Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 1 2005 Los sábados de ABC 93 De izquierda a derecha y de arriba abajo: Ricardo Guelbenzu (Guelbenzu) Manuel Manzaneque (Manuel Manzaneque) José María Vicente Casacastillo (Julia Roch e hijos) Ramón Llagostera (Celler Mas Doix) Javier Zaccagnini (Aalto) Marcial Gómez Sequeira (Dehesa del Carrizal) Francisco Uribes (Uribes Madero) Carlos Falcó, marqués de Griñón (Pagos de Familia) y Jesús Martínez Bujanda (Finca Valpiedra) dad asegura Javier Zaccagnini, de bodegas Aalto. La asociación empezó hace unos tres años como Grandes Pagos de Castilla (tanto La Mancha como León) y fue una iniciativa de Carlos Falcó, Manuel Manzaneque y Paco Uribe, bodegueros que estaban haciendo vinos sin estar acogidos a una D. O. pero que tenían una calidad mayor que muchos de los que sí estaban en Denominación de Origen. Y se unieron para hacer notar ese esfuerzo por la calidad (y en vez de predicar en el desierto predicar juntos) y, poco a poco, una serie de bodegas que compartían la misma filosofía se les unió. Así nació la asociación. Su objetivo no es tanto vender vino (son bodegas pequeñas que suelen tenerlo casi todo vendido) como compartir la filosofía del terroir La comunicación es interna y externa, porque en el mundo del vino no se dan tantos piques como en el del automovilismo o en el del plástico. Hay un comité restrictivo de selección- -es un club privado- -que decide aceptar o no una nueva propuesta y exige las condiciones que rigen un pago. Cuando empezó como Pagos de Castilla contactaron con Ricardo Guelbenzu. Lo fundamental era que participábamos de la filosofía de hacer unos vinos de unas viñas determinadas porque al final un vino es la expresión de un clima, de un terroir de un tema de cultivo y detrás de cada botella hay un montón de horas de la acción de la tierra, del sol, del trabajo del hombre y de la pasión que hay detrás asegura Guelbenzu, cuya bodega tiene una tradición desde mitad del siglo XIX (1851) Como pago más representativo tienen el Lautus, del que se hacen unas 20.000 botellas cada dos o tres años, cuando la cosecha es espléndida y las cuatro variedades (tempranillo, merlot, garnacha y cabernet) han madurado muy bien. Lo hicieron en 1996, en 1998, Los grandes vinos del mundo son vinos de pago y dieciocho bodegueros españoles se han reunido para defender el concepto en 1999, en 2001, y posiblemente lo hagan en 2004. La decisión se toma cuando se han hecho las fermentaciones malolácticas y los vinos están definidos, antes del coupage para ver si dan la talla para hacer un vino de pago representativo de la bodega. El vino- -prosigue Guelbenzu- -se ha puesto de moda y cada vez hay más bodegas que quieren hacer las cosas bien. El problema que aún tenemos radica en las cooperativas y en que las autoridades piensan más en las legislaciones generales que en las particulares, por eso tenemos que ser nosotros los que saquemos nuestras castañas del fuego En España hay muchos vinos buenos, pero a tenor de estos bodegueros se necesita más profesionalidad y más chalados del mundo del vino que sigan trabajando en este camino. Uno de estos es Manuel Manzaneque, actor, director y empresario teatral que ha trabajado con los grandes artistas (y catando vinos durante décadas de gira por Europa) y que estuvo buscando durante años, con un enólogo francés, el lugar adecuado para plantar cepas y hacer vino, porque la tierra y la cepa es el 90 por ciento de la calidad de un vino asegura este entusiasta que tiene la primera bodega con una D. O propia, en la sierra de Alcaraz, en CastillaLa Mancha. Cuarenta hectáreas de terreno que conforman la Finca Elez y tienen D. O propia sólo para ese vino y esa bodega con el nombre de la finca, como lo tiene, por ejemplo, en Francia, el Château Romanée Conti. Manzaneque tiene en este pago una producción de unas 200.000 botellas. Exigentes consigo mismo Todos los bodegueros de esta asociación se han propuesto ser bastante exigentes consigo mismos- -el secreto de una gran calidad- pero, sobre todo, conocer a fondo el terreno, que es lo fundamental para un Aunque cada día se hace mejor vino, necesitamos más profesionales, más locos del vino que defiendan la calidad por encima de todo pago. Así lo entiende Marcial Gómez Sequeira, de Dehesa del Carrizal, médico y ex presidente de Sanitas, cuya inquietud por el vino le llevó a experimentar con la cabernet sauvignon en su finca de los Montes de Toledo, y en 1987 a plantar sus primeras ocho hectáreas y a sacar su primer vino dos años después. Desde entonces no ha parado. Fui fundador de la asociación de Grandes Pagos de Castilla- La Mancha y confío en estos vinos haciendo precisamente cultura del pago porque hay mucha gente que no sabe lo que es, incluidos los viticultores. Lo notamos en las muchas solicitudes que tenemos para entrar en la asociación y que tenemos que rechazar, porque no todo el mundo cumple los requisitos que debe tener un vino de pago. Generalmente las que rechazamos son porque no tienen todavía el concepto de lo que es un gran pago, lo cual no quiere decir que fuera de los pagos no haya vinos buenísimos. Nosotros hacemos vinos muy singulares, vinos de reconocido prestigio, que estén durante años en plenitud, que sean longevos dentro de la botella y que con el tiempo vayan a más