Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 1 2005 Nacional 25 Mauricio da por hecha la ruptura en Coalición Canaria y espera la salida civilizada de los críticos en breve A pesar de la segregación, mantendrán la unidad de los grupos en el Congreso y el Senado b Según el consejero de Econo- mía, en dos semanas los seguidores de Román Rodríguez formarán un nuevo partido llamado Unión de Progresista o algo así ABC LAS PALMAS. El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias y coordinador general de ICAN (Iniciativa Canaria) José Carlos Mauricio, dio ayer por resuelta la crisis de Coalición Canaria en Gran Canaria y Lanzarote al ser inminente la marcha del sector crítico del partido, que creará un nuevo partido próximamente. Mauricio dio por hecho que en el plazo de dos semanas, los críticos de CC en las dos mencionadas islas presentarán un nuevo partido llamado Unión Progresista o algo así y adelantó que la salida logrará ser civilizada Para el líder nacionalista, pues, sólo queda esperar a que termine una negociación que va bien y que en estos momentos lleva el presidente de CC, Paulino Rivero, con los dirigentes del sector crítico (liderados por Román Rodríguez y Carmelo Ramírez) para alcanzar un acuerdo de separación política que no conlleve la ruptura de los grupos parlamentarios de Coalición Canaria en el Congreso y el Senado. El consejo nacional de Iniciativa Canaria, reunido ayer en Las Palmas de Gran Canaria con la ausencia de 34 miembros del sector crítico de Coalición Canaria en Gran Canaria, aprobó ayer con la unanimidad de los 61 asistentes no sólo mantenerse como uno de los pilares básicos de CC sino mostrar públicamente un claro y decidido apoyo a la propuesta de separación, con el mensaje de que ésta se haga en términos pacíficos y serenos José Carlos Mauricio y Román Rodríguez. líderan los dos sectores enfrentados en el seno de la coalición nacionalista en la isla de Gran Canaria drían volver a pedir el ingreso en CC cuando vean los resultados electorales de 2007 algo que explicó que podría negociarse porque uno de los principios de CC es unificar al nacionalismo sobre un proyecto común El consejo nacional, por otra parte, no tomó decisiones sobre la titularidad de la sede que utiliza Coalición Canaria en la isla redonda, a la espera de que los órganos judiciales determinen cual es su futuro. Por lo pronto, Mauricio explicó que la sede de la calle Buenos Aires permanece cerrada y con un empleado de seguridad custodiándola. La decisión de cambiar la llave y poner seguridad la tomaron los otros dijo Mauricio, quien explicó que la misma empresa contratada por los críticos acabó traba- ABC Volverán después de 2007 Ya ha llegado el momento en que en CC se acabe el debate interno, se convoque el congreso y nos volquemos en lo que quiere la sociedad dijo Mauricio, quien añadió que desde CC no podemos seguir aburriendo a la sociedad con un debate personalista de luchas de poder El consejero de Economía no dudó de que los críticos que abandonarán próximamente la coalición po- jando para ellos al ver que los papeles de propiedad de la sede los tienen los llamados mauricistas Lo que ha supuesto, por último, la reunión de ICAN es que esta formación vuelve al panorama político, después de que hace dos años el propio Mauricio explicase que se iban diluyendo en la coalición. A partir de ahora volvemos a hablar en nombre de ICAN, ya que no existen los mauricistas dijo el consejero de Economía. Mauricio insistió en que ICAN no va a criticar a la nueva formación saliente, y se limitó a decir que es difícil ser insularista y de izquierdas Quien sí tiene claro lo que quiere ser, dijo, es Coalición Canaria, que a partir de abril será un partido con una posición uniforme y responsable CANARIAS ANTE LA RUPTURA DE ESPAÑA JOSÉ MANUEL SORIA, presidente del Cabildo de Gran Canaria l plan Ibarretxe ha dejado de ser un debate circunscrito al País Vasco para convertirse en un desafío a la democracia española. Si existe eso que los nacionalistas llaman ámbito vasco de decisión ha sido rebasado, de largo, con la aprobación del proyecto secesionista por el Parlamento de Vitoria, con los votos de PNV y ETA. Ya no estamos ante una reflexión exclusiva de la agenda de una Comunidad autónoma- -suponiendo, como hacen los nacionalistas, que las regiones tengan agendas exclusivas, inconexas del interés nacional- sino ante una resolución de ruptura del régimen político que concierne de lleno a todos los españoles, a su calidad de vida, sus expectativas de progreso, sus oportunidades, su seguridad. El plan del PNV y ETA no sólo excluye a la mitad de los vascos, también ignora a la inmensa mayoría de los españoles satisfecha con su Constitución y segura de la historia y la potencia de su país. También para Canarias- -de modo muy particular, para esta región- el desafío nacio- E nalista es una cuestión de supervivencia. La igualdad de todos los españoles ante la Ley y la cohesión de sus Comunidades y regiones son la esencia del régimen de libertades y pluralismo político del que disfruta España desde hace más de un cuarto de siglo. También conforman la base indispensable de un dinamismo que ha situado a nuestro país entre las diez economías más prósperas del mundo. Para una región lejana como Canarias, que depende del buen funcionamiento de los mecanismos de igualdad y de cohesión territorial, la ruptura de la legalidad constitucional significa renunciar a la estabilidad que nos ha permitido dejar atrás el subdesarrollo y converger con la prosperidad del país a un ritmo superior al del resto de las regiones. El efecto frontera que trae consigo la secesión de otras regiones produciría pobreza y reduciría la competitividad de Canarias. Por eso, esta región debe sentirse directamente concernida por planes como los de Maragall- Carod e Ibarretxe, y por eso, necesita participar activamente en la oposición democrática a tales proyectos. Pero aún hay una segunda razón de peso para que este Archipiélago se niegue a una ruptura de la legalidad constitucional como la que produciría, de hecho, la aplicación del plan Ibarretxe. Canarias se juega su convergencia en las instituciones europeas, ante las que España debe negociar una adaptación de las políticas comunes a nuestra realidad ultraperiférica, tal y como establece expresamente el nuevo Tratado Constitucional Europeo. La continuidad de nuestro acervo económico fiscal, auténtico hecho singular que nos ha permitido, a lo largo de la historia, ser una dinámica plataforma de comercio abierto en el Atlántico, depende directamente de la fuerza y el prestigio que España tenga en los Consejos de Ministros de la UE y en el Parlamento Europeo. Los proyectos de nacionalistas y socialistas para desguazar España debilitan las opciones de influencia de nuestro país en las decisiones comunitarias y, por lo tanto, exponen el acervo canario a una clausura o un retroceso. En definitiva, amenazan la libertad, las oportunidades y el bienestar de los canarios. La democracia española ya ha enfrentado graves desafíos. Los ha superado todos con éxito, y de todos ha sali- No podemos titubear ante la aplicación de la Constitución para impedir la ruptura de España: a Canarias nos va mucho en el empeño do fortalecida. El plan Ibarretxe será cancelado con los instrumentos previstos en nuestro Ordenamiento Jurídico, porque es ilegal y porque lo rechaza la inmensa mayoría de los españoles, depositarios de la única soberanía legítima que existe en nuestra forma de vida. Sólo se necesita un Gobierno responsable y valiente, que celebre la unidad de las fuerzas democráticas nacionales y aplique con serenidad y firmeza el Estado de Derecho. No es la hora de los timoratos de la política ni en el País Vasco, ni en ninguna otra parte de España, incluida Canarias. Los que creemos en la unidad de España desde el respeto a la pluralidad y la diversidad de las Autonomías que la integran, no podemos titubear ante la aplicación de los mecanismos constitucionales existentes para impedir la ruptura de España: a Canarias nos va mucho en el empeño.