Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 1 2005 29 Madrid El Metroeste tendrá 1,2 kilómetros más para poder llegar hasta el Hospital de Coslada Cerca de 2.500 mujeres maltratadas recibieron órdenes de protección durante 2004 en la región El número de atenciones en casas de acogida se reduce tras la entrada en vigor de esta medida b Las denuncias por violencia do- méstica fueron 8.148, frente a las 7.914 de 2003. Cinco mujeres, una más que en el año anterior, murieron a manos de sus parejas CARLOS HIDALGO MADRID. Las denuncias por violencia doméstica en la región crecieron a lo largo del pasado año, mientras que el número de mujeres atendidas por la red de centros de la Comunidad experimentó una notable bajada. ¿A qué se debe esta aparente antítesis? Para la directora general de la Mujer de Madrid, Patricia Flores, la respuesta está clara: la entrada en vigor, en agosto de 2003, de la reforma legal de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que supuso la puesta en marcha de las órdenes de protección a las víctimas, ha animado a las mujeres víctimas de malos tratos a denunciar su patética situación, pero también a que sean cada vez menos las que tengan que esconderse en los diferentes centros de acogida. Las cifras, presentadas ayer por Flores en rueda de prensa, hablan por sí mismas: un total de 2.438 mujeres recibieron sendas órdenes de protección, según los datos que maneja el Instituto de la Mujer, una cantidad, apuntó la directora general, que podría ser mayor si se tiene en cuenta que no todos los juzgados han comunicado estas órdenes al Gobierno regional. De hecho, los datos del primer semestre del Consejo General del Poder Judicial hablan de más de 13.000 órdenes aprobadas en toda España. En cuanto a las denuncias presentadas, en Madrid alcanzaron las 8.148, frente a las 7.914 de 2003. De las primeras, 5.374 fueron tramitadas como delitos (1.961, en 2003) y 2.774, como faltas (5.943, el año anterior) Cinco mujeres- -cuatro, en 2003- -perdieron la vida a mano de sus parejas. Muchas de estas mujeres, alrededor de 800, según Flores, se vieron beneficiadas por las infraestructuras y servicios coordinados por la Consejería de Empleo y Mujer. Las atenciones quedaron distribuidas de la siguiente manera: los tres centros de acogida que existen en la región recibieron a 53 mujeres y sus 95 hijos, frente a los 63 y 106, respectivamente, del año 2003. Es en estas instalaciones, que son residenciales, donde las maltratadas permanecen más tiempo. Antes suelen pasar por los centros de emergencia, donde no se las tiene más de 15 días. Existen cuatro en la actualidad, en los que se atendió durante el año pasado a 199 mujeres y 169 niños- -256 y 249, respectivamente, en 2003- La nómina de estos centros se verá ampliada próximamente con dos más en Rivas Vaciama- Una mujer, junto al balcón de una casa de acogida de la red de centros de la Comunidad ÁNGEL DE ANTONIO Resumen del año Mujeres asesinadas: cinco (cuatro, en 2003) Denuncias presentadas: 8.148, frente a las 7.914 de 2003. Atenciones por violencia: alrededor de 800, de las que 268 corresponden a los centros de emergencia, acogida y tutelados. Prostitución: Catorce meretrices se acercaron a los centros de la Comunidad. Violaciones: Trescientas cuarenta mujeres víctimas de este delito fueron atendidas (303, en 2003) Menores: un total de 301 hijos de las mujeres asistidas fueron atendidos. drid y Alcobendas. En lo referente al tercer escalafón de los recursos residenciales para mujeres maltratadas, las cifras de personas que pasaron en 2004 por los centros tutelados- -paso previo a la completa reinserción- -se mantuvieron inamovibles con respecto a 2003: 14 mujeres y 31 niños. Prostitutas, reclusas y violadas Dentro del capítulo de violencia doméstica no hay que olvidar la ayuda que se presta a otros tipos de maltrato, más allá del físico. Tal es el caso de las 18 prostitutas- -y sus seis hijos- -que fueron atendidas. La ayuda psicosocial no le fue a la zaga, ya que desde el año pasado, por primera vez, también Las inmigrantes copan el 81 de las ayudas por exclusión social en centros de día Los datos ofrecidos ayer por la Consejería de Empleo y Mujer ofrecen también una visión sobre el reflejo del aumento de la población extranjera en la región. Y se trata de una incidencia sobresaliente. Nada más que en el capítulo de atención en materia de exclusión social en los centros de día, las mujeres inmigrantes acapararon el 81 por ciento de ellas, aunque hay que tener en cuenta que en estas instalaciones existen programas específicos para estas féminas; además, en estos centros no se les piden papeles En cuanto a la atención social residencial, las mujeres inmigrantes representaron, a fecha de 30 de noviembre de 2004, el 43,2 por ciento de las ayudas prestadas. Y en el capítulo de violencia doméstica, más de lo mismo. Un 44,5 por ciento de las atenciones residenciales recayeron sobre inmigrantes, mientras que también acapararon casi una cuarta parte de las prestaciones en los no residenciales. se atendió a aquellas mujeres que no residían en centros de la Comunidad y que fueron derivadas de servicios municipales y de otra índole. Así se explica el incremento de 75 (2003) a 137 mujeres (2004) atendidas en este epígrafe. Otro aspecto no menos importante es el concerniente a mujeres víctimas de violaciones, cuya atención subió levemente, pasando de las 303 de 2003 a las 340 del año pasado. El segundo gran capítulo en el que se divide la actuación de la Consejería de Empleo y Mujer es el de exclusión social, en el que 75 mujeres recibieron asistencia maternal (64, en 2003) 110, asesoramiento específico para jóvenes de entre 16 y 25 años, y 35, prestaciones para paliar situaciones límites y mejorar la situación de reclusas. En total, los centros de día y no residenciales prestaron su ayuda a 2.700 féminas. Mención aparte merecen las 131 madrileñas que encontraron empleo gracias al Punto de Intermediación Laboral de AZCA, algo más de un tercio del total de 331 atendidas. Para Flores, el aspecto laboral es imprescindible en el caso de estas mujeres, puesto que la independencia económica pasa por tener un empleo El impulso de la Comunidad en esta materia queda también reflejado en el presupuesto de cooperación mediante ONG, que asciende a 14,5 milones de euros- -el doble que en 2003- de los que más de la mitad irán dirigidos a la promoción de la igualdad de sexos y a la erradicación de la violencia sexista.