Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión VIERNES 7 1 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND Este es el momento en el que la ciudadanía desconoce la sustancia y el espíritu de la Constitución Europea CENTRIFUGADO IBARRETXE O Sabino Arana o Tocqueville: imprime carácter atreverse a imponer el culto unánime a la comunidad ancestral en detrimento del ejercicio de la ciudadanía cebido y puesto en el calenA expectativa es dario político para agredir grande por conocer de forma tan falaz lo que es los recursos polítila sociedad vasca, incluso cos de Rodríguez Zapatero la que desearía un tránsito para anular la impresión pacífico hacia algo cualitade que se estará así tal cual tivamente distinto al acen La Moncloa aguardando tual régimen de autonoel plan Ibarretxe como a la VALENTÍ PUIG mía política. Ése es un espera de una pizza para plan del todo indiferente a cenar. Por si Ibarretxe tulos controles y equilibrios de un viese la agenda sobrecargada cosistema de convivencia, porque mo ya le ocurrió en otras ocasioha sido ideado para la exclusión y nes sustanciales, Esquerra Repucon la voluntad de homogeneizar blicana está dispuesta a poner a la sociedad vasca. O Sabino Arana uno de sus motoristas y que la pizo Tocqueville: imprime carácter za llegue sin enfriarse por comatreverse a imponer el culto unánipleto. Sabemos que ésa es una pizme a la comunidad ancestral en deza que no hay ni que tocar con trimento del ejercicio de la ciudapinzas, aunque hayan sido esterilidanía. En términos de dinámicas zadas por el Ministerio de Admisociales, el plan Ibarretxe es una nistraciones Públicas. Es más retrogresión; en términos polítibien el más agresivo y turbador de cos, es una tropelía. Todo lo que los centrifugados ejecutados por hubiera existido en el PNV que el lendakari Ibarretxe, entendifuese de confianza y políticamendo como operación destinada a sete legítimo se va a transformar en parar sistemas líquidos o líquila inherencia del abuso de poder y dos- sólidos por medio de la fuerza sin otra finalidad aparente que opcentrífuga. Estas cosas se hacían tar a un mayor número de votos en un laboratorio. Ahora, por lo en las próximas elecciones autonóvisto, se hacen fuera de la ley. micas. Los electores saben que no En primer lugar, martillo y estodo vale para conseguir votos. carpa esculpen el reto al Estado. Un enigma de la ciencia conociEn segundo lugar y más allá del do como cubo de Berkeley acompaaval epistolar de Josu Ternera, lo ña analógicamente la perplejidad más espectacular del proyecto esde tantos ante el plan Ibarretxe. tatutario del PNV es que esté conDesde el siglo XVIII, el experimento consiste en colgar un cubo de agua de una cuerda que haya sido previamente enroscada. Al desenroscarse la cuerda, el agua se está quieta, luego entra en movimiento y, por efecto rápido de la fuerza centrífuga, va formando una superficie cóncava. ¿Cómo sabe el agua cuando gira y que debe presentar una superficie cóncava? se pregunta un divulgador como John Gribbin. Sobre este enigma de la inercia, la tesis original es que los objetos miden su movimiento relativo en referencia de los objetos- -galaxias- -más distantes del Universo. En fin, ése es un misterio todavía no resuelto del todo. En el caso del plan Ibarretxe, el efecto centrífugo desconecta de la referencia con elementos tan esenciales del cosmos institucional como son la noción de soberanía, la legalidad constitucional, la Unión Europea, las realidades de la economía de mercado, el hito histórico del estatuto de Guernica y la vida cotidiana de la sociedad vasca. Eso sí, la soga que sostiene el cubo lleva tiempo siendo enroscada. Para bien o para mal, seguramente no habrá hora más decisiva en el futuro político de Rodríguez Zapatero. De él depende en gran parte que las aguas del cubo estén quietas, gracias al orden de la ley. Muy pronto se sabrá si lo mejor era esperar o tomar la iniciativa. Veremos si dar prioridad a los intereses de partido ataja el talante centrífugo del plan Ibarretxe. vpuig abc. es EL CANDADO DE LA CAZUELA N el Madrid de la segunda mitad del XVI el hambre era tan canina que en muchas casas, en las de mayor postín, la comida salía de la cocina servida en una olla o cacerola de plata, pero cerrada en su tapadera con un candado también de delicada orfebrería. El cocinero, o la cocinera, tenía en su poder una de las dos únicas llaves del recipiente mientras que la otra adornaba, incluso con valores de distinción, la faltriquera de la señora o, mejor todavía, el chaleco del señorón del lugar. Se evitaba así el riesgo de cualquier intermediario que, espoleado por la gazuza, pudiera poner en riesgo la, en cualquier caso, no muy abundante nutrición familiar. Los criados y otros menestrales comían en la calle, en puestos y mostradores de ocasión, que la comida basura no es un invento reciente ni parece probable que desaparezca en el futuro. Últimamente tengo la sensación, informativamente famélica, de que José Luis Rodríguez Zapatero lleva en el bolsillo cerillero de su pantalón la llave del candado de la olla nacional, la que abre los envíos de todas las cocinas ministeriales y casi, como cuando los Austrias se instalaban en Madrid, sólo a él le corresponde conocer y catar los guisos de nuestra política. Estoy pensando, por dejar de pensar en los problemas que germinan al calor de los nacionalismos centrífugos- -el mayor y más acuciante de los problemas de España- en el referéndum con el que, a cuarenta días vista, el Gobierno quiere revestir y magnificar la, por otra parte, conveniente adhesión de España a la mal llamada Constitución Europea. Éste es el momento en el que, al margen de cuatro frases huecas, la ciudadanía desconoce, además del texto, la sustancia y el espíritu del Tratado que quieren reforzar con nuestra asistencia a las urnas. A tal punto llega el esperpento que acompaña la situación, propio de sopera con candado, que el Gobierno le ha pedido al PP el máximo esfuerzo en la divulgación de la Constitución y en su prédica cívica. Es decir, que el Gobierno- -el de la llave- -le pide a la Oposición- -la del hambre- -lo que él mismo no está haciendo ni para cumplir con el mínimo decoro lo que parece parte de su obligación. ¿Cuál, entre todos los soportes de comunicación que marcan el estilo de nuestro tiempo, es el que garantiza una menor cantidad de contenido en sus mensajes? Sin duda alguna, el pin. Pues ése será el elemento que, para marcar camino y utilizando un convenio con la Liga de Fútbol, repartirá el Gobierno- -en el Atlético de Madrid- Real Madrid, por ejemplo- -cuando mañana comiencen las competiciones deportivas. ¿Constitución? No, eso es muy denso y aburrido. Es más favorable, y casa mejor con el estilo de la llave en el caldero, decir que somos los primeros de Europa No queda claro en qué somos los primeros, pero visto el gesto de los responsables gubernamentales para la ocasión, cabe temer todo lo peor. E L REVISTA DE PRENSA lograr que sus mercancías lleguen a los mostradores estadounidenses. Datos del año 2003 extraídos de la Oficina del Censo demuestran, según el Journal, cómo las tarifas estadounidenses discriminan a los pobres del mundo, incluyendo en concreto a Sri Lanka Las tarifas pagadas por los exportadores srilankeses a EE. UU. en ese año fueron de más de 238 millones de dólares, más que el total pagado ese mismo año por todos los productos exportados a EE. UU. por los países escandinavos (227 millones de dólares) El diario recalca además el hecho de que los seis países escandinavos (incluye a Groenlandia) exporten doce veces más a Estados Unidos que Sri Lanka- -casi 24.000 millones de dólares los primeros, por casi 2.000 millones el segundo- Mientras que la media de cargas aduaneras que deben cubrir estas ricas naciones del norte de Europa ronda el 1 por ciento, el caso de Sri Lanka oscila entre el 13,8 por ciento y el 16,6 por ciento. ALFONSO ARMADA Aduanas y mercado libre La información más relevante publicada ayer sobre la crisis asiática estaba en la página editorial del Wall Street Journal neoyorquino. Era una breve pieza de cuatro párrafos y un gráfico esclarecedor. El artículo pedía al líder de la mayoría republicana del Senado, el médico Bill Frist, que ayer se encontraba en Sri Lanka, que a su regreso a Washington se esforzara en abrir los ojos de sus colegas en el Congreso acerca de la brutal diferencia entre las tarifas aduaneras que pagan los productos textiles del antiguo Ceilán frente a lo que, por ejemplo, han de pagar los exportadores escandinavos para Las tribulaciones de Benazuz El diario marroquí Assabah publicó ayer una carta del historiador tetuaní Hakim Benazuz en la que pide al Rey de España que presente sus disculpas al Estado y pueblo marroquíes por las expulsiones de ciudadanos de este país del Andalus, llevadas a cabo por la Reina Isabel la Católica en los siglos XV y XVI. El historiador marroquí también exigió al Monarca español que se devuelvan las ciudades de Ceuta y Melilla a Marruecos, tras siglos de colonización Estas declaraciones se producen a sólo once días de la visita del Rey al país vecino. S. I.