Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 7 1 2005 ABC Nacional El Rey insta ante Zapatero a preservar el espíritu integrador de la Constitución Don Juan Carlos recuerda que es pilar de convivencia entre los españoles b El Jefe del Estado y el ministro de Defensa hicieron una contundente defensa de la Carta Magna en la Pascua Militar, celebrada con el plan Ibarretxe de trasfondo ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. Su Majestad el Rey hizo ayer un llamamiento contundente y claro a todos los españoles a fin de preservar el espíritu integrador de la Constitución para construir una España cada día mejor. Don Juan Carlos hizo esta petición en el Palacio Real durante la tradicional fiesta de la Pascua Militar, que se celebró exactamente una semana después de que el Parlamento vasco aprobara el plan Ibarretxe y desatara, así, una compleja situación política sin precedentes en la democracia española. Acompañado por la Reina y los Príncipes de Asturias, y vestido con el uniforme de Capitán General, el Rey pidió ante el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pleno respeto a nuestra Constitución en un acto al que también asistieron los ministros de Defensa, José Bono, y de Interior, José Antonio Alonso, y las máximas autoridades militares y de la Guardia Civil. Igual que hizo en su discurso de Navidad la pasada Nochebuena, Don Juan Carlos insistió en recordar el envidia- ble progreso que ha logrado España gracias a la Constitución de 1978, que marca el periodo de libertad y prosperidad más largo que ha conocido nuestra Nación en toda su historia. Una ley de leyes, dijo, a la que debemos muchos años de armónica convivencia, de envidiable modernización y de avanzada articulación territorial Una Constitución, añadió, de incalculable valor para que España siga progresando unida, en democracia y libertad La misma contundencia que empleó ayer Su Majestad para defender la Constitución fue utilizada por el ministro de Defensa, José Bono, que, además, dedicó gran parte de su discurso a rebatir, sin mencionarlo, el recién aprobado plan secesionista de Ibarretxe. Ningún territorio podrá tener proyectos que rompan la voluntad soberana de todos los españoles dijo. Bono, en la línea tradicional sostenida por su partido antes de llegar al poder, afirmó: La España que cuenta es la España de los ciudadanos, la España de la Constitución, de donde emana la legitimidad de todas las instituciones Recuerdo a Gutiérrez Mellado En dos ocasiones insistió Bono en que sus doctrinas no son anticuadas ni trasnochadas, sino que, por el contrario, apuestan por el progreso y la Constitución. Y, en este sentido, quiso recordar al teniente general Gutiérrez Mellado, el primer ministro de Defensa de la democracia, de cuyo fallecimiento se cumplirá una década en este año que acaba de empezar. Aquella imagen suya, puesto en pie sin poder ser derribado, evoca la autoridad, el compromiso y la lealtad con la que nuestros Ejércitos se adaptaron a la hora constitucional. Hoy no sólo son garantes de ese orden constitucional, como nuestra Constitución les manda, sino que se encuentran, como España entera, perfectamente sintonizados con la hora del mundo Tanto el Rey como Bono recordaron con emoción en sus discursos a las víctimas del terrorismo, a las del 11- M y a las de ETA, entre ellas 295 militares y guardias civiles. Asimismo, Don Juan Carlos quiso transmitir su conmoción por la tragedia del maremoto en Asia y Bono volvió a recordar que nuestros Ejércitos son garantes del orden constitucional En los discursos la palabra más repetida fue Constitución, pero en los corrillos primó el plan Ibarretxe África. La solemne celebración de la Pascua Militar empezó en la plaza de la Armería con la rendición de honores por parte de una formación de la Guardia Real, el himno nacional y una salva de 21 cañonazos. Ya en el interior del Palacio Real, los Reyes y los Prínci- QUE ESPAÑA SIGA PROGRESANDO UNIDA DISCURSO ÍNTEGRO DE S. M. EL REY ueridos compañeros: Es para mí un motivo de gran satisfacción celebrar la Pascua Militar, junto a esta representación de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, acompañado por la Reina y por los Príncipes de Asturias. Nos reunimos de nuevo para rendir homenaje a los miembros de la Familia Militar que con su trabajo, dedicación y sacrificio contribuyen a engrandecer esta noble profesión cuya razón de ser radica en el servicio a España y a los españoles. Quiero que mis primeras palabras sirvan para expresar nuestra más pro- Q funda conmoción y enorme pesar por los miles de víctimas y desaparecidos, entre ellos compatriotas nuestros, a consecuencia del terrible maremoto que acaba de asolar las costas de tantos países amigos. Debemos proseguir en nuestro esfuerzo de solidaridad hacia los países afectados para contribuir a la plena recuperación de las zonas devastadas, asistiendo a los heridos, apoyando y reconfortando a tantas personas que han perdido a sus seres queridos y que necesitan de la cooperación internacional. El año que ha concluido permanecerá en nuestra memoria marcado por el muy hondo dolor del brutal atentado terrorista del 11 de marzo en Madrid. A las víctimas de aquel acto de barbarie, a todas las víctimas del terrorismo, les dedicamos nuestro más emocionado homenaje y recuerdo. A sus familias y a cuantos padecen las muy dolorosas secuelas del terrorismo les hacemos llegar nuestro abrazo, nuestra cercanía, nuestra más profunda solidaridad y entrega. La lucha contra el terrorismo es hoy más que nunca un objetivo irrenunciable para una sociedad libre, democrática y que ama la paz, como es la española. Desde la unidad, la firmeza del Estado de Derecho y la cooperación internacional, debemos reafirmar nuestra determinación para acabar definitivamente con el terrorismo. Agradezco las amables palabras y la detallada exposición que acaba de dirigirnos el Señor Ministro de Defensa, con un resumen de las actuaciones llevadas a cabo por el Ministerio y una exposición de los planes y previsiones para el futuro. Hace pocos días, el Gobierno de la Nación ha aprobado la nueva Directiva de Defensa Nacional. Establece las líneas generales de actuación de la po- lítica de defensa y las directrices para su desarrollo. Pone de manifiesto el importante papel que desempeñan nuestras Fuerzas Armadas, cuyos mandos, con su amor a la responsabilidad, competencia y entrega, son acreedores de mi total confianza y la de sus subordinados. Unas Fuerzas Armadas que en este año que acaba de finalizar han cumplido quince años desde su primera participación en misiones de mantenimiento de la paz y de ayuda humanitaria más allá de nuestras fronteras. Quince años repletos de éxitos y demostraciones de la valía de nuestros profesionales, aunque también de momentos de tristeza por la pérdida de seres queridos. Mi reconocimiento y sentido recuerdo para todos aquellos que han fallecido en el cumplimiento del deber. Sin lugar a dudas, podemos sentirnos orgullosos de que en estos años se