Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 1 2005 Nacional 17 PISTOLERO DE ETA EN LIBERTAD La AVT califica de indignante su excarcelación MADRID. El presidente y portavoz de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) Francisco José Alcaraz, considera indignante que el terrorista José Ignacio de Juana Chaos, condenado a miles de años de prisión por los crímenes cometidos como miembro del comando Madrid de ETA, salga de la cárcel 17 años después de ingresar en ella tras redimir condena por estar matriculado en la Universidad Nacional de Educación a Distancia. En declaraciones a Servimedia, Alcaraz aseguró que el cambio legislativo realizado en 2003 fue muy importante, porque obliga al cumplimiento íntegro de las penas algo a lo que no tiene que someterse una persona condenada con anterioridad a esa fecha, como ocurre con este terrorista, quien se acogió al Código Penal de 1973, que permitía redenciones ordinarias y extraordinarias. El 14 de julio de 1986, el comando Madrid asesinaba a doce guardias civiles en la plaza de la República Dominicana ABC Uno de los mayores asesinos de ETA saldrá a la calle en febrero tras 18 años en prisión De Juana Chaos fue condenado a 3.165 años por 11 atentados con 25 muertos cárcel algo más de la mitad del tiempo máximo de cumplimiento y ha redimido 80 días por año sólo por matricularse en la universidad NATI VILLANUEVA MADRID. El pistolero del comando Madrid de ETA José Ignacio de Juana Chaos, condenado a 3.165 años de prisión por 11 atentados que costaron la vida a 25 personas, quedará en libertad el próximo mes de febrero tras haber estado encarcelado 18 años, algo más de la mitad del máximo de cumplimiento- -30 años- -previsto en el Código Penal de 1973. Según informaron fuentes de la Audiencia Nacional, hasta la creación, en mayo de 2003, del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria- -desde entonces, el único órgano competente para decidir sobre la aplicación de redenciones extraordinarias a los presos condenados por terrorismo- De Juana había redimido 4.350 días de su condena. Gracias a esos beneficios penitenciarios, este etarra consiguió redimir 20 días por trimestre- -80 al año- sólo por cumplir el trámite administrativo de matricularse en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) aunque no llegara a examinarse. La centralización de la situación penitenciaria de los presos etarras en la b El etarra ha estado en la Audiencia Nacional puso coto a esos beneficios que hasta 2003 le había concedido el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 3 de Madrid, de forma que desde entonces hasta la fecha el etarra no ha vuelto a redimir un solo día de su condena. Beneficios del Código Penal de 1973 Sin embargo, y a diferencia de octubre de 2004, cuando la Audiencia Nacional pudo impedir la inmediata excarcelación de De Juana- -alargando unos meses más el licenciamiento definitivo de su condena- esta vez ya no podrá hacer nada. Así, uno de los más sanguinarios miembros de la banda terrorista saldrá a la calle en los próximos días, lo que no habría sucedido hasta el 7 de enero de 2017 si no se le hubieran aplicado estos beneficios. Las redenciones automáticas del Código Penal de 1973 han jugado no sólo a favor de José Ignacio de Juana, sino de otros etarras como Inés del Río, Antonio Troitiño- -también del comando Madrid -o Henri Parot, miembro del itinerante Estos últimos, aunque no Su criminal curriculum Julio de 1985. De Juana y otros miembros del comando Madrid asesinan al vicealmirante Fausto Escrigas. Su chófer, Francisco Marañón, resulta herido de gravedad. La Audiencia Nacional le condena a 55 años de cárcel. Septiembre de 1985. El etarra coloca un automóvil cargado de explosivos en la plaza de la República Argentina para hacerlo estallar al paso de un microbús que trasladaba a 16 guardias civiles. Como consecuencia de la explosión muere el ciudadano estadounidense Eugene Kenneth. Varios de los agentes resultaron heridos graves. De Juana fue condenado a 489 años de prisión. Mayo de 1986. El miembro del comando intenta acabar con la vida del fiscal general del Estado Luis Antonio Burón Barba y del también entonces presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Antonio Hernández Gil. Los jueces le condenan a 17 años de cárcel. Junio de 1986. De Juana ametralla el automóvil del Ejército de Tierra en el que viajaban el comandante Ricardo Sáenz de Ynestrillas, el teniente coronel Carlos Besteiro y el soldado Francisco Casillas. Los tres fallecieron. El etarra fue condenado a 348 años. Julio de 1986. Doce guardias civiles mueren y otras 60 personas resultan heridas en el atentado contra un furgón de la Benemérita. Estos hechos, en los que participó De Juana y que tuvieron lugar en la plaza de la República Dominicana, motivaron la mayor condena de la historia del terrorismo en España: 2.232 años de cárcel para cada uno de los cuatro etarras del comando Madrid que cometieron esta matanza. de forma inminente, quedarán en libertad en los próximos meses habiendo cumplido poco más de la mitad de la condena máxima prevista. De Juana ingresó en la Ertzaintza en 1979 y en 1983 huyó de su domicilio en San Sebastián, tras la detención de un miembro de ETA al que se intervinieron armas robadas meses antes en un cuartel de la Policía Autonómica. Desde 1985 hasta la desarticulación del comando Madrid en enero de 1987, José Ignacio de Juana participó en 11 atentados terroristas que costaron la vida a 25 personas. Entre ellos, destaca el cometido en julio de 1986, cuando este etarra, junto con Del Río, Troitiño y otros miembros del comando Madrid asesinó a 12 guardias civiles y causó heridas a más de 70 personas con la colocación de un coche bomba en la plaza de la República Dominicana. Un mes antes habían ametrallado un automóvil del Ejército de Tierra, lo que causó la muerte del comandante Ricardo Sáenz de Ynestrillas, del teniente coronel Carlos Besteiro y del soldado Francisco Casillas. La mayor condena por terrorismo En enero de 1987, José Ignacio de Juana Chaos fue detenido en una operación policial llevada a cabo en la capital. Casi dos años después, en noviembre de 1989, la Audiencia Nacional dictó sentencia contra él y otros miembros del comando Madrid por el atentado de la plaza de la República Dominicana. Los 2.232 años de prisión a los que cada uno de ellos fue condenado supusieron la mayor pena impuesta a unos terroristas en España, aunque el máximo de cumplimiento previsto por el Código Penal de 1973 fueran 30 años. Poco después los jueces le impusieron otros 348 años de cárcel por el atentado que costó la vida a Ynestrillas, Besteiro y Casillas.