Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional SÁBADO 8 1 2005 ABC El joven de Cáceres fue tiroteado por defender a la compañera de su asesino El autor, ya detenido, estaba pegando a su pareja y tras abandonar la zona con ella regresó armado b El joven estudiante de Derecho que recibió un disparo en el cuello y su padre, que murió de un infarto al enterarse de lo ocurrido, fueron enterrados ayer S. N. CÁCERES. La Policía ha detenido en Cáceres a Alejandro M. M. de 32 años, como presunto autor del asesinato del joven Alejandro Clemente Ríos, de 19, quien recibió un disparo en la madrugada del jueves en una zona de copas de la ciudad conocida como la Madrila. El padre de la víctima, de 59 años, murió poco después de un infarto al enterarse de lo ocurrido. El autor del disparo es natural de Zaragoza y residía en Cáceres desde hace sólo dos meses, donde regentaba un bar en la calle Caupolicán, según explicó ayer la delegada del Gobierno de Extremadura, Carmen Pereira. Los hechos ocurrieron sobre las 3.30 horas de la madrugada en las inmediaciones de la plaza de Albatros cuando varios jóvenes, entre los que se encontraba la víctima, increparon a Alejandro M. M. que estaba insultando y agrediendo a su compañera sentimental, y le pidie- ron que dejara de pegarle. La pareja se marchó, y al poco tiempo, regresó el individuo que se encontró con el grupo de amigos cuando subían las escaleras que unen la calle Doctor Fleming con la plaza de Albatros, según explicó en rueda de prensa el inspector jefe de la Brigada Operativa de Cáceres, Benigno Cayuela. El ahora detenido esperó arriba y desde allí disparó al grupo en cuatro ocasiones, sin apuntar a ninguno de ellos en concreto; uno de los tiros alcanzó a Alejandro en el cuello, según el relato policial. El joven murió desangrado sin que el personal sanitario pudiera hacer nada por salvarlo. Familiares y amigos acudieron al tanatorio para despedir a las víctimas dó el turismo a dependencias policiales, donde fue examinado. Los agentes hallaron documentos que aportaron luz sobre la identidad del propietario. Alejandro M. M. fue localizado en su domicilio sobre las 20.30 horas del jueves, en la barriada cacereña de Pinilla, donde vivía con su compañera, mientras que el arma, una pistola austríaca de 9 milímetros de calibre, se halló en una alcantarilla en las inmediaciones de la casa. La Policía no aclaró si el detenido, que aún no ha pasado a disposición judicial, ha reconocido los hechos. Su EFE Un coche aparcado con prisas A continuación se puso en marcha un dispositivo para localizar el vehículo en el que los testigos dijeron que había huido el agresor, un Volkswagen Golf de color burdeos, que fue encontrado parece que aparcado con prisas porque estaba en un paso de cebra señaló el jefe superior de la Policía de Extremadura, Eusebio Escribano. Escribano explicó que se vigiló discretamente el vehículo a la espera de que llegara el autor de los disparos, pero puesto que éste no aparecía se trasla- compañera, de 23 años, natural de Cáceres y con la que tiene un hijo, está en libertad. El presunto autor tiene un antecedente de hace diez años por tráfico menor de drogas. Según los testigos parecía que iba un poco colocado y quienes lo conocen afirman que tiene un carácter muy agresivo. La Policía está analizando el arma homicida por si se hubiera utilizado en otro crimen. Alejandro Clemente, que estudiaba segundo de Derecho y su padre, muy conocidos en la ciudad, fueron enterrados ayer por la mañana. Una mujer mata a su vecino a cuchilladas tras pedir ayuda ABC VALENCIA. Un matrimonio ha sido detenido por la Policía en Onteniente (Valencia) por estar presuntamente implicado en la muerte a cuchilladas de un vecino que trató de irrumpir en el piso que ocupaba la mujer. Ésta ha ingresado en prisión por orden del juez. Los hechos se produjeron en la madrugada del jueves en un piso del citado municipio. María Amparo H. F, de 42 años, en trámites de separación, avisó por teléfono a la Policía de que un vecino trataba de agredirla. Los agentes acudieron a la casa pero no encontraron al individuo. En una llamada posterior, la mujer avisó de que su vecino se encontraba herido. La Policía halló a la víctima tendida en el interior del piso de la mujer, apuñalada con un cuchillo de cocina. En la casa estaba también la denunciante y su marido, que tenía orden de alejamiento. Se encontraba allí con el consentimiento de su mujer. La marroquí hallada muerta junto a su bebé ocultó su embarazo por temor a la ley musulmana ABC PLASENCIA (CÁCERES) Ni miedo a las autoridades- -puesto que se encontraba en situación legal- -ni miedos de una primeriza- -tiene otros dos hijos- La mujer marroquí que fue hallada muerta junto a su recién nacido en una vivienda de Plasencia el día 5 parece que a lo que tenía temor era a la ley musulmana según apuntaron fuentes de la investigación sin concretar más. Ese parece ser el motivo de que no revelara su embarazo, ni siquiera a su hermana, y de que no pidiera ayuda para el parto, tras el que murió. La Policía Nacional descarta la implicación de terceras personas en relación con la muerte de Samira Mramech, de 35 años, natural de Kenitra (Marruecos) y su recién nacido. El inspector jefe en funciones de la Policía Nacional de Plasencia, Félix Jiménez, confirmó ayer a Efe que, según las primeras diligencias practicadas tanto por la Policía como por la autoridad judicial, no existe ninguna implicación externa. Asimismo, apuntó que la vivienda, situada en el tercer piso del número 92, de la calle Ancha de Plasencia, se encontraba cerrada por dentro, con las llaves puestas y con todas la ventanas cerradas, hecho que impidió que la hermana de la fallecida pudiera acceder a la casa a pesar de que disponía de una llave explicó. El responsable policial indicó que, a falta de conocer el resultado de las autopsias, que ya han sido realizadas, todo apunta a que la mujer murió desangrada como consecuencia de haber dado a luz a su bebé sin asistencia médica. En cuanto a las circunstancias que motivaron que Samira no pidiera ayuda, fuentes de la investigación indica- La mujer no había contado que esperaba un hijo ni siquiera a su hermana, que tenía llaves de la casa ron que al parecer la joven no quería que se supiese que estaba embarazada por temor a la ley musulmana y las represalias de sus parientes. El inspector jefe informó de que la mujer, que falleció entre el 17 y el 20 de diciembre, estaba casada con un vecino de Moraleja, pero el matrimonio duró apenas dos meses, por lo que la Policía sospecha que fue una boda concertada. La víctima tenía dos hijos de una relación anterior, uno de 14 años que estudia en Armenteros (Salamanca) y una chica de 16 que vive en Marruecos. Según el relato policial, una hermana de la mujer, que no sabía que ésta estaba embarazada, fue quien dio la voz de alarma el pasado día 5, alertada ante el hecho de que nadie respondiera al timbre en el domicilio y no pudiera acceder con su propia llave. La Policía Nacional avisó a los bomberos, que entraron en la vivienda donde fueron localizados los cuerpos de la joven, tendido en el pasillo, y de su hijo recién nacido, sobre una cama, aseado y envuelto en una toalla. Representantes de la Asociación Multicultural Nexo de Talayuela (Cáceres) con su presidenta Huria Dkhissi a la cabeza, acudieron a Plasencia para intentar agilizar al máximo los trámites para la repatriación de los dos cadáveres.