Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 1 2005 Nacional 15 EL DESAFÍO DEL PLAN IBARRETXE CARLOS RODRÍGUEZ BRAUN BUENAS INTENCIONES or la presión del pensamiento único, junto a la no generalizada protesta ante la descristianización de estas fechas, la corrección política aspira a circunscribir en su torno una visión religiosa y a monopolizar las buenas intenciones. Así, desde tribunas variadas se predican leyendas, como que Jesús fue crucificado porque propiciaba un programa político socialista de redistribución de la renta, o que el pauperismo es hoy comparable al de hace veinte siglos, o que el hambre asola medio planeta tan campante ahora como antes. Una de las claves de la corrección política es que no ha habido mejora alguna en el mundo y que es sospechosa la conducta libre de las personas en torno a instituciones libres, tales como la religión, la familia o el comercio. Ello explica que tanto arrogante se enfade con la gente, especialmente en Navidad, cuando florecen los afectos y las buenas intenciones genuinas y personales, y que un supuestamente impecable progresismo castigue la expresión concreta de esas intenciones, un consumo basado en regalos, como si sólo fuera ostentoso derroche o grosera exhibición de opulencia. Prevalece la ficción en torno a estos temas, y una y otra vez se pretende que creamos que la libertad es mala. Un burócrata de la ONU sentenció: El crecimiento económico y el mercado, por sí solos, no resuelven la pobreza Es una trampa que sugiere que con menos cre- P cimiento y menos mercado la disminución de la pobreza sería mayor; y que son más eficaces para mitigar la miseria por sí solos digamos, la ONU o Jesús Caldera. Los tópicos subrayan la redistribución y nunca la creación de riqueza (el abnegado sortilegio del 0,7 y sistemáticamente niegan a las personas li- bres méritos morales. Otro burócrata de la ONU, de los que siempre descubren que la clave estriba en subir los impuestos que ellos mismos no pagan, acusó a los países ricos de ser tacaños ante la tragedia del maremoto asiático y desbarró: Éramos más generosos cuando éramos menos ricos En un duro editorial, el Wall Street Journal recordó que esta declaración no sólo es falsa, sino que además resulta un sarcasmo recibir lecciones de generosidad de un representante de una organización cómplice de Sadam Husein en el desvío de miles de millones de dólares supuestamente dirigidos a alimentar al pueblo iraquí. Al final el burócrata pidió disculpas y dijo que sus pala- bras habían sido malinterpretadas. Sus intenciones, claro está, eran buenas. Como es lógico en tanta copiosa bondad, lo que prima es el diálogo, y jamás los principios. Entre almas tan abnegadas, no se precisa más que conversar y ceder hasta llegar a acuerdos, que no podrán ser sino beneficiosos para todos. Por eso PNV y ERC presumen de ser más dialogantes que sus adversarios, siempre malvados represores. El político más bienintencionado de todos, José Luis Rodríguez Zapatero, también es el que más sonríe, como sonreiría usted si aspirara a convencer con afirmaciones descaradamente contradictorias. Batasuna dice que no habrá normalización política sin autodeterminación ABC SAN SEBASTIÁN. La ilegalizada Batasuna emitió ayer un comunicado en el que asegura que no habrá normalización política sin el reconocimiento de Euskal Herria y su derecho a decidir libremente su futuro político El escrito del brazo político de ETA acusa a Su Majestad el Rey así como al ministro de Defensa, al presidente de la Junta de Extremadura, al presidente de la Xunta de Galicia y a la Conferencia Episcopal de pronunciar discursos incendiarios con su más España Y les criticó por apelar al uso de las medidas coercitivas dispuestas en la Constitución para mantener la unidad nacional. Este partido ilegal opina que esto ocurre porque el Estado español es plenamente consciente de la nueva fase política que se está abriendo en Euskal Herria y recurre a su ejército político, judicial, policial, mediático y eclesiástico para tratar de impedir que se progrese por este camino