Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid VIERNES 7 1 2005 ABC Legislación, recomendaciones, consejos prácticos y direcciones e informaciones de interés son algunas de las entradas que recoge una completa agenda dirigida a los cazadores. Su objetivo: implicarlos en el cuidado del medio ambiente Sólo para cazadores TEXTO: MABEL AMADO MADRID. Con un gesto tan sencillo como recoger los cartuchos de las escopetas una vez que han sido usados, los cazadores colaboran con la conservación del medio ambiente al minimizar los residuos que llegan al campo. Y es que la caza, el deporte más antiguo de la humanidad, puede llegar a realizar una excesiva presión en la naturaleza. Sobre todo en una Comunidad como la madrileña, que cuenta con una gran tradición y más de 38.000 cazadores desarrollando su afición en los montes de la región. Para devolver a esta actividad su verdadera dimensión conservacionista y, a la vez, mejorar la imagen del cazador, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, en colaboración con la Federación Madrileña de Caza, ha editado una agenda informativa para este colectivo. Como reconoce el director general de Medio Natural, Miguel Allué, cada inicio de temporada de caza se reciben en la Consejería peticiones de información y aclaraciones sobre hábitos más respetuosos con el medio natural. Por este motivo hemos decidido completar la agenda que ya tenían los cazadores de temporadas anteriores y hemos aprovechado para implicarlos con más intensidad en el cuidado del medio ambiente Recurso económico La nueva Agenda del cazador recuerda que la práctica cinegética es un recurso natural renovable que, debidamente gestionado, es una buena herramienta de conservación del patrimonio medioambiental y puede convertirse en un apreciable recurso económico en el medio rural. Sin embargo, el modo en que se ha desenvuelto esta actividad en el último tercio del siglo pasado, diversas transformaciones agrarias, los cambios en las técnicas de cultivo y el aumento de la afición exige un cambio paralelo en los planteamientos federativos. Sobre todo porque la caza no puede quedar al margen de las nuevas tendencias de gestión medioambiental. Además de ofrecer teléfonos de interés, reservar un apartado para que el cazador incluya sus datos y los de su perro- -nombre, raza, chip y teléfono del veterinario- -y ofrecer un calendario de caza menor, esta agenda incluye documentación precisa. Por ejemplo, requisitos para cazar en Madrid, instrucciones para la obtención de la licencia de armas y de caza, información sobre armas, documentación del perro y registro de actividades económico- pecuarias. Caza menor y mayor Un siguiente apartado, bajo el epígrafe Especies cinegéticas recoge las principales especies de caza menor y caza mayor de la Comunidad de Madrid e incluye un resumen sobre ellas. Ya en Terrenos de caza se realiza una clasificación de ellos y de las 25 zonas de caza controlada de la región. Este apartado también descubre cuándo hay que presentar las solicitudes para optar a los puestos en las cacerías de jabalí que se organizan dentro de las zonas gestionadas por la Comunidad de Madrid o en los pasos tradicionales de palomas de la región. Fichas de campo Una completa agenda de la actividad cinegética en la región no puede pasar por alto un apartado específico sobre la Federación Madrileña de Caza. Ven-