Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Sociedad SÁBADO 8 1 2005 ABC De Navidad a rebajas. En apenas unas horas, miles de empleados de centros comerciales y pequeñas tiendas las transforman por completo. ABC ha seguido el proceso Una noche en la trastienda de las rebajas TEXTO: R. B. J. B. FOTOS: J. DE DOMINGO, SIGEFREDO, J. GARCÍA MADRID. Las imágenes de gente atrincherada a las puertas de los grandes centros comerciales se volvieron a repetir ayer en muchas ciudades españolas. A pesar de que algunas Comunidades- -Madrid y Castilla- La Mancha- -ya habían iniciado el periodo de rebajas, el pistoletazo de salida se dio ayer en el resto de nuestra geografía. Toda una avalancha humana dispuesta a conseguir la ganga del año- -a tirones si es preciso- -que acaba llevándose por delante, y sin remilgos, el orden, la estética y muchas horas de trabajo de aquellos que se encargaron de preparar, con minuciosidad, las esperadas rebajas. Porque para que la mayoría de los españoles puedan disfrutar de las ventajas de unos precios más llevaderos, otros muchos han dedicado horas para que todo esté a punto. Los grandes centros comerciales lo han hecho a lo grande, pero en las pequeñas tiendas el esfuerzo resulta igualmente importante. Alba y Susana, reetiquetan y recolocan el género en una tienda de Don Algodón ras en mitad de los pasillos suplen la ausencia de público en unos espacios que, vacíos, parecen más amplios. Plantas como la de calzado parecen convertirse en auténticas fábricas. ¿De dónde sale tanto género? Los empleados llegan cargados con cajas y más cajas, desembalan, colocan zapatos y botas en las vitrinas, buscan entre los carteles de descuentos y cuelgan las nuevas etiquetas. Los departamentos que más trabajo conllevan son los relacionados con textil o calzado, por las innumerables prendas que hay que remarcar. Cristina trabaja en Farrutx, una de las boutiques de explotación dentro del Corte Inglés. A la una menos cuarto, se afana en reetiquetar todo el calzado lo antes posible. No siempre es fácil. Es cuestión de paciencia y tiempo- -explica mientras empuña el lector en una mano y el zapato en otro- -lo más trabajoso es reetiquetar el material almacenado En los almacenes el género se cuenta por miles; camisas, faldas, chaquetas. pantalones... En este caso, los productos han ido siendo reetiquetados desde hace días, pero a la una de la mañana dependientas como Gema continúan con la labor, porque durante las rebajas nada puede fallar Pese al aparente caos, casi nada en rebajas se presta a la improvisación. Las estrategias de marketing, por ejemplo, se mantienen por completo: música ambiental, una luz agradable, carteles de colores atractivos... y las ofertas más interesantes cerca de las escaleras para captar al consumidor. Las tiendas se transforman Durante la noche de Reyes (5 de enero) son muchos los comercios que se transforman, aunque durante un tiempo, pasado y futuro parecen coincidir. Desde las diez y media de la noche, mientras los más rezagados ultiman sus regalos de Reyes, muchos de los empleados del Corte Inglés de Castellana- -el centro más grande de la firma en toda España- -comienzan a transformar la superficie. Cambiamos todo de sitio, dese cuenta que hasta ahora mismo los productos estrella eran los navideños, que ahora desaparecen comenta Luis mientras ojea un plano de la sección de ropa de baño. Desde hace semanas, hasta el detalle más nimio está ya previsto, de modo que los cambios pueden comenzar a realizarse incluso antes de que el centro cierre sus puertas y el público desaparezca, dejando en la retina la insospechada imagen de una macrotienda absolutamente vacía. Las escaleras mecánicas dejan de funcionar, la música se apaga y únicamente queda el ruido de empleados y operarios que suben y bajan carteles, recolocan stands y dan los últimos toques al escaparate que todos querrán ver en la mañana del día 7. Más de un kilómetro y medio de roja moqueta desaparece, las estanterías se mueven de un lado a otro y carteles de rebajas 50 por ciento ó 40 por ciento comienzan a inundarlo todo. Durante unas tres horas, más de 2.500 empleados imprimen al centro este peculiar cambio de imagen. Planta a planta todo se prepara: el transporte del género en palés y carros, el cambio de cajones, la colocación de la cartelería, los cables, cintas aislantes y escale- Los descuentos son más acusados en la ropa de mujer porque se considera moda de riesgo Los grandes comercios colocan las ofertas más interesantes cerca de las escaleras o en las zonas de paso Cumpleaños en rebajas Eso sí, todos celebran el final del esfuerzo con roscón de Reyes y champán. Algunos, en la sección de textil, aprovechan para cantar un sentido feliz cumpleaños a Adoración que, desde hace 35 años, celebra su onomástica en el cambio de rebajas. Al final se lleva bien, es casi como una fiesta dice divertida. Pero si la preparación de las rebajas De 350 euros a 24 La imagen de la derecha refleja gráficamente cómo el mito de las rebajas no siempre es tal. En algunos casos, una prenda que en Navidad costaba 350 euros puede llegar a bajar su coste hasta 24, un descenso de más del 90 por ciento. No nos hemos vuelto locos, todo tiene su razón de ser dice Sotillos, uno de los responsables de Cuentas de El Corte Inglés de Castellana, quien nos explica que debemos cumplir un unos meses pasa de moda y es dinero perdido En este centro, la mayor parte de los descuentos giran en torno al 30, 40 ó 50 por ciento, con un redondeo que siempre va en beneficio del consumidor ¿Se pierde dinero en rebajas? Todo está calculado responde Sotillos después de meditar un tiempo. A veces es preferible no ganar tanto dinero, pero sin riesgo de quedarte con prendas imposibles de vender Algunos descuentos resultan sumamente significativos presupuesto, pero hay productos considerados de riesgo que hemos de intentar vender, porque si no, pasan de moda Buena prueba de ello es la ropa de mujer de temporada, que si no se vende en