Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 1 2005 23 El nuevo responsable de Justicia de EE. UU. Gonzales, rechaza ante el Senado el uso de la tortura China afirma que mantendrá su política de control de natalidad al llegar a los 1.300 millones de habitantes Moratinos viaja el lunes a la zona afectada MADRID. El ministro de Asuntos Exteriores. Miguel Ángel Moratinos, emprenderá en la tarde del próximo lunes, día 10, una gira por varios de los países afectados por el maremoto en el sureste asiático, según confirmó ayer a los periodistas el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Aunque todavía no se ha concretado el itinerario del viaje, es previsible que Moratinos visite algunas de las zonas castigadas en Indonesia, Tailandia y Sri Lanka, vea sobre el terreno cómo está funcionando la cooperación española y mantenga contactos con las autoridades de esos países para expresarles la solidaridad española y el compromiso de enviar la ayuda anunciada. El Ejecutivo español se ha comprometido a aportar 51 millones de euros para ayudar a la reconstrucción de los países afectados. En su desplazamiento, que se prolongará hasta el viernes día 14, el ministro estará acompañado por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín. En el avión que los transporte, irá también un cargamento de ayuda humanitaria. Hoy, Moratinos asistirá en Bruselas a una reunión extraordinaria de ministros de Asuntos Exteriores, de Cooperación y de Sanidad de la Unión Europea para analizar la situación en la zona y coordinar las actuaciones comunitarias. Igualmente, se estudiarán las necesidades que a medio y largo plazo se plantearán para la reconstrucción de los países damnificados. La cumbre de Yakarta compromete una ayuda de 4.000 millones de dólares Annan pide seriedad a los donantes para que no se repita el caso de Bam b De todos los líderes mundiales asistentes a la conferencia de países donantes en Yakarta, sólo Powell visitó las zonas afectadas por el maremoto LAURA L. CARO ENVIADA ESPECIAL MEDAN (INDONESIA) Con grandes proclamas y grandes cifras, como corresponde a toda Conferencia de Donantes, ayer se celebró en la capital de Indonesia la cumbre organizada para asistir el desastre en Asia del Sur, una cita que concluyó con el compromiso de los países participantes de trabajar con la urgencia como consigna para gestionar los casi 4.000 millones de dólares comprometidos hasta ahora para remediar los daños, aunque casi 2.000 de ellos se han anunciado para proyectos a medio y largo plazo. Las aportaciones económicas tuvieron como referente lo marcado a primera hora por el secretario general de la ONU, Kofi Annan, que fijó en 700 millones de euros lo necesario para acometer la asistencia médica y reconstrucción en los próximos seis meses, una petición que hizo con reproche incluido: que esta vez el dinero llegue al destino, y que no pase como en el terremoto de Bam (Irán) cuando muchos compromisos se quedaron en papel mojado. Sólo espero que no vuelva a ocurrir y que todas las promesas se conviertan en dinero en efectivo lo antes posible instó a sus interlocutores. De Annan salió también la primera frase dramática de la jornada, con la que constataba que nunca se sabrá cuánta gente ha muerto como consecuencia del seísmo y del maremoto del 26 de diciembre, aunque sobre todo puso el acento en el millón de desplazados y los dos millones de hambrientos que han quedado entre las ruinas para recordar que la gran deuda ahora es con ellos, y que hay que darse prisa porque el riesgo de epidemias está presente. Tenemos un deber con los supervivientes y debemos evitar una nueva oleada de muertes. Es una carrera contra el tiempo advertía, a la vez que la Organización Mundial de la Salud reiteraba su temor de que el número de víctimas se puede duplicar si no se provee agua limpia, con lo que la cifra de bajas en Asia podría llegar a 300.000. La cumbre analizó también la creación de un sistema de advertencia de tsunamis en la región, que, a juicio de los delegados, de haber estado en marcha habría salvado muchas vidas sólo con que hubiera dado la alarma con diez minutos de antelación. Rato y Powell escuchan el discurso de Annan en Yakarta La cita arrancó en Yakarta muy de mañana con un minuto de silencio dentro del elegante Centro de Convenciones, convertido en una isla fortificada por más de 1.400 policías y centenares de soldados con uniforme de combate, preparados para cualquier cosa con tal de proteger a las autoridades en una capital marcada ya por anteriores atentados de Al Qaida. AFP Sin precedentes Para ellos, para los líderes del Primer Mundo que- -a excepción del norteamericano Collin Powell- -no se han manchado los zapatos visitando las zonas afectadas a las que prometen cantidades ingentes de los presupuestos de sus países, el presidente indonesio, Susilo Bambang, obsequió con la proyección de un vídeo grabado en la provincia de Aceh que invadió la sala con las imágenes del dolor. Nuestra respuesta a esta catástrofe sin precedentes debe ser también sin precedentes instó el dirigente cuando concluyó la conmovedora cinta, donde aparecían, al hilo de una estremecedora melodía tradicional de La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) tiene instalado un hospital de campaña en Banda Aceh, en la isla indonesia de Sumatra. Está integrado por 40 especialistas en atención primaria, servicios de emergencia y equipos de rescate y bomberos de diversos lugares de España. En el hospital, que ha sido montado en el aeropuerto, se atiende a la población civil que es rescatada desde otros lugares de Sumatra, y enviada allí por vía aérea para su atención médica. Despliegue importante Tras la reunión que el sábado mantengan en el Palacio de La Moncloa el presidente del Gobierno y el ministro de Defensa, se determinarán las unidades que podrán ser enviadas, así como el contingente militar que irá con las mismas. Según comentó a los periodistas el propio Rodríguez Zapatero, se tratará de un despliegue importante La OMS advierte de que si no se suministra agua limpia las víctimas podrían llegar a duplicarse Kofi Annan estima que nunca se sabrá cuántos han muerto y cifra en un millón los desplazados Aceh, las familias desesperadas, niños heridos, filas de cadáveres, fotos del antes y el después de Sumatra. En el Centro asistían a la emision del vídeo los primeros ministros de Australia, John Howard; China, Wen Jiabao, y Japón el país más generoso con la catástrofe, 500 millones de dólares- aparte de los presidentes del Banco Mundial, James Wolfensohn, y la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso. Junto a ellos, los primeros ministros de Corea del Sur, Lee- Hae- Chan, de Nueva Zelanda, y los jefes de Gobierno de los Estados afectados, como Malasia o Singapur, aparte de la presidenta de Filipinas y el sultán de Brunei. En lo que puede ser interpretado como un gesto de acercamiento para disipar el mal sabor de boca que Washington ha dejado en Europa al organizar ayer la Conferencia de Yakarta sin dar lugar a que lo hiciera la ONU, Colin Powell anunció la disolución de la coalición internacional liderada por Estados Unidos e integrada por India, Japón y Australia concebida para coordinar la asistencia a las víctimas. El propósito que inspiró al grupo, dijo Powell, se ha cumplido, y ahora los países que lo forman quedarán bajo mandato de la ONU, que se ocupará de liderar la reconstrucción. Para la gigantesca labor financiera que queda por delante, el presidente del Banco Mundial, Rodrigo Rato, ofreció ayer en Yakarta a los gobiernos afectados la asistencia técnica desde el organismo que dirige para que el uso de los fondos que van a recibir sea lo más eficaz posible, desde el punto de vista macroeconómico y también práctico