Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 SÁBADO 8 1 2005 ABC Internacional Marineros indonesios en tareas de cargamento de ayuda humanitaria dirigida a las zonas afectadas por el terremoto AP Indonesia cifra ya en más de 100.000 sus muertos por el seísmo ¿Dónde está la gente? se pregunta Annan al sobrevolar la zona b Los equipos de voluntarios acele- ran los trabajos antes de que la descomposición de los cadáveres dé lugar a las temidas epidemias en todo el sureste asiático LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL BANDA ACEH (INDONESIA) El número de víctimas del maremoto que asoló el sureste asiático el 26 de diciembre ha superado sólo en Indonesia la barrera psicológica de los 100.000, según anunciaron ayer las autoridades de Yakarta. Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, se declaró commocionado tras visitar las zonas damnificadas, en particular en la región de Banda Aceh, la más cercana al epicentro del terremoto. En total, el balance de la catástrofe en los países afectados (Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia en particular) supera los 150.000 muertos, según las últimas cifras barajadas tras los datos dados a conocer por Indonesia. Debo confesar que jamás había visto tanta destrucción; kilómetro tras kilómetro, uno se pregunta ¿dónde está la gente? ¿qué pasó con ellos? manifestó ayer Kofi Annan al sobrevolar de los trabajos de búsqueda en Banda Aceh, donde se han incorporado a las tareas de rastreo voluntarios, que ayer eran directamente instruidos al pie de las ruinas para, a renglón seguido, emprender la labor antes de que la descomposición de los cuerpos cause las temidas epidemias. Ataviados con sus propias ropas, y provistos de guantes, mascarillas y botas de goma proporcionados por las autoridades, los jóvenes comparten esta misión con organizaciones humanitarias y fundaciones locales, mientras que el Ejército indonesio se está encargando de recoger los cuerpos una vez rescatados y depositados en lugares acccesibles. Decenas de campamentos Los esfuerzos de las autoridades indonesias se están dirigiendo también a multiplicar en Sumatra las bases donde habitan provisionalmente medio millón de refugiados, que tras sobrevivir al terremoto y al tsunami se han quedado sin nada. Agua potable y amparo son los beneficios que ofrece este tipo de campamentos, que según el ministro de Bienestar Social proliferarán por decenas en las próximas semanas. En la azotada Sri Lanka, la amenaza de enfermedades de agua y contagiosas continúa siendo la principal preocupación en las áreas afectadas, dijo por su parte la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos. En términos globales, entre tres y cinco millones de personas están viviendo en campamentos de ayuda humanitaria en países del Océano Indico después de la tragedia. Annan, en Banda Aceh desde donde sobrevoló el escenario de la catástrofe Banda Aceh. Annan visitó la ciudad de Meulaboh, en la costa occidental de Aceh, en la isla de Sumatra. Esta ciudad fue casi completamente aniquilida por la catástrofe. La ribera noroeste de la provincia de Aceh fue golpeada de lleno por las olas gigantes que provocó el seísmo del 26 de diciembre, cuyo epicentro se situó a unos 150 km en el mar. Hemos visto gente que comenzaba apenas a darse cuenta, y a reiniciar de nuevo su vida y ésto dice mucho sobre AFP la capacidad de resistencia del ser humano dijo Annan. Por otra parte, el acceso a la isla de Meulabo, que había permanecido incomunicada del resto de Sumatra hasta ahora, permitió ayer el descubrimiento de 4.289 nuevos cadáveres, que elevan a 101.318 la cifra de muertos oficialmente registrada en Indonesia, el país más castigado por el desastre natural del 26 de diciembre. Los números aumentan también como consecuencia de la intensificación