Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9 1 2005 Opinión 7 JAIME CAMPMANY No hay novedad. El Gobierno de España es una amplia sonrisa, una indiferencia impertérrita y un paciente abobado en La Moncloa NO PASA NADA IN novedad, madame la marquise. No hay novedad, señora baronesa. No hay motivo de preocupación. Los españoles podemos dormir tranquilos. Hay que tener confianza en España y en las instituciones, y no debemos sembrar la alarma. Los que alarman en estos momentos le hacen un flaco servicio al país y a sus habitantes. A su debido tiempo funcionarán las instituciones democráticas. Hala, sosegaos y que ustedes descansen del ajetreo de las fiestas. Viejas y avisadas voces desde la derecha y desde la izquierda piden nada menos que la suspensión de la autonomía del País Vasco. Manuel Fraga y Rodríguez Ibarra son partidarios de abrir un paréntesis en la autonomía de los vascos antes de que lleven a término el plan Ibarreche, que supone la ruptura de la Constitución, la secesión de Euskal Herría y la desmembración de España. Pero esas voces, al menos de momento, no sólo son desoídas sino que han sido rechazadas. Zapatero dice que no pasa nada Sin novedad, señora baronesa. Los obispos salen abiertamente al campo político y social y condenan el plan Ibarreche. Consideran ese invento del lendakari una propuesta inaceptable y creen que encierra, tan claramente como para denunciarlo, un riesgo para la convivencia La voz sabia y antigua de los obispos alerta sin eufemismos: Peligro, peligro Los peligros para la convivencia tienen nombres que causan espanto. Pero eso debe de ser un puro cabreo de los pastores por lo del matrimonio gay, el aborto a gogó y otros avances del progresismo. Recuerden las palabras de Zapatero: No pasa nada Sin novedad, señora baronesa. No acierto a conocer por qué regla de tres, uno de los etarras más sanguinarios, José Ignacio de Juana, autor de veintitantos asesinatos y condenado a casi tres mil años de cárcel, va a ser excarcelado después de cumplir sólo dieciocho años de reclusión. Los familiares de las víctimas echan cuentas: este sujeto sale a menos de año por asesinado. Y ni siquiera ha mostrado arrepentimiento. Desde los partidos políticos y desde las asociaciones de víctimas del terrorismo se clama contra esta incomprensible política penal. Pero esa es la ley y debe ser cumplida. Además, lo tiene dicho Zapatero: No pasa nada Sin novedad, señora baronesa. Un sector de socialistas vascos, entre los que se encuentra el nombre significativo de Rosa Díez, ha aplaudido sin reservas la claridad del discurso de José Bono en defensa de la Constitución y su mandato a las Fuerzas Armas para preservar la integridad y la unidad de España. Se pone de manifiesto la contradicción de las palabras del ministro de Defensa y la indiferencia de Zapatero ante la gravedad creciente de la situación política. Los sectores socialistas más conscientes buscan un alivio en el posible acuerdo parlamentario con Convergencia i Unió para poder liberarse de la presión insufrible, insoportable y chulesca de Esquerra Republicana. Pero Zapatero sufre y soporta mientras sonríe. Lo tiene dicho y repetido: No pasa nada Sin novedad, señora baronesa. No hay novedad, no hay novedad. El Gobierno de España es una amplia sonrisa, una indiferencia impertérrita y un paciente abobado en La Moncloa. S EL RECUADRO ANTONIO BURGOS No hay cineasta que se atreva a hacer un cortometraje de burla, mofa y escarnio de la religión mahometana, en la ola de islamismo que nos invade. ¿Qué digo ola? ¡Tsunami de islamismo tras el terremoto de lo políticamente correcto! GUISAR UN MAHOMA PARA DOS PERSONAS R ESUMEN de lo no publicado. Tras la denuncia de la Yamaá Islámica de España y no de Merimèe, el juez Garzón ha decretado el ingreso en prisión del cantante Javier Krahe y del cineasta Enrique Seseña, autores del cortometraje Cómo guisar un Mahoma para dos personas emitido por Canal Polanco el 15 de diciembre, en el magazine de Ana García- Siñeriz y Manu Carreño. Garzón razona en su auto que el documental es una ofensa a los sentimientos de las confesiones religiosas mahometanas Añade: Es una agresión gratuita y desproporcionada contra Mahoma, la figura principal de la religión islámica Y concluye: Atenta contra el artículo 525.1 del vigente Código Penal que tipifica como delito las ofensas a los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, realizadas públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican El documental, en efecto, es una patada en los co... ranes a los islamitas. En plan cocinero churrichangurri que paga gustoso la extorsión a la ETA y luego cobra la tela por salir en la tele españolista y opresora, un ama de casa explica cómo se guisa un Mahoma para dos personas. Dice: De momento hay que quitarle la chilaba. Como estos moros son tan guarros, da un tufo que el cante se oye en La Meca. Ya sin chilaba hay que quitarle también las babuchas, uf, qué hedor. Una vez desnudo, se lava al Mahoma muy bien lavado, aplicando el principio omeya cordobés: En esta pila Maimónides se lavaba los cojónides Desencostrados sus jueves y sus viernes, se saca y se seca con cuidado, y luego se unta con manteca de cerdo. Y como el moro no jamela jalufo, Mahoma se mosquea bastante con el cerdo de la manteca, por lo que se pone tiernecito, tiernecito, cual pulpo apaleado. Hecho lo cual, se mete en una mochila al baño maría y se le deja una temporadita, por ejemplo hasta un 11 de septiembre o un 11 de marzo, en que él solito da la cara con su temporizador, y entonces podemos servir el Mahoma a la Al Qaeda para dos personas, sobre un lecho de sangre de cristianos La decisión de la Justicia sobre los autores del escarnio ha sido muy bien recibida por los sectores de mejor rollito. Carmen Calvo Poyato, tras hacerse una foto (otra, toma, Mahoma) ha dicho: Está muy bien lo que ha hecho Garzón. Estas cosas se merecen medidas ejemplares. Se empieza así y se acaba enseñando cómo se guisa un maricón para dos personas, y diciendo si hay que ponerle perejil en la retaguardia o no hay que ponérselo antes de meterlo en el horno. Es lo más progresista que puede hacerse, porque si no imponemos el respeto a todas las opciones en el Estado de Derecho, estaba viendo que Krahe y Seseña iban a hacer otro cortometraje sobre cómo se hace la tortilla de lesbianas a la española Este resumen de lo no publicado no ha ocurrido. No hay cineasta (hasta ahí podíamos llegar) que se atreva a hacer un cortometraje de burla, mofa y escarnio de la religión mahometana, en la ola de islamismo que nos invade. ¿Qué digo ola? ¡Tsunami de islamismo tras el terremoto de lo políticamente correcto! La ola del maremoto de Ceilán es una onda del pelo de Ana García Obregón al lado del devastador efecto de lo políticamente correcto en materia de respeto a la doctrina, principios y criterios morales de la religión católica, sociológica y culturalmente mayoritaria en España. Lo que sí ha ocurrido y sí se ha publicado es que se ha emitido por Canal Polanco un cortometraje que explica cómo se cocina un Cristo para dos personas, y no ha pasado absolutamente nada. Tomarse a pitorreo a Cristo, al Papa y a los católicos entra dentro de lo políticamente correctísimo. Pero a los mahometanos, como al pulpo, ni toserles.