Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 DOMINGO 9 1 2005 ABC Nacional Zapatero sólo acepta el apoyo de Rajoy para votar en el Congreso contra el plan Ibarretxe Rechaza la aplicación del 155 por considerar que no deben ir por ahí las cosas b A la propuesta de pacto sobre modelo territorial que le hará Rajoy, el jefe del Ejecutivo responde que el Gobierno tiene un programa de reformas que llevará adelante CRISTINA DE LA HOZ MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, limitó ayer la colaboración con el PP para hacer frente al plan Ibarretxe al más que previsible y anunciado voto en contra que socialistas y populares emitirán durante el debate en pleno del proyecto soberanista del lendakari. Así, al menos, lo dejó entrever ayer el jefe del Ejecutivo cuando rechazó, durante una comparecencia pública, el pacto de Estado sobre modelo territorial que le presentará el líder del PP en su reunión del próximo viernes o rebatió, muy duramente, las acusaciones que le dirigen desde la sede de la calle Génova sobre una supuesta falta de diálogo y un exceso de debilidad para afrontar el desafío de los nacionalistas vascos. Zapatero compareció ante los medios de comunicación en sustitución de su ministro de Defensa, José Bono, que iba a presentar la ayuda humanitaria que España enviará a Indonesia. lo de Estado, pero a continuación subrayó que el Gobierno tiene un programa de reformas que se van a llevar adelante. Habrá espacios en los que coincidimos con el PP y otros en los que no manifestó. Sin embargo, añadió, su voluntad es que dichas reformas (constitucionales y estatutarias) cuenten con el máximo consenso posible, y eso incluye al mayor número de Grupos Parlamentarios y al PP El acuerdo unánime sobre la participación de una representación de las Comunidades autónomas en los consejos de Ministros de la Unión Europea o la celebración de la conferencia de presidentes fueron mencionados por Zapatero como mejoras del modelo territorial que se han conseguido dialogando No fue la única apelación al diálogo que hizo cuando fue interrogado sobre si cree que pueden acabar calando en la opinión pública las acusaciones de debilidad que le lanzan desde el PP. En función de las circunstancias se me acusa de debilidad o de todo lo contrario comentó en primer lugar, y señaló seguidamente que ha asido con la Constitución, con la democracia y con el debate como España ha vivido la mejor etapa de su historia. No sé si a los que llegaron a acuerdos entonces se les puede calificar de débiles sentenció. Bono y Moratinos atienden las explicaciones del presidente del Gobierno Si algo quedó claro tras la comparecencia del jefe del Ejecutivo, es la escasa sintonía que tiene con el primer partido de la oposición en cómo abordar el plan secesionista aprobado por la Cámara vasca. No obstante, sí parecen coincidir en el rechazo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, esgrimido por no pocos políticos- -el último, Manuel Fraga- -como un mecanismo, constitucional al fin y al cabo, para suspender una autonomía cuando ésta no cumple sus obligaciones u otras leyes que le impongan o actúe de forma que atente gravemente contra el interés general de España. En este sentido, Zapatero- -que prefirió obviar cualquier referencia a Juan Carlos Rodríguez Ibarra, por el que también fue preguntado- -respondió a Fraga que quizá por el año en que situó su argumentación, 1934, sea ilustrativo y una luz por donde no deben ir las cosas. No me parece especialmente brillante Fraga recordó el viernes la actuación, en la República, de Alejandro Lerroux, quien, pese a que no era un político autoritario, sino radical suspendió de un plumazo en 1934, el Estatuto de Cataluña y no pasó absolutamente nada Réplica a Acebes Por otro lado, Zapatero no disimuló el malestar que le habían provocado el viernes las afirmaciones del número dos del PP, Ángel Acebes, cuando éste criticó que el presidente del Gobierno no hubiera convocado todavía al líder popular, Mariano Rajoy, para hablar sobre el plan Ibarretxe, hecho que se produjo, precisamente, poco después de pronunciar estas palabras. Los intereses de nuestro país, el cumplimiento de los preceptos constitucionales y el modelo territorial están muy por encima de las expresiones más o menos afortunadas de un dirigente político y no deciden el diálogo ni la comunicación sobre elementos esenciales, señaló Zapatero muy contemporizador, aparentemente, para elevar el tono a continuación: El viernes recibiré a Rajoy por cuarta vez desde que soy presidente, hace menos de un año, y son más veces ya que las que yo tuve con Aznar. Algunos de los dirigentes del PP que ahora hablan formaban parte de ese Gobierno La disponibilidad inmediata ante Rajoy siempre que éste ha telefoneado a Moncloa contrasta con el silencio con que el ex presidente del Gobierno José María Aznar respondió a muchas llamadas y peticiones de encuen- Compartir y escuchar En presencia también del titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, Zapatero explicó que durante su reunión con Rajoy le trasladará a éste las conclusiones de la entrevista con Ibarretxe, así como la posición del Gobierno en el ámbito parlamentario, que será coincidente con el PP, dijo, en alusión al voto en contra que han anunciado ambos partidos en caso de que el plan se debata en pleno, cosa que los populares quieren evitar con un rechazo de la Mesa del Congreso al que se niegan los socialistas. También hablarán, dijo Zapatero, del análisis que hace el Gobierno de la evolución, del discurrir del plan Ibarretxe y de las iniciativas que el Gobierno puede adoptar, las cuales no especificó. Se trata, dijo, de compartir, escuchar e informar Tras defender la lógica de recibir antes a Ibarretxe que a Rajoy- el Gobierno tendrá así todos los elementos encima de la mesa expresó su disponibilidad a escuchar también la propuesta del líder popular sobre el mode- Los críticos a Llamazares reclaman una postura común ante el plan soberanista La candidatura a la coordinación general de IU encabezada por Enrique Santiago hizo ayer un llamamiento a que esta formación política abra un debate inmediatamente para acordar una posición común acerca del plan Ibarretxe. En una reunión de los miembros de esta candidatura- -que disputa a Gaspar Llamazares la máxima responsabilidad de IU- -se criticó la gestión que está realizando de este asunto el actual coordinador general en funciones A su juicio, el mantenimiento de posiciones divergentes entre IU Federal y Ezker Batua lo único que genera es confusión en la sociedad y entre la militancia aunque no aclaran cuáles son sus preferencias a la hora de votar el plan en el Congreso. Por su parte, Ezker Batua volvió a echar mano de su lenguaje críptico al apostar ayer por socializar su decisión de apoyo al plan Ibarretxe al máximo según dijo el parlamentario de EB Oskar Matute, que defendió que han hecho lo correcto en la Cámara vasca. Lo que vamos a hacer ahora es intentar explicar por qué hemos hecho eso manifestó a Radio Euskadi, sin dejar de recordar que en la última asamblea de la coalición hemos hecho, en el plano constructivo, una contribución a LLamazares. Eso lo sabe él