Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 1 2005 Madrid 35 Fernando Marín ha conseguido lo que parecía imposible en una organización política acostumbrada a las peleas internas y a estar dividida desde que dan los buenos días: unir las nueve familias en una sola dirección sin un voto en contra Cuento de Navidad en IU TEXTO: MARIANO CALLEJA Para que luego digan que los milagros no existen... La renqueante Izquierda Unida, hundida en sus deudas y en sus dudas, que lleva años sin levantar cabeza en Madrid, ha logrado lo que parecía imposible hace apenas unas semanas: estrenar el año nuevo haciendo honor a su nombre: unida, sin fisuras, con una nueva dirección política elegida sin un solo voto en contra. El coordinador general, Fernando Marín, ha comenzado con muy buen pie su etapa en esta coalición plurifamiliar tan plural que ellos mismos comentan con sorna que cada uno de sus nueve diputados en la Asamblea representa a una de sus distintas corrientes. Ya casi no se recuerda, pero en IU planeó el fantasma de su desaparición del mapa político de la Comunidad en las elecciones autonómicas de mayo de 2003, cuando temieron no llegar al 5 por ciento de los votos, esa barrera que marca el ser o no ser en el Parlamento regional. Luego consiguió el 7,68 por ciento y corrieron las botellas descorchadas de cava: el camino quedaba allanado para gobernar junto al PSOE, con Fausto Fernández como vicepresidente de la Comunidad. El sueño duró poco, porque en seguida llegó Tamayo y puso fin a sus sonrisas. Desde entonces, la historia de IU en Madrid ha sido la de una crisis interna sin fin, para muchos sin sentido y sin norte, en la que cualquiera podía llevarse un navajazo en cuanto se daba media vuelta. La oposición al entonces coordinador regional, Fausto Fernández, no tuvo tregua y su relevo se fue cociendo a fuego lento. Fernando Marín, el nuevo rey mago de IU en Madrid, con Fernández a su lado Más difícil todavía Así las cosas, la tercera fuerza política de la Comunidad de Madrid llegó a su asamblea regional, a mediados de octubre, dividida en ocho familias, cada una con sus intereses y su color ideológico matizado. El congreso de IU terminó con una familia más, aunque pareciera imposible, y con un nuevo coordinador que sólo consiguió el respaldo del 49,3 por ciento de los votos. Fernando Marín, de 64 años, se ponía al frente de un barco a la deriva. Y por si fuera poco, su antecesor, Fausto Fernández, le ponía las cosas más difíciles al negarse a dejar la Portavocía en el Parlamento de Madrid. IU se quedaba con una bicefalia de hecho. Durante dos meses, se escuchó mucho más, por su cargo, a Fernández que a Marín. Y llegó diciembre. La formación política, un tanto desanimada, tenía que elegir a su Comisión Ejecutiva Regional, el órgano de dirección de IU para el día a día. Pero cuando muchos pensaban que sería más de lo mismo, Marín consiguió unir todas las corrientes en el mismo proyecto. Logró contentar a todos, lo que en IU no es nada sencillo, y todo esto se tradujo en la aproba- ción por unanimidad de su dirección política regional. Unanimidad, una palabra casi nunca empleada puertas adentro de Izquierda Unida. El veterano actor Fernando Marín reconoce que en esta coalición es muy difícil conseguir que algo se apruebe sin votos en contra Y a partir de ahora, ¿qué? A partir de ahora, trabajo puro y duro Marín quiere cambiar ese viejo lema de Julio Angui- ta de programa, programa y programa por el de trabajo, trabajo y trabajo En dos frentes: en el interno, para escuchar a todas las organizaciones de base e impedir que estalle de nuevo la revolución desde abajo; y en el externo, para empezar a preparar el camino ante las futuras citas electorales. Mientras, Marín quiere poner fin a la bicefalia que existe ahora mismo en IU de Madrid. Según ha podido saber ABC, los planes pasan por sustituir a Fausto Fernández como portavoz en la Asamblea. Así, Marín, que sería también presidente del grupo parlamentario, participaría en los grandes debates del año (sobre el estado de la región y presupuestos, por ejemplo) Fernández quedaría como portavoz adjunto, con protagonismo en los debates menores de la Cámara. El diputado Miguel Reneses, defenestrado por el propio Fausto Fernández a raíz de un polémico viaje a París acompañado de una asesora con dinero público, pasaría a ser coordinador de grupo, lo que supondría su recuperación en la política interna de IU. Ante la resistencia de Fernández a dejar su puesto como portavoz, la dirección federal se ha dirigido a él para que facilite las cosas. En esta nueva etapa de Izquierda Unida seguirá habiendo rifirrafes internos, que nadie lo dude. Pero se ha puesto punto final a la lógica de funcionar como Gobierno y oposición dentro del mismo partido comenta un miembro de la nueva Ejecutiva. El objetivo ahora es reactivar la organización: Muy complicado porque la crisis nos ha dejado en la UVI Y aún es pronto para elegir al candidato que se presentará a las elecciones autonómicas de 2007. Hay quien habla de Inés Sabanés, la portavoz en el Ayuntamiento, como baza más fuerte de la coalición. Lo que parece descartado es que sean Fernando Marín, por edad más que nada, ni Fausto Fernández. Pero eso será otro capítulo de la historia de IU. Por ahora, prefieren mirar el presente y disfrutar de esta extraña tranquilidad que les ha llegado a casa por Navidad. FERNANDO MARÍN Coordinador general de IU de Madrid Aquí sólo hay una cabeza, la mía ¿Año nuevo, Izquierda Unida nueva? -No, en el año nuevo, Izquierda Unida vuelve a ser la de su fundación, hace ahora 18 años. Es la que queremos. ¿Cómo es una organización con dos cabezas, la suya y la del portavoz en la Asamblea, Fausto Fernández? -No hay dos cabezas en IU de Madrid. Sólo la del coordinador general, que soy yo. ¿Pero quién manda más? -En Izquierda Unida no manda nadie en concreto, manda la dirección ejecutiva y la Presidencia. El portavoz traslada la política aprobada por IU al Parlamento regional. ¿Usted quiere ser portavoz en la Asamblea y no le dejan? -Vamos a ver, en lo personal no tengo ningún tipo de ambición política, ni en eso ni en otra cosa. Pero creo que a IU le interesa que el coordinador sea también la cabeza visible en la Asamblea. ¿Qué propósito se hace para el año 2005? -La recuperación total de Izquierda Unida. Engrasarla bien durante todo el año y el siguiente para que pueda llegar en buenas condiciones a las elecciones de 2007. -Han aprobado una Ejecutiva por unanimidad, sin que se tiren los trastos a la cabeza. ¿Existen los milagros en Navidad? Se ríe No soy creyente, pero sí creo en la responsabilidad de la gente, y en este caso hemos sido responsables todos. ¿Le gustaría ser candidato a las elecciones de 2007? -Queda mucho tiempo, pero lo tienen que decidir los órganos de IU. Además, habría primarias.