo el mando del ex presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter; de los representantes de distintas agencias de la ONU; de los egipcios y jordanos, tiene una peculiaridad muy significativa. Más que dar fe de un desarrollo limpio y transparente de la jornada electoral (identificación de votantes; voto secreto; voto único y no repetido; suficientes papeletas; representación de todos los candidatos en liza) que también, los observadores deben vigilar de cerca, con lupa, con especial cuidado que la ocupación israelí no dañe de manera irreparable la cita palestina con las urnas en tan decisivo paso hacia la democracia. Importa pues más comprobar que en el checkpoint de turno, que en el Agentes electorales palestinas colocan un cartel en un centro de votación control de carretera de Nablus, de Ramala, de Yenín o Gaza, el acceso es más fluido de lo normal; los registros de personas y vehículos más rápidos; el trasiego de votantes a sus ciudades y aldeas, más sencillo. AP Operaciones militares Importa más confirmar que los carros de combate israelíes no decoran la entrada de los campos de refugiados de Gaza o Yenín; que los soldados hebreos no lanzan operaciones militares de improviso a la caza de milicianos de gatillo fácil (como sucedió en la emboscada de la tarde del viernes de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa en la que murió un militar israelí y otros tres resultaron heridos) que el compromiso del Gobierno de Ariel Sharón de retirar a sus tropas el día antes, el día D y el día después de los comicios se cumple y se respeta. Pere Vilanova, jefe de la misión de observadores la Generalitat, coordinada con el Consulado General de Es- paña y con el Ministerio de Asuntos Exteriores, se fija además otra meta en su particular misión: Jerusalén Este. Las peculiaridades de estas elecciones presidenciales celebradas bajo ocupación militar se multiplican de manera considerable en la parte oriental de la Ciudad Santa. Y aquí también, armados de lupa y de máxima atención, cien pares de ojos ven más que cincuenta. El despliegue de observadores en las seis oficinas de correos de Jerusalén Este va a ser especialmente importante. También merece todo el esfuerzo de los observadores catalanes que recorrerán dichas oficinas de correos y también las doce mesas especiales colocadas ya en Cisjordania para recibir a los 115.000 electores jerosolemitanos que no podrán ejercer su derecho democrático en su ciudad. Es de suponer, que con tanto trajín, los informes de los observadores internacionales serán más que sabrosos. Sayed Barakah Islamista independiente De 48 años, fue director general del ministerio de Juventud y de Deportes en Gaza, puesto del que dimitió para ser candidato a presidente. Ex miembro de la Yihad islámica, abandonó el movimiento radical por divergencias con sus líderes. Mustafa Barghuti Independiente Se opone a la línea política actual de la Autoridad Palestina. Es secretario de la Iniciativa Nacional Palestina, movimiento que milita por la democracia. Abdelkarim Chubeir Independiente Candidato independiente de 45 años que trabaja desde hace años como abogado en la Franja Gaza. Posee un doctorado en Derecho Internacional y es un defensor activo de los derechos de los presos palestinos en Israel. Abdelhalim Al- Ashgar Islamista independiente Nacido en 1958 en Cisjordania, es un universitario establecido desde 1989 en Estados Unidos donde donde fue detenido en diversas ocasiones por recolectar fondos para el movimiento radical Hamas. Permanece bajo arresto domiciliario.