Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Cultura VIERNES 7 1 2005 ABC El equipo de investigación, en el momento de abrir el sarcófago EPA El miércoles se abrió por cuarta vez el sarcófago que alberga la momia de Tutankamon para ser examinada por un escáner, que desvelará los misterios más ocultos del faraón El verdadero rostro de Tutankamon TEXTO: ABC LUXOR EL CAIRO. El miércoles, un equipo de investigadores, liderado por el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, interrumpió por cuarta vez el sueño eterno de Tutankamon, sacando la momia del faraón de su sarcófago para realizar una imagen digital de su rostro. Con esta prueba, a la que ha sido sometida la momia por vez primera desde su hallazgo en 1922, se pretende establecer definitivamente qué edad llegó a cumplir el faraón- -los historiadores la han situado siempre entre los 18 y los 19 años- que aparentemente ascendió al trono con tan sólo ocho años y gobernó, de acuerdo a las investigaciones, unos diez años (1319- 1309 a. C. A la vista de los resultados obtenidos, también permitirá a los investigadores conocer si Tutankamon murió por un accidente o si se trató de un asesinato. Asimismo, revelará al mundo cómo era el verdadero rostro del faraón: La imagen creada por ordenador diseñará los trazos precisos de su cara por primera vez desde la apertura de la tumba declaró a Afp Sabri Abdelaziz, director de Antigüedades faraónicas en el Consejo Superior Egipcio de Antigüedades. Por otra parte, Hawass, conocido por sus críticas al expolio extranjero del patrimonio histórico del Antiguo Egipto- -lo que le ha valido reputación de nacionalista furibundo- -y considerado la máxima autoridad local en egiptología, ha capitaneado este proyecto con el propósito de desentrañar el origen de la leyenda negra que rodea a este faraón. Zahi Hawass, ante la momia, rodeado por el equipo de investigación realizar la prueba durante la noche para evitar así las molestias que hubieran causado a los turistas. Los resultados de la tomografía computada, que después de las protestas de arqueólogos y habitantes de Luxor no se realizó como estaba previsto en El Cairo, sino directamente en el Valle de los Reyes, se publicarán en tres semanas. En total, en 15 minutos se tomaron 1.700 imágenes del faraón. El tomógrafo fue puesto a disposición de Egipto por el consorcio Siemens y la National Geographic Society. La última vez que había sido analizada la momia de Tutankamon fue en 1986. Según las autoridades egipcias, ahora sólo queda una momia del Valle de los Reyes que no ha sido sometida a una tomografía computada. Se trata de la momia de la reina Hatshepsut, que aún no ha sido analizada, dado que no puede ser sacada del sarcófago sin sufrir daños. Hawass destacó que no permitirá la realización de pruebas de ADN a la momia de Tutankamon, que, tras esta breve excursión volvió a ser colocada en su tumba. Los investigadores insertaron en el sarcófago un aparato que garantizará en el futuro las condiciones ideales de temperatura y humedad. Los expertos comenzarán ya la próxima semana con la restauración de la tumba. Imagen del cráneo de la momia, que tiene más de 3.300 años EPA Una tormenta de arena La noche del miércoles, cuando el cuerpo momificado de Tutankamon fue llevado desde su tumba, que se encuentra en el Valle de los Reyes, hasta el tomógrafo, se produjo una intensa tormenta de arena y comenzó a llover, algo poco habitual en esa región de Egipto. Es la maldición del faraón murmuraron algunos de los presentes asustados. La leyenda de la maldición de Tutankamon surgió en los años 20 del siglo pasado, cuando varios miembros de un equipo de arqueólogos liderados por el británico Howard Carter murieron poco después de la apertura de la tumba en 1922. Más adelante, sin embargo, se atribuyeron las muertes tempranas de los investigadores a un peligroso moho. El equipo de investigación decidió